Usted está aquí

La necesidad de la lúdica y la creatividad

La lúdica surge como una fuerza integradora que podría situarnos globalmente en nuestra aproximación al saber. 

Agosto 25, 2019

Una recesión económica que cíclicamente nos crea angustias sociales, una crisis pedagógica que se prolonga, una civilización donde el intercambio de productos de consumo fue acelerando transformaciones en las formas de relacionarnos, creando nuevos modelos de vida. Todo ello repercute en la mentalidad del docente, agente de la enseñanza y de la educación.

Si antes la imagen de permanencia de valores y principios pedagógicos era la norma, ahora la incertidumbre y el desconsuelo por las dificultades de los aprendizajes, es lo frecuente. Sin embargo, estos fenómenos de la sociedad no nos llegan a todos por igual, hay quienes son desplazados y otros que mejoran su estatus. Se hace necesario replantearnos si estamos educando para una equidad o si estamos sumándonos a los embates económicos.

Un docente, asumiendo utopías, pensaba que la educación era el principio fundamental; sin embargo, ahora parecería que adaptarse a lo que impone el marketing es lo habitual. La dependencia al objeto se impone en medio de tan infatigable esfuerzo para que lo educativo sea reconocido. La lúdica y la creatividad como principios pedagógicos, la expresión corporal como resonancia de su propia existencia, son vectores innovadores que se debaten frente al tradicionalismo cognoscitivo. 

Así parecería que estamos en una época de apasionada búsqueda de la totalidad, inclusive procurando una visión global del individuo en su contexto, pero en estas aproximaciones estamos fragmentados, se nos desdibuja la conciencia de unicidad.

Podría ser una problemática del abordaje, dado que las estructuras mentales están habituadas a métodos analíticos, como la subdivisión de contenidos del saber por objetivos, o cuando se “reparte” al ser humano en sensorial, afectivo, cognitivo; o aun cuando se clasifica al proceso operativo del sujeto en estadios de comprensión, diferenciados según un esquema racional del investigador que observa los comportamientos del niño.

También podría ser que estamos en los albores de un nuevo paradigma educativo, la respuesta válida la sabremos con el tiempo, dependerá de muchos; es decir, de cómo cada uno se posicionará en esta búsqueda pedagógica. Necesitamos de la creatividad para delinear nuevos horizontes.

En medio de este panorama, la lúdica surge como una fuerza integradora que podría situarnos globalmente en nuestra aproximación al saber y podría ubicarnos holísticamente en nuestra conciencia del ser que existe. Es entonces, que en vías de la unicidad nos preguntamos sobre la relación cuerpo, juegos, sujeto; es en esa expectativa de integración social que nos preguntamos sobre el lugar que ocupa el cuerpo visto en su conciencia, en su tiempo vincular y en su tiempo contextual.

Lea el contenido original en la página web de la Editorial Magisterio.

 


Imagen de Joseph Samson en Pixabay

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Investigador y escritor de 26 libros alrededor de la Lúdica, la Neuropedagogía y el Neuromarketing.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Luis Fernando Burgos
Gran Maestro Premio Compartir 2001
Revivo los mitos y leyendas para invitar a los duendes a guiar procesos de investigación.