Usted está aquí

Una crisis de aprendizaje que ya no sorprende a nadie

Ya casi nadie se sorprende con los resultados de aprendizaje que muestran las evaluaciones internacionales como PISA. ¿Por qué? Descúbralo en este texto. 

Abril 23, 2019

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida…”, así como dice la canción de “Pedro Navaja”; salsa de Rubén Blades. Justamente, eso es lo que todos esperamos al momento de conocer los resultados de una nueva evaluación educativa: sorpresas, titulares de prensa y novedades que podamos compartir y publicar. Casi todos queremos ver el ranking de resultados, comparar los puntajes a nivel internacional y conocer qué sorpresas nos traen los resultados de países que participaron en la evaluación.

En el contexto internacional, PISA para el Desarrollo (PISA-D) es la evaluación más reciente de aprendizajes, cuyos resultados se difundieron a finales de 2018. Se publicaron los resultados de PISA-D y no hubo mayor sorpresa con esta nueva evaluación de aprendizajes. Entonces: ¿cuál fue la sorpresa?, la sorpresa fue que: no hubo sorpresas, no hubo preguntas y casi nadie lloró.

PISA-D confirma que la región vive una auténtica crisis de aprendizajes. Más aún, nos revela que esta crisis es mucho más profunda de lo que sabíamos hasta ahora (ver resultados PISA 2015). Ecuador, Guatemala, Honduras y Paraguay participaron en PISA para el Desarrollo (PISA-D), junto a Camboya, Senegal y Zambia. Y como ocurre en otros países de América Latina y el Caribe, esta nueva evaluación encontró que los aprendizajes son bajos, desiguales y poco relevantes.

Es cierto, ya casi nadie se sorprende con los resultados de aprendizaje que muestran las evaluaciones internacionales como PISA. Parece ser que, el bajo desempeño es una realidad con lo que simplemente hemos aprendido a convivir en los sistemas educativos de la región. Como dice la canción, con los resultados de PISA-D “…aunque hubo ruido, nadie salió”. ¿Será que ya nos acostumbramos a los bajos resultados de las evaluaciones internacionales?

Aunque los cuatro países de la región lograron superar a los países africanos y el país asiático que también participaron, los resultados de PISA-D deberían causar sorpresa a todos. Tres de cada cuatro estudiantes de quince años no logran un nivel básico de competencias en matemáticas. Además, dos de cada tres jóvenes de 15 años no participaron en la evaluación, porque estaban demasiado rezagados en sus estudios (dos o más años atrás) o simplemente porque ya abandonaron el sistema educativo.

Si bien, el bajo desempeño de los estudiantes de la región ya no sorprende a muchos, con PISA-D podemos entender mejor lo que sucede con aquellos estudiantes que no alcanzan el nivel básico de competencias (definido por PISA como nivel 2). Por citar algunos datos, en matemática, Ecuador tiene al 71% de sus estudiantes con bajo desempeño, seguido por Honduras (85%), Guatemala (89%) y Paraguay (92%). Los datos de PISA-D nos muestran que, en algunos países el bajo desempeño es generalizado.

Tasa de Bajo desempeño en Matemática

Para mirar más allá de los resultados educativos y el desempeño académico reportado por los estudiantes en PISA-D, es preciso cuestionarse qué están haciendo los sistemas educativos para para brindar a todos los jóvenes las mismas oportunidades de aprendizaje. Es necesario romper el esquema de que el aprendizaje es exclusivo de aquellos que asisten regularmente a la escuela. Por esta razón, esta evaluación cuenta con un módulo para evaluar el aprendizaje de los jóvenes no escolarizados y rezagados que tienen entre 14 y 16 años. Los resultados de este componente de la prueba serán parte de un segundo estudio que se reportarán en el año 2019. ¿Será que estos resultados si llegan a sorprendernos?

PISA-D brindó una oportunidad de aprendizaje a cuatro países de la región y entregó información que debería sorprendernos a todos, ahora conocemos más detalles de la profunda crisis de aprendizajes que tenemos en América Latina y el Caribe. Más allá de las sorpresas y los titulares, esta evaluación nos brinda la oportunidad de reflexionar, de no conformarnos y simplemente aceptar la realidad que muestran los resultados de aprendizaje. ¿Y a ti, de verdad te sorprendieron los resultados de PISA-D? o ¿Ya te habías acostumbrado a leer los titulares de la crisis de aprendizajes de la región?

Si te interesa seguir conociendo de los resultados, te invitamos a leer las notas que preparamos para los países que participaron en PISA-D:

Y si no quieres perder la capacidad de asombro con los resultados de aprendizaje, puedes acceder a los datos completos de aprendizaje en la región en nuestra plataforma CIMA.

 


Imagen de jacqueline macou en Pixabay

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Especialista Sénior en la División de Educación del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Martial Heriberto Rosado Acosta
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Sembré una semilla en la tierra de cada estudiante para que florecieran los frutos del trabajo campesino en el campo que los vio nacer