Usted está aquí

Una comunicación pedagógica para la transformación de la enseñanza en ingeniería

Una comunicación pedagógica tiene lugar cuando las relaciones entre profesor y alumnos no son únicamente de transmisión de información, sino de intercambio, de interacción e influencia mutua. 

Mayo 8, 2017

Educar en ingeniería es enseñar a crear, discernir, seleccionar y analizar razonablemente. Es además de una misión para un docente de nivel universitario, un compromiso que contiene un amplio alcance por la vocación de formación de seres que piensan y construyen sociedad. Infortunadamente, aunque muy loable, lo expresado, por mucho tiempo se ha concebido esta  enseñanza en las aulas de ingeniería como algo frío, seco,  donde es evidente que el problema surge en la relación dicotómica entre profesor – estudiante, con una marcada distancia en el lenguaje cuya significación y sentidos no son comunes a los dos, es decir no se reconstruyen, ni se recrean en el ámbito de sus propios contextos y experiencias, por eso lejos de comunicar, lo que en muchos de los casos ocurre  en estas aula es que se incomunica. 

Hace un par de años inicié inicie mi labor docente, como apoyo a una docente del programa de Ingeniería de sistemas, y fue en ese momento cuando empecé a replantearme algunos aspectos de la docencia y esto me llevó a iniciar una formación a nivel de Maestría con el propósito de replantear mi forma de enseñanza pero sobre todo lograr una transformación como docente donde pudiera responder algunas preguntas: ¿Cómo cambiar mi forma de enseñar en un aula de ingeniería? ¿Qué se debe hacer para que lo que se hace al interior del aula cobre sentido para los estudiantes que se forman? La respuesta está en la comunicación pedagógica, sí, eso es lo que en muchas de las ocasiones hace falta en las aulas de las ingenierías frías y secas, donde se pueda trascender de la mera trasmisión de contenidos a la formación y transformación de ciudadanos que propician cambios.

“La comunicación verdadera no es la transferencia, o transmisión del conocimiento, de un sujeto a otro, sino su coparticipación en el acto de comprender. Es una comunicación, que se hace críticamente…” (Freire, 1993). Uno de los referentes obligados a mencionar en este artículo, es sin duda Freire, quien tiene amplio conocimiento del tema y quién expresa la importancia que cobra la comunicación en el aula para propiciar la criticidad en los estudiantes para que haya un proceso realmente educativo y no meramente instructivo, comunicación pedagógica tiene lugar cuando las relaciones entre profesor y alumnos no son únicamente de transmisión de información, sino de intercambio, de interacción e influencia mutua, cuando se establece una adecuada percepción y comprensión entre los protagonistas del hecho educativo. Y es precisamente esto es lo que  busca una verdadera comunicación pedagógica. Potenciar el conocimiento y las habilidades en la vida cotidiana a la que se enfrenta el estudiante.

Como docentes se debe tener en cuenta la creación de propuestas que contribuyan a estimular a los estudiantes a ser protagonistas de su propio aprendizaje, a ser capaces de plantear sus problemas, dudas, preguntas, interrogantes acerca de la interpretación de la realidad, a trabajar colaborativamente.  En mi asignatura, que es del programa de ingeniería de sistemas, uno de los cambios que he realizado en mi docencia es implementar una estrategia didáctica que despierte la indagación, que permita a los estudiantes pensar y repensar sus conocimientos expresándolo a través de  preguntas y respuestas bien construidas que ayuden a evidenciar la comprensión y el aprendizaje profundo tomando como referencia las temáticas abordadas en la asignatura pero sobre todo donde haya un comunicación pedagógica que reconocen a todos como sujetos que aportan, así se cambia esa forma tradicional de ser aun aula fría, seca  a una aula que tributa valor, es rica, dialógica y constructiva.

Finalmente, los planteamientos freirianos invitan a reflexionar y a cuestionar el papel que ha cumplido el docente, desde sus estructuras pedagógicas comunicativas. En nuestras aulas es necesario que se formen ciudadanos críticos, con voz y autonomía que contribuyan a la consolidación de una sociedad justa y democrática debería ser su objetivo prioritario. Lo anterior se logra, reconociendo a los otros dentro del aula como seres que portan saberes y que enriquecen la labor educativa, donde docente y estudiantes se comunican sin miedos.

REFERENCIAS

Barbero Jesús. 2006. La educación desde la comunicación. Bogotá: Editorial Norma.

Freire, P. ¿Extensión o comunicación? La concientización en el medio rural. México DF: Siglo XXI Editores, 1981, p. 77-78.

Robas, d. E. La Comunicación Pedagógica: Un problema actual en la formación integral del educando. Revista Electrónica EduSol, 2003. 45 p

 

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Ingeniero de Sistemas, estudiante de la Maestría en Pedagogía de las TIC de la Universidad de La Guajira, Riohacha.
Promedio: 5 (3 votos)
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.