Usted está aquí

La trascendencia de una anagnórisis pedagógica

En la formación del profesorado, la práctica es una forma de aprendizaje y a través de esta se invita a interactuar en situaciones reales para reflexionar.

Junio 25, 2021

El ámbito educativo ha tenido siempre un rol de vital importancia en la historia de nuestro país y de la humanidad misma. No es un secreto que hemos pasado por constantes reformas en los últimos siglos, las cuales han buscado otorgar cada vez una mejor enseñanza y por tanto mejorar el sistema educativo colombiano. 

Sin embargo, por más lineamientos y guías que se quieran establecer, cada institución educativa es un mundo, con rasgos que la identifican y con factores sociales internos y externos que moldean sus propias necesidades. Por esto, es importante siempre problematizar lo que comúnmente es naturalizado ya que la educación nunca será efectiva si esta no es repensada y contextualizada a los nuevos paradigmas que surgen con la evolución del pensamiento humano.

Esta última idea trae consigo varios factores que dificultan el proceso de adaptación dentro de las instituciones educativas, como, por ejemplo, cuando los docentes se ven encadenados a las directrices de las instituciones para las que laboran, esto los cohíbe de la experimentación pedagógica y por ende, apacigua su creatividad.

Esto es perjudicial en todo sentido, pues no solo impiden que el docente actúe frente a las verdaderas necesidades que detecta en sus estudiantes, sino que ellos mismos se ven afectados por estas imposiciones. Hay una anti-lógica que puede ser evidenciada en la reflexión sobre aquel que cohíbe al docente de generar y desarrollar nuevas ideas no es realmente un docente sino un profesional en otros campos que se ciñe de acuerdo a intereses que se desconectan de las verdaderas necesidades educativas.

De esta manera, la educación se centra en desarrollar contenidos con metodologías tradicionales que cortan cualquier posibilidad de generar nuevas experiencias desde otros espacios para desarrollar nuevas maneras de enseñar y aprender.

Esto nos lleva a reflexionar que la educación no está pensada desde las necesidades de educadores y estudiantes, sino que está pensada desde un sistema administrativo que sigue un modelo y un orden de qué se debe enseñar y cómo se debe enseñar, así pues, se verticaliza el conocimiento y por ende el desarrollo humano de docentes y estudiantes.

A la luz de la idea anterior, nos gustaría mencionar el caso de la profesora Dilia Mejía, docente de la Institución Educativa Normal Superior Montes de María. Lo que esta docente hizo, en un valiente acto de cuestionar su propia práctica pedagógica, es a lo que Gimeno (2013) llama didáctica crítica.

Este tipo de didáctica se forja encima de las necesidades sociales de su población y se articula con el currículo. Como resultado de esta anagnórisis, la docente creó la “didáctica viva”, un conjunto de estrategias y métodos de enseñanza que, en su ansia de alentar y motivar a sus alumnos, fue diseñada específicamente para ellos.

Esta didáctica viva incentiva al estudiante a pensar, a la solución de problemas a través de la reflexión, al diálogo y, como consecuencia directa, al aprendizaje. La profesora Dilia juega un papel importante durante estos encuentros pedagógicos, como ella los llama, pues a pesar de solo ser un moderador en el transcurso del mismo, debe estar presente en ciertos momentos para dialogar con los estudiantes y esclarecer para qué y por qué se aprendieron los contenidos que ella propuso.

Para finalizar, según Piaget, el contexto se considera una técnica de enseñanza que se relaciona con el aprendizaje por descubrimiento. Los estudiantes aprenden a través del proceso de madurez individual, a través de sus propias acciones e interacción con la realidad.

Desde esta perspectiva, todo aprendizaje es el descubrimiento de conocimientos personales. Es en el contexto cercano donde el alumno se pone en contacto directo con la realidad para encontrarse con la posibilidad de "descubrirla".

De acuerdo con lo anterior, en la formación del profesorado, la práctica es una forma de aprendizaje. Es a través de esta que se invita a interactuar en situaciones reales para reflexionar, con el objetivo de pensar la práctica en diversas situaciones, a fin de ocupar un puesto importante en el liderazgo académico.

Referencias:

 


Imagen freepik.es

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Estudiantes Licenciatura en Lenguas de la Universidad de La Salle en Bogotá, Colombia.
No hay votos aun
Estadísticas: .
María Del Rosario Cubides Reyes
Gran Maestra Premio Compartir 2006
Desarrollé una fórmula química que permitió a los alumnos combinar los elementos claves para fundir la ciencia con su vida cotidiana sin confundir los enlaces para su futuro.