Usted está aquí

Pensamientos de maestro

Las clases a distancia han sido duras y cada obstáculo causa estrés y ansiedad, sin embargo hay una combinación de acciones que harán que todo esté mucho mejor en estos tiempos de pandemia.

Noviembre 29, 2020

Estoy enseñando cara a cara con estudiantes que se están uniendo a distancia. Es una situación de alta ansiedad. No por el miedo de contraer Covid-19 sino por no ser el mejor maestro que puede ser en estas circunstancias, Siempre me he enorgullecido de poner mi mejor esfuerzo en cualquier problema de la escuela y no dejar que las cosas se interpongan en mi camino de proporcionar las mejores experiencias educativas posibles para los estudiantes, pero hay veces que fracasaré y todavía, después de 15 años, sigo dejando que saque lo mejor de mí. Tratar de convertir una clase a una clase de distancia ha sido duro y cada obstáculo me ha causado estrés y ansiedad. Estoy mejor que hace 3 semanas y creo que es una combinación de cosas que lo hizo posible.

1. Apoyo de la administración y el personal

No puedo enfatizar lo importante que puede ser un equipo administrativo y de apoyo para ayudar a los maestros a sobrellevar la ansiedad. No creo que estaría enseñando en otro ambiente si no fuera por su trabajo duro, su actitud y su empatía. A medida que las cosas se ponían difíciles, estaban allí para ofrecer apoyo y, a veces, para resolver problemas. Como maestros, no podemos dejar que nos las arreglemos solos. Tengo amigos que están lidiando con serios vacíos en su liderazgo y está causando más problemas de los que se pueden compartir. Mi corazón se rompe por ellos.

2. Alejarse

Tomar el descanso de los medios sociales es importante y se lo recomiendo a todos. Fue difícil no conectar con los amigos y hacerles saber lo que está pasando en mi mundo, pero tenía que ir de golpe si quería alejarme de verdad. Más que nada, esos minutos que guardé se usaron para técnicas de autocuidado que compartiré dentro de poco. Esos minutos se suman y trataré de mantener los minutos que añada al mínimo.

3. Meditación

Utilizo la aplicación Calm app para ayudarme a calmar el ruido en mi cabeza. Lo hago casi todas las noches y no podría ser más feliz. Tomarse el tiempo para vaciar mi cráneo de las tonterías del día y concentrarse en la respiración y el bienestar hace la diferencia. Durante algunos de mis momentos más estresantes impulsados por la ansiedad, la meditación me ayudó a superarlo.

4. Terapia

Puede que no sea para todos, pero es para mí. Si las personas se sienten cómodas, necesitan compartir más a menudo que la terapia es parte de su vida. Todavía hay un estigma ahí fuera sobre la gente que va a la terapia. Es una pena. La terapia es una gran manera de hablar de los problemas con un tercero neutral. Tengo suerte de tener un seguro médico que cubre las visitas a la terapia.

5.  Distracción

Encontrar algo que te distraiga del ruido puede ser útil. Solía correr, pero mis rodillas y mi espalda empiezan a no estar de acuerdo con esa forma de distracción. Juego con bastante regularidad por la noche. Disparar a los ghouls puede ayudar a calmar los nervios. Yo también escucho podcasts. Bienvenido a Nightvale es increíble y también me encanta Fake Doctors, Real Friends que es un podcast de Zach Braff y Donald Faison. Scrubs es uno de mis programas favoritos de todos los tiempos y esos dos están reviendo la serie durante el cierre y compartiendo sus recuerdos. Si te gusta Scrubs, te encantará este podcast.

El mundo no va a ser más fácil en el próximo mes. En noviembre, cerca de la mitad del país va a estar muy enojado y los maestros estarán en la primera línea de nuevo para apoyar a los estudiantes que lo necesitan. Puede que necesite añadir más cosas para ayudarme a sobrellevar la situación, pero sé que puedo hacerlo.

Para aquellos de ustedes que están leyendo y que no tratan con problemas de salud mental, pero tienen amigos que sí lo hacen, aquí hay un par de cosas que pueden hacer:

1. Escuchar

Solo prestar atención. No resolver problemas, solo escucharlos.

2. No los aísles, aunque lo quieran

Van a alejarte, ignorar tus mensajes, y tratar de hacerte fantasma tanto como puedan. Sé persistente, pero no molesto. El registro cada pocos días les permite saber que aún estás pensando en ellos y que estás ahí. Sé que es más trabajo, pero tus amigos necesitan ayuda extra ahora mismo.

3. Quiérelos

Hazles saber cuánto los amas y lo importantes que son para ti. Si puedes, dales un gran abrazo. El hecho de que tengamos una estricta política de no tocar en este país para mantener a todos a salvo se está haciendo muy difícil para los que tratan con problemas de salud mental que necesitan abrazos. Parece una tontería, pero hay muchos estudios que muestran lo importante que pueden ser los abrazos para el cuerpo. Si es seguro y estás en las burbujas, sólo dándoles un abrazo o sosteniéndose puede ayudar mucho.

Espero que todos ustedes se tomen unos momentos para conectarse con sus seres queridos, hacerles saber que los aman, y compartir esto con cualquiera que crean que necesita ayuda.

Los quiero y los echo mucho de menos.

Abrazos y choca esos cinco,

Contenido publicado originalmente en la página The Nerdy Teacher bajo licencia Creative Commons.

Traducido por: Laura Nohemi Miranda Echeverri

 


Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Educador galardonado y autor de mayor venta que ha viajado por el mundo promoviendo las mejores prácticas en educación.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Diego Fernando Barragán Giraldo
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Invitó a sus estudiantes a armar pieza por pieza un rompecabezas mental cuya imagen final dejaba ver la realidad del país.