Usted está aquí

Tres causas del subdesarrollo de Colombia

La enseñanza y el aprendizaje de la matemática, desde tiempos atrás, han afectado el avanzar del país. El profesor Francisco Escobar lo explica en este blog.

Febrero 1, 2021

En un principio, con la llegada de los conquistadores y colonizadores a Colombia, la Matemática que conocimos solo fue Aritmética, y aquí los procedimientos (algoritmos) para las operaciones se aprendían de memoria sin entender.

Esto, para el siglo 16 era aceptable debido a la carencia de máquinas. Entonces, solo tenían el ábaco como compañía y su aplicación solo fue para el comercio, en unos pocos casos. Se decía que la matemática era la ciencia del número y la cantidad, y con esto se excluía a la geometría como área de la Matemática.

El no entender lo que se enseñaba introdujo muchos errores en la educación matemática. Uno de estos errores fue la desarticulación Aritmética-Geometría, y este error es el mayor responsable para que los colombianos no inventáramos el computador.   

Lea: Las competencias clave en la enseñanza de las matemáticas

Una segunda causa del subdesarrollo fueron las malas traducciones iniciales de ‘Los elementos de Euclides’ al español. Se tradujeron mal las leyes (axiomas), especialmente las leyes 2 y 3 que son las leyes de los movimientos de traslación y rotación, y con esto, Los elementos no impactaron la calidad de la educación matemática en Colombia, que se siguió enseñando Matemática desarticuladamente y sin los movimientos de ella.

Mientras lo anterior sucedía en Colombia, en Italia, a finales del siglo 16, Galileo Galilei se encerraba 2 años a leer y a entender Los Elementos – este es el libro, que después de la Biblia, se le han hecho más traducciones en el hemisferio occidental- y después, con esta herramienta, creó la ciencia Física. El Vaticano prohíbe la lectura de los libros de Galileo, y esta es la tercera causa del subdesarrollo de Colombia.

Entonces, ¿cómo podemos salir del subdesarrollo? Y la respuesta sería: corrigiendo todo lo anterior. Es decir, enseñando sin errores, en forma articulada, con movimientos, obedeciendo las leyes, enseñando en forma agradable, sin discontinuidades entre un nivel y el siguiente. Todo entendido y todo expresado en el lenguaje actual, es decir, con vectores, puntos (pixeles) y funciones a manera de movimientos para que el computador nos entienda y nos obedezca a la hora de darle un programa para una máquina que se está inventando.

Lea: ¿Qué tienen de atractivo las matemáticas?

Hace unos pocos años, el Papa San Juan Pablo Segundo pidió perdón por los daños que hizo la Iglesia Católica a la humanidad por la prohibición de los trabajos de Galileo. Este gesto noble debe ser imitado por todos nosotros los colombianos, desde el presidente hasta el docente o padre de familia más humilde: pedir perdón por todos los errores en la educación matemática que enseñaron, sin proponérselo, nuestros antepasados. En particular, también pido perdón porque al iniciar mi docencia universitaria enseñé algunos errores que a mí me trasmitieron.

Además, a los docentes de Matemática de ahora, que son todos los de preescolar y primaria, y docentes de Matemática o Física, en secundaria, se les debe reparar aumentando sus capacidades de acuerdo a los grados en donde enseñan, siguiendo el mismo camino de los demás.

Esto es, con movimiento, con funciones, todo agradable, todo entendido, y que estos docentes, se les pague, tanto por recibir los cursos como por aplicar en el aula de clase los nuevos conocimientos y las nuevas estrategias metodológicas.

 


Imagen Milo Miloezger on Unsplash

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Profesor titular jubilado, distinguido y eminente de la Universidad del Cauca. Autor y creador de Matemática Articulada.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Carlos Enrique Sánchez Santamaria
Gran Maestro Premio Compartir 2011
Con el apoyo de las tecnologías logré que los estudiantes convirtieran el pasado de exclusión que vivió éste municipio lazareto en un pretexto para investigar, conocer la historia y conectarnos con el mundo.