Usted está aquí

Los sueños entre olas que nacen en los clubes de surf del Chocó

Se iniciaron actividades con 7 niños del corregimiento. Al mes había 19 y ahora son 89 los chicos que promueven el cuidado del medio ambiente y hacen del surf un deporte de élite.

Enero 30, 2020

En Arusí, un pequeño corregimiento de NuquÍ (Chocó), hace cuatro años surgió el Club de Surf ArusiSurf, de la mano del señor Alfredo Rivera, un “llegado” como dicen los nativos; pero convencido de la labor social. Si bien es cierto, el surf en Colombia no es tan conocido, está claro que cada vez hay más escuelas y adeptos a él.

El surf en Colombia no es considerado como un deporte élite; pero en el caso particular de Arusí, hace cuatro años así se convirtió en uno. Sin embargo, como todo en Chocó, se logró con las uñas y el apoyo desinteresado de muchos foráneos y nativos, especialmente de Néstor Tello (surfista casi que autodidacta que aprendió a surfear con la tabla de su cama), convertido hoy en uno de los grandes representantes colombianos de este deporte en el exterior.

Tello, como lo llaman todos, ha sido la pieza clave en todas las escuelas de Surf del Golfo de Tribugá, así nos contó el señor Alfredo Rivera: “Vea, yo llegué hace 30 años al Golfo de Tribugá, la comunidad que me impactó fue Arusí, por su gente atenta, alegre y respetuosa. Una selva espectacular y un mar que encanta. Un paraíso.”

“Yo creé el club de surf de Arusí hace 4 años, con el apoyo de Néstor Tello, quien después de insistirle mucho por su apoyo, un día llegó con 3 tablas y se iniciaron actividades con siete niños del corregimiento. Al mes, había 19 y en la actualidad somos 89. La cosa comenzó como simple recreación, pero con el tiempo vimos potencial y se decidió fortalecer el trabajo deportivo y comunitario”.

Al comprobar el  arduo accionar de la Liga de Surf de NuquÍ, el periódico El Campesino decidió seguir investigando, no solo con el señor Rivera, sino con los demás clubes involucrados en este mágico deporte, y realmente nos dimos cuenta que no solamente se trata de coger una tabla y tirase a la aventura de las olas; es más, es una labor social dentro de la misma comunidad, es formación de líderes, es transformación cultural, es educación, es folclor, es pasión, es sangre negra emprendedora y fina desde NuquÍ para Colombia.

Club de Surf de Asurí, entre deporte y medioambiente

De esta manera encontramos cosas maravillosas, el Club de Surf de Arusí tiene toda una estructura de limpieza de playas y una empresa de reciclaje digna de mostrar a toda Colombia, donde se fortalecen valores como: el respeto, la solidaridad, la participación, la equidad, la tolerancia, la justicia entre muchos otros, promoviendo el cuidado del medio ambiente a través del trabajo en equipo y el liderazgo.

Los Jaguares: peces voladores sobre las olas

Y ni hablar del club más joven del Golfo de Tribugá que, aunque su nombre es de tierra, “Los Jaguares” ya parecen peces voladores sobre las olas. De la mano de Pablo Montoya, su creador e instructor, el fin de semana pasado llenaron de color al corregimiento de Jurubidá, dando una muestra de que el deporte no es más que el medio para hacer patria, cultura y educación detrás de una gran pasión.

Contenido publicado originalmente en la página de el campesino.co, aliado de Palabra Maestra.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Acción Cultural Popular - ACPO
No hay votos aun
Estadísticas: .
Fabián Moisés Padilla De la Cerda
Gran Maestro Premio Compartir 2016
Logré que el aprendizaje del inglés se convirtiera en una alternativa para la construcción de un proyecto de vida y el mejor aprovechamiento del tiempo libre