Usted está aquí

Recetario para no querer asistir a la escuela en Colombia

La educación como un plato de comida debe servirse y sazonarse de la mejor manera para poder ser disfrutado o rechazado. ¡Buen provecho!

Junio 27, 2020

¿Cómo puede pedirle el gobierno a los niños y niñas que estudien felices y sean el futuro de Colombia, si demuestran gran desinterés por el celo y cuidado de las escuelas? ¿Cómo puede una profesora o un profesor que no prepara clase exigir compromiso y amor por la educación a los niños y niñas que tiene a su cargo?

La educación pública se encuentra agonizando desde hace décadas, los maestros y maestras culpan al estado, el Estado culpa a los maestros y maestras, y los padres de familia se hacen los de la vista gorda, como si el tema no fuera con ellos.

Cada vez es más notorio que la lucha no es educativa sino política, la crisis educativa es social, es una realidad socioeconómica y es ahí donde se abre la brecha entre ricos y pobres, instituciones públicas y privadas; los primeros cuentan con un musculo financiero, le ofrecen oportunidades a estudiantes y docentes de acceder a educación de calidad con todas las comodidades y recursos necesarios para generar un ambiente de construcción de saber optimo, actualizado y transformador; los segundos dependen del presupuesto que el estado destina para su funcionamiento, un recurso que los administradores de la educación tienen que hacer rendir, disminuyendo las posibilidades para que estudiantes y docentes puedan realizar investigación, capacitación e internacionalización. Es decir la balanza se inclina a favor de unos pocos. 

Por otra parte, un tema de suma relevancia es asumir responsabilidades concretas en la “cuestión docente” comprendiendo las problemáticas educativas de la época, del contexto y la coyuntura, siendo agentes de cambio y generando aportes significativos y claros sin confundir la educación con la información.

Es importante que los docentes resignifiquemos nuestra labor, nos despojemos del conformismo, el ego y adoptemos una actitud política y pedagógica que contraste con las realidades abrumadoras  que viven las instituciones públicas de nuestro país, debemos romper con el inmovilismo que envuelve a la mayoría de colegas, es necesario construir una pedagogía de la relación; debemos movernos, andar, vincularnos, sensibilizarnos, aperturarnos al cambio, a la diferencia, porque es ahí en esa radicalidad que podremos generar transformaciones en la vida de nuestros estudiantes, estudiantes que llegan a clase más por obligación que por convicción y amor, estudiantes olvidados por el gobierno, olvidados por los padres y madres, estudiantes  que caminan por horas para llegar a la escuela, estudiantes que asisten a clase sin comer, estudiantes que corren peligro, pero aun así juegan, saltan y ríen en el camino.

¡El caso es de vida o muerte!

Ingredientes para no querer asistir a la escuela 

  • Instituciones educativas alejadas del lugar de residencia de los niños y niñas
  • Centros educativos en deterioro
  • Hacinamiento en las aulas de clase
  • Alimentación escolar inhumana
  • Ausencia de espacios para la lúdica y el deporte
  • Ausencia de material didáctico para el desarrollo de las clases
  • Proyecto educativo institucional distante de las realidades sociales de la comunidad
  • Docentes y directivos docentes autoritarios e inmóviles 
  • Prácticas de aula inapropiadas
  • Desinterés y ausencia de comunicación por parte de los padres y madres de familia en el proceso educativo de sus niños y niñas

Preparación

Paso 1

Rellenar los espacios deteriorados del colegio con arreglos temporales, hacer rendir el lugar dividiendo un salón grande en tres, recortar el espacio del juego y la danza instalando ahí oficinas para la secretarias, cocer y sellar las grietas del techo sin ofrecer soluciones efectivas pero dando el sazón de que se hizo algo. El paso a seguir es en un recipiente pequeño introducir todos los estudiantes. 

Con más hacinamiento, menos rendimiento.

Paso 2

Cortar en pequeños trozos el presupuesto para educación e investigación aumentando así la desigualdad educativa y abriendo una brecha gigante entre ricos y pobres, desigualdad que hace que los estudiantes formados en la educación pública carezcan de transportes, material didáctico y espacios dignos para generar un mejor proceso de construcción de aprendizaje.  Después de esto, Gratinar los contratos del restaurante escolar, dividirlos y cubrir el déficit de la coima, desmejorando la calidad de la comida de los niños y niñas colombianos.

Paso 3

Realizar moldes iguales de proyectos educativos extranjeros instalándolos en el país sin tener en cuenta las necesidades ambientales, políticas, sociales y pedagógicas del contexto colombiano. Con esta técnica congelamos la disposición de transformación y creatividad pedagógica de docentes y directivos docentes, generando así un desinterés por parte de los maestros para investigar y realizar proyectos. 

Es más fácil trabajar con cartilla.

Paso 4

Sazonar maestros con 5 cucharadas de inmovilidad, 2 vasos llenos de un discurso incomprensible, si no tiene este ingrediente puede utilizar medio vaso de discurso simplista, dejarlo cocinando por 4 periodos.

Mientras esperamos, podemos discutir o llamar al orden durante toda la mañana.

Paso 5

Congelar durante mucho tiempo la relación con los niños y niñas, generando gran incomunicación durante largos periodos, luego sacar del congelador e intentar esculpir el hielo, si no le es posible hacerlo de manera suave y concertada, golpear el hielo con fuerza hasta que tome la forma que se espera.  

Si no se pudo por las buenas, toco por las malas.

Sírvase este plato con la criminalización de parte del estado y algunos padres y madres de familia a las movilizaciones del magisterio, las dificultades para acceder al ascenso de los maestros y maestras colombianos, los salarios miserables y la desmotivación docente por el poco valor que la sociedad le brinda. 

Referentes bibliográficos

  • Freire Pablo. (1997). El grito manso. Brasil: siglo XXI  Editores Argentinos.
  • Trigo. E. (2006). Juego y ludismo. Congreso Internacional de Actividades Físicas Cooperativas. Oleiros-A Coruña, 2 -3.

 


Imagen www.pxfuel.com

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Docente. Universidad de la Amazonia, programa licenciatura en Educación Física, Deportes y Recreación.
Promedio: 5 (8 votos)
Estadísticas: .
Rubén Darío Cárdenas
Gran Rector Premio Compartir 2016
Concibo al maestro como la encarnación del modelo de ser humano de una sociedad mejor. Él encarna todos los valores que quisiera ver reflejados en una mejor sociedad.