Usted está aquí

Sin calificaciones y el mundo no se acabó

Noviembre 2, 2019

Comencé una nueva clase en secundaria este año. Es una clase de diseño e innovación que se supone ayuda a los estudiantes a explorar la solución de problemas y la capacidad de pensamiento crítico. Una de las cosas que quería explorar realmente era una clase libre de calificaciones. Estaba nervioso por cómo se vería esto porque nunca he hecho algo así antes y estaba asustado por cómo los estudiantes y los padres reaccionarían, pero me sorprendió descubrir que el mundo no se acabó.

Hemos completado dos proyectos en la clase y estamos comenzando el tercero. La principal razón por la que quería evitar las calificaciones era porque estas pueden ser un obstáculo para los estudiantes que tienen miedo de probar algo nuevo o arriesgado porque puede afectar su calificación. A pesar de que les aseguré a los niños que no habría calificaciones, algunos aún estaban muy indecisos para “ir a por ello” en el primer proyecto. Usar pensamiento de diseño (Design Thinking) para crear un hogar en Minecraft fue algo que esperaba que facilitaría a los estudiantes el proceso de diseñar y construir con una sensación de libertad. Algunos estudiantes se esforzaron y otros tomaron el camino del menor esfuerzo. Me preocupó que estos estudiantes siempre hicieran lo que tenían que hacer e intentaran pasar con el mínimo esfuerzo. Decidí usar el segundo proyecto para impulsar realmente a aquellos estudiantes en sus diseños y construcciones.

Se les pidió a los alumnos diseñar un zapato usando 4 pedazos de papel periódico, un metro de cinta aislante y un metro de hilo. Una vez diseñado, tenían que hacer un anuncio para su creación. Algunos estudiantes se esforzaron y crearon calzado increíble y funcional mientras que otros se decidieron por un zapato sin cordones para su primer diseño. Pude haberlo dejado pasar, pero realmente quería impulsarlos a pensar en grande. Dejé que esos grupos tuvieran otra oportunidad para rediseñar todo el zapato con nuevos materiales, si lo querían. Les dije que sólo lo intentaran, porque no conseguirían una nota con este proyecto o para la clase en general. Todos y cada uno de ellos eligió intentarlo de nuevo en lugar de sentarse y terminar. Fue asombroso.

Puedo ver que los estudiantes han empezado a sentirse más cómodos probando cosas nuevas y no dejando que la idea de una calificación afecte en sus decisiones. En el siguiente proyecto los estudiantes van a diseñar elementos del cuento “Vendrán lluvias suaves” de Ray Bradbury. Creo que he fomentado la capacidad de intentar cosas difíciles y aprender sin el miedo de malas calificaciones.

 

Traducción: Valentina Prada

Contenido publicado originalmente en el blog The nerdy teacher bajo licencia Creative Commons.

 


Imagen Foto de Escuela creado por pressfoto - www.freepik.es

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Educador galardonado y autor de mayor venta que ha viajado por el mundo promoviendo las mejores prácticas en educación.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Jaqueline Cruz Huertas
Gran Maestra Premio Compartir 2000
Es necesario entablar una amistad verdadera entre los números y los alumnos, presentando las matemáticas como parte importante de sus vidas.