Usted está aquí

Trucos para enseñar a memorizar palabras y frases en inglés

Aprender un nuevo idioma va más allá del conocimiento gramatical que se tenga de este: la práctica constante es también un factor esencial.

Agosto 11, 2022

En un mundo globalizado como el de hoy, hablar un segundo idioma ha pasado de ser un requisito a ser una necesidad. En América Latina, por ejemplo, existe una necesidad enorme de hablar el inglés como segunda lengua extranjera, teniendo en cuenta que, a pesar de que gran parte de la población ha tenido contacto con el idioma en algún momento de su vida (en el colegio, en la universidad, por medio de películas, canciones, etc.), el ciento por ciento de la población todavía no lo habla con fluidez y un alto porcentaje no lo escribe ni lo entiende.

Esta necesidad radica también en el hecho de que el analfabetismo en otro idioma limita el acceso a muchas oportunidades que podrían adquirirse en un futuro. Aprender inglés como segunda lengua trae consigo ventajas enormes, tales como: la capacidad de relacionarse con otras culturas, obtener educación gratuita online con excelente contenido en inglés y adquirir becas de estudios fuera del país, así como mejores oportunidades laborales, ante todo con el crecimiento del empleo remoto con Estados Unidos, Reino Unido o Canadá, por ejemplo.

Alcanzar este gran logro, aunque para muchos parezca mentira, no es imposible. Sin embargo, en la actualidad se encuentran en internet una serie de recursos tecnológicos que se pueden emplear dentro y fuera del aula de clases para la enseñanza y el aprendizaje de este idioma. Hoy, desde Compartir Palabra Maestra, te hablaremos de algunos de ellos.

Elllo.org es una página web bastante utilizada por docentes para que sus estudiantes escuchen conversaciones en inglés y, de esta forma, se mejore su nivel conversacional. Acá, los profesores encuentran todos los tipos de acentos en inglés, incluidos los no nativos.

Randall’s ESL Cyber Listening Lab es un buen ejemplo para escuchar audios en inglés, aquellas conversaciones de la vida cotidiana. Esta plataforma cuenta con una serie de ejercicios de audios relacionados con compras, los colegios y otras situaciones que podemos encontrarnos día a día.

Quién no ha escuchado alguna vez una TED Talks. Puede que sea el recurso más conocido para practicar y mejorar las habilidades auditivas de los estudiantes en inglés. Se trata de una colección bastante amplia de monólogos educativos. Lo mejor de todo es que la marca mundialmente reconocida, TED, contiene un apartado solo para estudiantes de ESL, TEDxESL.

Si hablamos de apps, podemos iniciar con la mundialmente conocida Duolingo. Una aplicación móvil gratuita para aprender no solo inglés, sino otros idiomas que cuenta con más de 13 millones de usuarios. Entrega una formación atractiva, visual y fácil de usar. Por medio de la gamificación se puede aprender nuevo vocabulario y conceptos, reforzar los conocimientos adquiridos y medir el progreso.

Otra app que ha tomado fuerza con el paso de los años es Babbel. Una opción para optimizar el vocabulario, pues categoriza las palabras en grupos de menos de 3.000 según diferentes temáticas. Además, los estudiantes pueden practicar la pronunciación con diferentes ejercicios que usan el micrófono del dispositivo móvil y es algo que se puede emplear dentro y fuera del aula de clases.

En el top 3 también está Busuu. Una app para realizar ejercicios prácticos de listening, reading, writing y speaking. Además, los estudiantes podrán contactar con una gran comunidad de personas nativas con las que practicar el inglés incluso fuera del salón de clases.

Ventajas de enseñar lo más práctico para el estudiante

Existen varias técnicas para memorizar palabras y frases en inglés, sin la necesidad de volver al instituto con mil y un tareas sobre el mismo tema. En primera instancia, ser autodidacta juega un papel indispensable en este proceso. Aprender inglés, más que una imposición, puede convertirse en una forma divertida de entretenerse. Las técnicas más destacadas son las siguientes:

  • Entre menos, mejor: pretender aprender un idioma completamente en un día, en meses o incluso en un año, es una idea desacertada. Además, todos los días se aprenderán palabras nuevas, tal como sucede con nuestra propia lengua nativa. Lo ideal es tomar un máximo de 20 palabras por día y repasarlas.
  • Aprendizaje de vocabulario: algo que resulta más práctico para el estudiante es aprenderse las palabras más usadas en el inglés. De esta forma no estará reteniendo frases que nunca utilizará en su día a día. En cambio, sí tendrá presente las expresiones cotidianas y será mucho más sencillo su expresión en cualquier materia.
  • Tener libreta y lápiz a la mano: aunque suene aburrido, es un gran apoyo para repasar en un futuro. Es importante saber que, a la hora de tomar apuntes, traducir las palabras y frases no es lo que más se recomienda, todo lo contrario: escribir las palabras con su definición en el idioma meta (inglés), resulta ser lo más adecuado. Incluso, anotar la pronunciación para acostumbrarse a los sonidos de cada letra, es igualmente recomendable.
  • Crear asociaciones: esta técnica se conoce como nemotécnica y consiste en la asociación de palabras similares. La idea no es repetir consecutivamente la misma palabra, sino establecer conexiones entre palabras semejantes. Por ejemplo, los verbos irregulares pueden agruparse por familias de la siguiente forma: grupo ‘come’: become, convertirse; overcome, superar; come, venir.
  • Hacer mapas conceptuales o dibujos: para reconocer objetos con solo verlos, es aconsejable agrupar diferentes palabras de un mismo contexto en un mapa conceptual o mental. Por ejemplo, si la temática es ‘comprar ropa’, se puede hacer un mapa mental en el que se dibujen las palabras socks, t-shirt, pants, skirt, shoes, cap, coat… entre otras.
  • Leer libros: al igual que con el español, al leer inglés nuestro cerebro hace un registro de la forma correcta en que se escriben las palabras y, además, se aprende vocabulario nuevo. Una buena idea es comenzar con textos cortos y de agrado personal.
  • Ver películas: ver películas en inglés es una gran opción y más cuando los subtítulos están en inglés. Esta es una excelente técnica para practicar la escucha, la pronunciación y el vocabulario del idioma. Las series o películas animadas son bastante útiles. La televisión tiene trucos para aprender inglés fácil y rápido.
  • Escuchar música: está comprobado que nuestro cerebro recuerda con mayor facilidad canciones y textos con ritmo. Una buena idea es descargar aplicaciones de música que incluyan la letra de las canciones para practicar la pronunciación y enriquecer el vocabulario.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Comunicador social y periodista.
Promedio: 3.6 (5 votos)
Estadísticas: .
Hoguer Alfredo Cruz Bueno
Gran Maestro Premio Compartir 2009
Logré vincular el aula y la comunidad rural a través de expediciones que marchaban tras la huella de la cultura local en tertulias de lectura que se convirtieron en lugares de encuentro entre los padres, los hijos, los textos y la escuela.