Usted está aquí

La apropiación de las TIC en el nuevo rol del docente

El docente hoy debe ser un facilitador que conlleve a los estudiantes a constituirse en responsables de sus procesos de aprendizaje. 

Noviembre 23, 2017

Las tecnologías de la información y las comunicaciones han impactado todos los ámbitos de la vida social y el ámbito educativo no es la acepción,  pues se cuenta con una serie de herramientas  que bien utilizadas enriquecen la labor  del docente.

Sin embargo, cabe señalar que para que sea visible su contribución en el quehacer educativo, se requiere del docente, el desarrollo de habilidades y competencias tecnológicas que le permitan apropiarse de las bondades   que estas herramientas brindan al interior del  aula de clases. Labor que por supuesto, no es nada  fácil, pues  hay que  superar los temores iniciales que trae consigo el experimentar con algo nuevo, que posiblemente no alcance los resultados esperados.

El temor a superar el fracaso implica desprenderse de las rutinas y costumbres que se tienen arraigadas y se hacen visibles en la labor docente, y que  sin lugar a dudas genera confort y seguridad al realizar las tareas o actividades que por días, meses y años se tienen preparadas.

Se hace necesario entonces, reconocer que los proceso educativos hoy por hoy plantean la necesidad de un nuevo rol docente, donde más allá del rol tradicional de enseñante experto, el docente debe ser un facilitador, que conlleve a  los estudiantes a constituirse en responsables de sus proceso de aprendizajes, de sus decisiones, del manejo del tiempo  para el desarrollo de actividades; que los motive a aprender a aprender para su propio crecimiento y para ello, el docente como guía y orientador, debe combinar estrategias para crear condiciones necesarias para el crecimiento personal, con incidencia en el desarrollo integral de los individuos a los que acompaña u orienta y esto, más allá de la experiencia, formación y saberes, requiere ser conscientes de que el centro de la formación y el protagonista, es el estudiante. Sobre todo, en estos tiempos, donde las tecnologías adquieren relevancia en la atención e intereses de los estudiantes y de la sociedad en general.

Desde este orden de ideas, se plantea la necesidad de un docente  que más allá de conocer las posibilidades y requerimientos de la educación, también reconozca el entorno  educativo y comunicativo de los estudiantes, así como sus habilidades y características, además, “se requiere por parte del educador la adquisición de competencias digitales que aporten a un cambio en la forma como los estudiantes aprenden”, para que la función esencial contribuya a lograr aprendizaje interactivos significativos.

El nuevo rol docente debe estar influido por el cambio de una docencia centrada en la enseñanza hacia el aprendizaje, con la preocupación por coadyuvar a los estudiantes a  vincular ambientes y situaciones de aprendizaje con las tecnologías de la información y la comunicación, teniendo presente los nuevos contextos históricos.

Es ahí donde el docente como diseñador y creador de contenidos  requiere de competencias en tecnologías digitales para que el trabajo dentro y fuera del aula incida a su vez en el rol del estudiante como creador.

Estrategias como Pixton, Kizoa, infografía, pueden incidir favorablemente en este propósito. Ahora bien, con el propósito de que los estudiantes den a conocer sus opiniones y reflexiones, la participación a través de las redes para conectar los aprendizajes puede ser altamente significativo, desde la organización y orientación docente.

Para el nuevo rol docente con apropiación de las TIC, aceptar  el cambio y adaptarse a él, no es nada fácil, pero la buena noticia es que tampoco es imposible, solo hay que disponerse a asumir el reto, a fin de desaprender lo que no nos edifica y aprender lo que verdaderamente nos ayudara a mejorar nuestra práctica docente.

En este sentido se considera entonces, que los MOOC, pueden contribuir en el desarrollo de la labor docente en la medida que permiten fortalecer los saberes y conocimientos. Así mismo, pueden aportar al desarrollo de  las clases, asignándole a los estudiantes, la realización de cursos como actividades fuera del aula de clases, permitiéndoles obtener las bases teóricas y los conceptos claves para de una manera diferente desarrollar un pensamiento crítico, analítico y creativo; además de que estos cursos, les permite de manera gratuita y asincrónica desarrollar diferentes temáticas de acuerdo al ritmo de aprendizaje de cada uno.

Es  de esta manera, que el conocimiento y manejo de Tecnologías de la Información y la Comunicación, inciden en el desarrollo de procesos educativos más interactivos e innovadores en el nuevo rol docente.

Bibliografia:

Edutrends: Mentoring, Observatorio de innovación educativa. Tecnológico de Monterrey 2017. Disponible en: observatorio.itesm.mx/edu-trends-mentoring/

Miranda Teresa. Aprendizaje híbrido: el verdadero reto del siglo XXI. 2017. Disponible en: compartirpalabramaestra.org/blog/aprendizaje-hibrido-el-verdadero-reto-del-siglo-xxi

MOOC: Coursera. Acceso en: www.coursera.org/learn/aprendiendo-a-aprender.

Romero Selene. Hibridación en la formación permanente del docente hacia la construcción de aprendizajes interactivos. 2017. Disponible en: compartirpalabramaestra.org/blog/hibridacion-en-la-formacion-permanente-del-docente-hacia-la-construccion-de-aprendizajes

Escrito por
Maestrantes de Pedagogía de las TIC de la Universidad de La Guajira.
Promedio: 4.5 (2 votos)
Estadísticas: .
Gustavo González Palencia
Gran Maestro Premio Compartir 2008
ogré incentivar en niños y jóvenes el gusto por la música y la ejecución de instrumentos musicales.