Usted está aquí

Storytelling en la educación: aprendiendo a través de historias

Trabajar habilidades lingüísticas y digitales, desarrollar su espíritu crítico y aprender a organizar la información, son algunas de las cualidades de esta técnica. 

Mayo 10, 2022

El Storytelling es tan antiguo como la habilidad de hablar del ser humano. Nosotros siempre queremos contar historias. De hecho, cada vida vivida es una historia y, bueno, como parte de la vida está la Educación, que debe ser experimental, llena de historias para construir procesos de enseñanza-aprendizaje y luego ser contada y compartida.

Iniciamos el viaje por el Storytelling desde la antigüedad y todo lo que conocemos como tradición oral. Luego pasamos por las diferentes manifestaciones en las bellas artes, las cuales han tenido un gran impacto -consciente o inconsciente- en la educación, la literatura renacentista o la ilustración, solo por poner ejemplos, para llevarnos al hoy, cuando la llevamos al aula con la misma característica principal: contar historias, pero con un objetivo netamente educativo y otros ingredientes propios de este tiempo. 

La llegada de las TIC a las aulas ha llevado al storytelling al relato de historias de manera digital, combinando así la narrativa tradicional, la tecnología y las emociones con el objetivo de aumentar la motivación, incentivar la creatividad y entrenar las habilidades digitales, tanto en estudiantes como docentes.

Recordemos que la Educación debe ser un cúmulo de experiencias que le permitan al estudiante ser testimonio de su propio proceso de enseñanza-aprendizaje. Es por ello que el Storytelling potencia las habilidades socio-emocionales, dando paso al trabajo colaborativo, la creatividad y sobre todo a la empatía. Un ejemplo claro de ello es la inmigración: por medio de una historia protagonizada por un niño inmigrante, los estudiantes analizan e interiorizan el problema y se fomenta la empatía.

Entre los beneficios del Storytelling se encuentra el lograr un ambiente más relajado y participativo en el aula. La creación de una historia con la que el estudiante conecta e incentiva su motivación, promueve su curiosidad y crea un vínculo más cercano con el docente.

Por otro lado, si el estudiante participa en la elaboración de un Storytelling, trabaja sus habilidades lingüísticas y digitales, desarrolla su espíritu crítico y aprende a organizar la información. Asimismo, estos relatos colaboran en el desarrollo de habilidades sociales como la empatía o la escucha activa.

Esta técnica narrativa también resulta de utilidad en otros campos académicos como el eLearning. Del mismo modo que las narraciones son explicadas de forma clara e interesante para la atención de los estudiantes, el material utilizado en la formación a distancia debe seguir los mismos principios: generar un soporte atractivo y que llegue hasta las emociones del alumnado sin obviar el hecho de aplicarlo en el propio contenido que se pretende enseñar en relación con una materia concreta.

En conclusión: Somos lo que aprendemos, somos nuestra historia y cada historia tiene validez, solo que se cuenta por distintos medios.

 


Imagen freepik.es

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Asesora académica con amplia experiencia en la coordinación en el área de bilingüismo, dirección de proyectos educativos y diseño curricular.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Ángel Yesid Torres Bohórquez
Gran Maestro Premio Compartir 2014
Diseñando artefactos para resolver problemas de la vida cotidiana los estudiantes desarrollan su creatividad, su pensamiento tecnológico y aprenden el valor del trabajo en equipo.