Usted está aquí

Redes y comunidades virtuales de aprendizaje en la educación del Siglo XXI

Incursionar la web 2.0 en la práctica docente promueve el desarrollo de habilidades comunicativas, colaborativas y socio críticas. 

Noviembre 20, 2017

Frente a los retos que tiene la educación de evolucionar conforme a los avances en TIC del siglo XXI, con la web 2.0, donde los usuarios se convirtieron en constructores de contenidos, haciendo uso de herramientas colaborativas, multimedia, interactivas, etc, se vienen planteando diferentes estrategias metodologías, enfoques y didácticas que ofrezcan nuevas herramientas para potenciar el proceso de enseñanza y aprendizaje, teniendo en cuenta las habilidades, experiencias y particularidades de los actores del proceso.

Es así como nacen las comunidades de aprendizaje buscando propiciar espacios dialógicos que promuevan el trabajo en grupos interactivos, haciendo uso del bagaje cultural, para llegar al aprendizaje de forma colaborativa, como lo plantea Elboj, Carmen y otros (2003).

De acuerdo a lo planteado por Elboj, Carmen y otros (2003), podemos decir que las redes y comunidades virtuales de aprendizaje son espacios virtuales donde grupos de personas aprende en común, compartiendo sus experiencias, y desde su bagaje cultural, para llegar al aprendizaje colaborativo, a partir de los aportes que hace cada miembro del grupo desde sus habilidades y conocimientos específicos para crear conocimientos y contenidos que sirvan al aprendizaje de la misma comunidad o red. Para ello utilizan herramientas comunes del mismo entorno virtual donde está la comunidad o red.

Para reforzar el concepto de redes y comunidades de aprendizaje, utilizaremos una historieta (Comic).

De los muchos beneficios que pueden tener las redes y comunidades de aprendizaje en los procesos de enseñanza y aprendizaje mencionaremos algunos.

  • Desarrollo de habilidades colaborativas.
  • Desarrollo de habilidades comunicativas.
  • Potencialización de las habilidades propias de los miembros.
  • Participación activa de los miembros, en la construcción de conocimiento.
  • Mayor motivación y con ello reducción del ausentismo.

Actualmente existen miles de comunidades de aprendizaje que tratan distintas temáticas, pero compartiremos algunos portales educativos que tienen sus propias comunidades de aprendizaje que pueden servirles a docentes:

Para conocer más sobre estos portales consulte este link

En el proceso de construcción de una comunidad virtual de aprendizaje debemos tener en cuenta las principales características que plantea Molina (2005), las cuales son: la inversión en las personas, el ambiente enriquecedor, la construcción social del conocimiento, el aprendizaje compartido, las perspectivas múltiples, centradas en mejorar el aprendizaje del estudiante, el tamaño, y el reconocimiento de la diversidad.

Sumado a las comunidades de aprendizaje están las redes sociales, que aunque no hayan sido creadas con fines educativo y pedagógicos, la comunidades de aprendizaje se han apoyado de ellas para potenciar procesos de enseñanza y aprendizaje, es por ello que hoy encontramos grupos académicos en Facebook y otras redes sociales, donde sus miembros interactúan, comparten contenidos de interés y aprende a partir de lo que sus miembros comparten.

Es así que se plantean las redes de aprendizaje como entornos donde se aprende online y en los cuales los participantes desarrollar habilidades y competencias comunicativas colaborando y compartiendo información, como lo sugieren Sloep y otros (2011). Del mismo modo plantean que las redes de aprendizaje están diseñadas para tratar de enriquecer la experiencia de aprendizaje en los contextos de educación formal y no formal.

Teniendo claro el potencial que tienen las redes y comunidades de aprendizaje en los procesos de enseñanza y aprendizaje tanto de educadores como educandos, considero que es un reto el poder crear redes y comunidades virtuales que sean transversales a los procesos pedagógicos del aula presencial, con fines de cooperación y autoformación.

En la actual sociedad del conocimiento, se ha demostrado que el aprendizaje no se da únicamente en forma vertical, sino también en forma horizontal, como en los procesos comunicativos, y  gracias a las múltiples herramientas que nos ofrecen las TIC y la Web 2.0 podemos lograr que las redes y comunidades de aprendizaje incursionen en la práctica docente para desarrollar y potenciar competencias comunicativas, colaborativas y socio críticas, desde el aprendizaje horizontal en nuestros estudiantes y desde el nuestro propio.

Referencias bibliográficas

Elboj, C; Oliver, Esther. (2003) Las comunidades de aprendizaje:  Un modelo de educación dialógica en la sociedad del conocimiento. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, vol. 17, núm. 3,  pp. 91-103

Molina, E. (2005) Creación y desarrollo de comunidades de aprendizaje: Hacia la mejora educativa. Revista de Educación, Universidad de Granada, núm. 337, pp. 235-250.

Sloep, P; Berlanga, A. (2011) Redes de aprendizaje, aprendizaje en red, revista Comunicar, nº 37, v. XIX, pp 55-64.

Escrito por
Docente de secundaria y maestrante de pedagogía de las TIC de la Universidad de La Guajira.
Promedio: 3.8 (4 votos)
Estadísticas: .
Diego Fernando Barragán Giraldo
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Invitó a sus estudiantes a armar pieza por pieza un rompecabezas mental cuya imagen final dejaba ver la realidad del país.