Usted está aquí

Sin tarea: Más fácil decirlo que hacerlo

Nicholas descubrió que es difícil romper los viejos hábitos educativos. Él y sus estudiantes determinaron acogerse a una política de ‘no tarea’ fuera del horario académico. ¿Cómo resultó?

Noviembre 1, 2019

Una de las cosas que quería que hicieran parte de mi nuevo diseño de clase fue una política estricta de no tarea. Quería que los estudiantes usaran el tiempo de la clase para completar su trabajo y que no se preocuparan por completar las cosas en casa. Si ellos querían trabajar en su proyecto en casa, lo podían hacer, pero sólo si así lo querían. Los alumnos amaron esta idea y los padres estuvieron de acuerdo. Estaba muy emocionado de ponerlo en práctica y me di cuenta que fallé en la primera tarea que di en clase. 

La primera unidad fue explorar el ‘Design Thinking’ (diseño de pensamiento) y crear en Minecraft. Duramos dos semanas investigando y construyendo en este videojuego. Cuando los estudiantes terminaran, debían publicar fotografías de sus creaciones con algunas descripciones para SeeSaw. Guie a los estudiantes durante el proceso y algunos de ellos tuvieron dificultades para culminarlo correctamente u olvidaban agregar las descripciones como lo requería la tarea. El comportamiento típico de un estudiante. El problema fue que ya tenía un programa el cual había planeado seguir y sentí que necesitaba estar listo para el siguiente proyecto. 

Simplemente les dije a los estudiantes que no pudieron terminar la publicación que lo terminaran en casa para la siguiente clase. Eso fue un viernes y nos encontramos de nuevo un martes debido a nuestro horario en bloque. Mi pensamiento inicial fue que los estudiantes tendrían 4 noches para publicar el trabajo, incluso cree un video para ayudarlos con el proceso. Pensé que todo estaba bien, hasta que reflexioné sobre la tarea. 

He convertido en un hábito reflexionar acerca de mis lecciones, especialmente las nuevas, para ver cómo sucedieron las cosas y qué cambiaría para la próxima vez. En estas nuevas reflexiones para el diseño de nueva sesión, quería asegurarme de que estaba siendo fiel a los principios básicos de la clase sin tarea, sin calificaciones y voz y voto de los estudiantes. La primera cosa, la ausencia de tarea, me llamó la atención. Les pedí a los estudiantes hacer el trabajo de clase fuera del horario académico, la respuesta fue un sí y me sentí derrotado. La primera clase de ‘no tarea’ y acabé por dejarla. Necesitaba arreglar esto de inmediato.

En la siguiente clase comencé por disculparme con los estudiantes por mi error y prometí arreglar este asunto asignando tiempo de clase aparte para trabajar juntos y publicar lo que tiene que ser publicado. Los niños fueron muy comprensivos y se sorprendieron porque me disculpé por mi error. Ellos sencillamente están tan acostumbrados a recibir tarea que no reflexionaron mucho al respecto.

Romper los viejos hábitos es algo muy difícil de hacer. Me sorprendí de lo rápido que volví a caer en dejar tarea cuando no hacerlo es parte esencial de la clase. Me alegra haberme dado cuenta a tiempo y lo único que puedo hacer es ser más consciente de esto en cada tarea. 

 

Traducción: Valentina Prada

Contenido publicado originalmente en el blog The Nerdy Teacher bajo licencia Creative Commons.

 


Foto de Escuela creado por pressfoto - www.freepik.es

Escrito por
Educador galardonado y autor de mayor venta que ha viajado por el mundo promoviendo las mejores prácticas en educación.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Jaqueline Cruz Huertas
Gran Maestra Premio Compartir 2000
Es necesario entablar una amistad verdadera entre los números y los alumnos, presentando las matemáticas como parte importante de sus vidas.