Usted está aquí

¡Otra escuela es posible!

El lema de una escuela que tiene a parte de su cuerpo docente repensando su quehacer en el aula.

Abril 12, 2017

*Este escrito es producto del taller de sistematización de experiencias realizado por Compartir Palabra Maestra en la Universidad de Cartagena el sábado 4 de marzo de 2017.

Haber sido seleccionada como una de diez docentes de mi escuela, la Institución Educativa Nuevo Bosque de Cartagena para participar en el Programa de Becas para la Excelencia Docente del Ministerio de Educación Nacional, pasó de ser una oportunidad de beneficio personal que mejoraría mi factor salarial, a ser la plataforma de un reto individual y grupal de asumir un compromiso social con la comunidad educativa.

Y es que, en el proceso de formación de Maestría en Educación orientado por la Universidad de Cartagena, cada sesión y cada tutor ha causado en nosotros  un efecto de deconstrucción que nos ha obligado a realizar una evaluación crítica de la manera cómo veníamos haciendo las cosas al interior de las aulas, con lo cual se ha dejado en evidencia la forma facilista como llevábamos la practica pedagógica, dirigida de manera mecánica al cumplimiento de fechas, desarrollo de contenidos temáticos y publicación de números que calificaban a los estudiantes, y aunque esto nos daba la tranquilidad de lograr lo solicitado, nos dejaba al final con la sensación de que el verdadero proceso de aprendizaje enseñanza no tenía tanta importancia.

Ahora, puedo afirmar que nuestro grupo de trabajo ha sufrido una gran transformación, una que nos deja vislumbrar que sin lugar a dudas, como dice el lema de nuestra escuela, “Otra escuela es posible!” una donde los docentes asumimos nuestro rol como guías motivadores que planeamos, no con la intensión de un contenido temático, sino con el propósito de potenciar una habilidad, que preparamos actividades dinamizadoras que atiendan necesidades especificas de los estudiantes, aquella donde las discusiones que se tejen entre nosotros los docentes es alrededor de teorías de aprendizaje, niveles de lectura, estrategias aplicadas, inteligencias múltiples y que tenemos claro que cada jornada en el aula encontramos pequeños llenos de expectativas e intereses diversos y reconocemos que es nuestro deber aprovechar al máximo lo que estos niños traen para edificar su futuro como seres sociales de bien.

Hoy, el día a día en el aula se ha hecho mucho más complejo, porque la perspectiva del proceso educativo ha cambiado de manera evidente en todos los involucrados, la improvisación ya no es una alternativa, hoy es necesario planear diversas estrategias, aplicarlas y evaluarlas, la autoreflexión es constante y cada espacio es visto como una oportunidad que debe ser aprovechada.

El compromiso y la disposición de los niños a la hora de iniciar una actividad y la actitud de los padres, no todos, que han comprendido que no se trata de llenar cuadernos sino de lograr procesos cognitivos son muestra de que el proceso de cambio ha iniciado; el camino es largo pero la meta ya está trazada, hacer que la otra escuela sea posible y estoy segura de que este grupo de docentes maestrantes no desfalleceremos hasta lograrlo.

 

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Docente de Aula de la Secretaria de Educación Distrital de Cartagena
Promedio: 5 (2 votos)
Estadísticas: .
Fabián Moisés Padilla De la Cerda
Gran Maestro Premio Compartir 2016
Logré que el aprendizaje del inglés se convirtiera en una alternativa para la construcción de un proyecto de vida y el mejor aprovechamiento del tiempo libre