Usted está aquí

Un mundo rojo

Ningún color ha desatado tantos simbolismos (incluso contradictorios), como es el rojo. 

Enero 21, 2018

El ROJO está presente en el ser humano desde su nacimiento a través de la sangre; la sangre, tan temida por unos y tan idolatrada por otros, la sangre es una de las primeras cosas que se viene a la mente cuando pensamos en ROJO, por eso se asocia este color con la violencia más que con la muerte, por el hecho de hacer sangrar a alguien. Irónicamente las mujeres sangran todos los meses sin ser víctima de algún tipo de violencia, sino más bien de un capricho de la naturaleza y a pesar de esto el ROJO no es un color con el que se asocia la feminidad sino el rosa.

En la antigua Roma, el ROJO era un color asociado a la virilidad, era el color de la guerra, por ende los soldados utilizaban el ROJO en sus uniformes para así honrar a su Dios de la guerra: Marte, quien a su vez le diera nombre al llamado Planeta ROJO de nuestro Sistema Solar. En la Europa de la Edad Media, los Caballeros Templarios heredan el color ROJO en sus uniformes, pero lo cristianizan colocándose en su pecho una enorme cruz ROJA.

Sócrates – Fresco Romano – museo de Turquía

El ROJO se ha convertido en un evocador de lo agresivo, lo violento, lo cruel, no es de extrañarse que gracias a esto se denomine nota ROJA al periodismo que trata crímenes de muy diversas naturalezas donde el eje denominador es la sangre de las víctimas en la mayoría de las ocasiones expuesta en las calles.

Contrariamente, el ROJO a su vez es el color del amor y la pasión; los días anteriores al 14 de febrero vemos inundadas las ciudades con distintos artículos cursis que se comercializan para celebrar el amor y justamente la mayoría son de color ROJO. Como ROJO es el corazón, órgano principal del sistema circulatorio encargado de impulsar la sangre a todo el cuerpo y que se ha convertido en el símbolo por excelencia del amor. Pero si el amor es algo bueno y su color es el ROJO, ¿por qué se le ha dado connotaciones negativas?

Mourning over the Dead body of Christ – Paolo da San Leocadio – 1507

Si nos remontamos al inicio religioso de la humanidad, se ha difundido ampliamente la ida de que la manzana que comieron Adán y Eva era de color ROJO y no verde o amarilla. En la Biblia no se menciona que haya sido una manzana el fruto prohibido y mucho menos que ésta haya sido roja, entonces ¿por qué iconográficamente se le ha impuesto este color? Seguramente porque el ROJO es un color que seduce a la vista, es un color alegre, provocador y es por este motivo que los artistas de la Baja Edad Media iniciaran la tradición de darle este color al fruto prohibido, símbolo del pecado y de la desgracia humana.

Lea el contenido en Libreta de Bocetos.

 

Escrito por
Libreta de Bocetos, blog de maestros de arte
No hay votos aun
Estadísticas: .
María Del Rosario Cubides Reyes
Gran Maestra Premio Compartir 2006
Desarrollé una fórmula química que permitió a los alumnos combinar los elementos claves para fundir la ciencia con su vida cotidiana sin confundir los enlaces para su futuro.