Usted está aquí

Niños Prisioneros

 No más cárceles llamadas "colegios".

Diciembre 17, 2017

En el mundo son pocos los aspectos que se transforman de manera tan rápida como lo hacen el conocimiento y la información. De allí, que las instituciones educativas deban estar en una actualización constante.  En nuestro país, -Colombia-, infortunadamente, aún predominan los esquemas tradicionales, tanto a nivel académico como a nivel de ambientes de aprendizajes.

Esta transformación vertiginosa del conocimiento y la información ha hecho más evidente la decadencia del modelo educativo tradicional y hace más urgente una renovación de la educación en todos los niveles.

Uno de los sectores más atrasados de la educación en Colombia es el de ambientes de aprendizaje, el cual está relacionado con la idoneidad de los espacios para el estudio y aprendizaje.

Expertos en la materia han llegado a la conclusión que no solamente es actualizar el conocimiento, es llegar a una renovación de espacios y mobiliarios que permitan un mejor aprovechamiento de los estudiantes cubriendo sus necesidades en el aprendizaje y la vez los docentes deben adaptarse a estas nuevas formas, ya que de nada servirían nuevos colegios si el recurso humano no acepta y se acomoda a estos renovados esquemas de enseñanza.

Aún en nuestros días, tenemos colegios donde el modelo predominante en cuanto a manejo del espacio, es el de filas, con clases a puerta cerrada, excesivos controles y una campana que anuncia el inicio y final de una clase, esto es un serio problema;  ya que este tipo de infraestructura imita una típica organización rígida, y si queremos una infraestructura que apoye los diversos modelos de forma simultánea y secuencial, la infraestructura tradicional hace más difícil llegar a lo que queremos actualmente lograr en la educación.

Los espacios son tan importantes en la educación como el contenido, uso de tecnología y recurso humano mismo.  Estudios dicen que el aprendizaje en aulas iluminadas naturalmente y con espacio para que los estudiantes tengan libre movimiento puede llegar a ser un 20% más efectivo que en aulas limitadas de espacio y sin luz natural.

Este diseño de colegios, alternativo y renovado, hace que las escuelas exploren las inteligencias múltiples, además de inculcar el trabajo colaborativo en los estudiantes y hacerlos más activos en clase y en su proceso de aprendizaje. Recordemos que, si el cerebro no se mueve, se apaga y no aprende. Por ello el movimiento y la actividad es vital para todo, y los colegios deben garantizarlo.

Por último, el reto más importante ahora, es cambiar el modelo actual, lo cual tomará años y requerirá de un buen liderazgo y la participación de toda la comunidad educativa para redefinirlo y mejorarlo, o transformarlo.

El colegio es el espacio donde nuestros niños pasan el mayor tiempo del día y de su infancia, si no hacemos algo pronto, estaremos creando lo mismo de siempre, y seguiremos en las mismas. Debemos cambiar nuestros colegios, debemos renovar la educación, debemos transformarnos nosotros.

Escrito por
Asesora académica con amplia experiencia en la coordinación en el área de bilingüismo, dirección de proyectos educativos y diseño curricular.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Fabián Moisés Padilla De la Cerda
Gran Maestro Premio Compartir 2016
Logré que el aprendizaje del inglés se convirtiera en una alternativa para la construcción de un proyecto de vida y el mejor aprovechamiento del tiempo libre