Usted está aquí

La retroalimentación: Motor de transformación académica

Cuando hablamos de retroalimentación nos referimos a un ejercicio donde se expresan opiniones, juicios fundados sobre el proceso de aprendizaje, con los aciertos y errores, fortalezas y debilidades de los estudiantes.

Julio 3, 2015

Más allá de una calificación, lo realmente importante es lograr que el estudiante  entienda el por qué y el para qué de las cosas y las múltiples posibilidades que tiene de aplicar ese nuevo conocimiento en la vida.

La retroalimentación es la herramienta que permite al docente y el estudiante abordar acciones estratégicas que atañen al ajuste participativo de procesos, circunscribiéndose a las áreas académicas y administrativas, siendo el insumo de la construcción y reconstrucción continua de los procesos de enseñanza-aprendizaje, favoreciendo estrategias innovadoras y reflexivas.

Los resultados que arroja la retroalimentación, cuando se implementa con objetividad y enfocada a la búsqueda de beneficios a largo plazo, son:

  1. La transformación de debilidades en fortalezas y de las amenazas en oportunidades.
  2. La innovación y el cambio.
  3. La recontextualización de la práctica pedagógica del docente, así como el método de estudio y los intereses del estudiante.
  4. La definición de nuevos horizontes que amplían la visión institucional en la realización de proyectos fuertes de aula.

Es por esto que es fundamental en nuestros colegios que se generen espacios de retroalimentación, donde el proceso de la intervención del docente sea el eje esencial, ese que representa el dinamismo del funcionamiento del sistema de formación. Dependiendo de la manera como se interactúe con el estudiante, y la forma como se aborde el tratamiento de errores y dificultades, se provocará, se involucrará y reflexionará sobre sus propuestas llegando a descubrir y construir propias estrategias o caminos de solución.

“¿Qué procesos de los distintos sistemas educativos conocen que enseñen a utilizar los resultados obtenidos en los procesos de evaluación establecidos para mejorar lo pedagógico?

La retroalimentación tiene un impacto mucho mayor del que usualmente somos conscientes. Y aquí es claro que la forma es tan importante como el contenido. El mismo contenido puede generar motivación o desmotivación dependiendo de cómo lo digamos.

Si queremos mejorar la educación, ¿por qué no empezar por alimentar, realimentar y retroalimentar a quienes diariamente tienen la misión de provocar el aprendizaje?

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Bloguero invitado
Promedio: 1 (1 voto)
Estadísticas: .
Luis Fernando Burgos
Gran Maestro Premio Compartir 2001
Revivo los mitos y leyendas para invitar a los duendes a guiar procesos de investigación.