Usted está aquí

Una mirada pedagógica en un mundo desconocido

El ser maestro implica entender y sumergirse en el propio contexto social de la escuela.

Julio 15, 2017

Como maestra en formación de la I.E.D Normal Superior “María Auxiliadora” del Programa de Formación Complementaria de tercer semestre, he abordado experiencias magnas a la hora de realizar nuestra lectura de contexto o, en su defecto, nuestras prácticas pedagógicas en diferentes instituciones de la ciudad de Santa Marta. Las dos actividades buscan obtener información como aprendizajes significativos para nuestra práctica docente y para crecer como personas íntegras, con ética profesional y personal.

Contextos rurales y urbanos, son los que he podido acceder, propios de la investigación y labor como estudiante y maestra en formación, permitiendo que el enriquecimiento del conocimiento sea mucho más completo, contrastante y extrapolarizado.

De esta forma, el ir a distintos lugares, me posibilitó o nos posibilitó, (hablando en conjunto de la promoción 2017 del Programa de Formación Complementaria) reflexionar aquellas categorías que  son afines con la práctica docente, como: contribución a la paz, práctica pedagógica, procesos de metacognición, estrategias pedagógicas, acompañamiento familiar, entre otros.

El ser maestro, es un reto en todos los aspectos, implica entender y sumergirse en el propio contexto social de la escuela, como por ejemplo, no es desconocido saber que en las zonas rurales, se vive en lugares en donde el desplazamiento, la falta de acompañamiento familiar y el desempleo es la constante.

Ahora bien, con respecto a lo dicho, es una realidad muy latente en nuestro país, donde la lucha es permanente para los docentes que le apostamos a una educación de calidad. Es allí, donde el docente tiene el control de este proceso, dado que es quien tiene que contribuir y orientar el conocimiento para con sus estudiantes, aceptando y adecuando todo lo que quiere transferir a partir de la realidad de cada uno y del contexto como tal, por medio de estrategias que serán las que le darán un aprendizaje significativo que será aplicado en toda su vida.

Resulta oportuno acotar que esto, nos da a los maestros una suma de conocimientos que por medio de la práctica pedagógica y la investigación nos permite adquirir y que, precisamente es el docente quien se debe encargar de observar otros entornos y recoger insumos para la mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje en los contextos donde labora.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Maestra en formación de la Normal Superior María Auxiliadora de Santa Marta.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Irma María Arévalo González
Gran Maestro Premio Compartir 2002
Ofrezco a cada uno de los alumnos un lápiz mágico y los invito a escribir su propia historia enmarcada en los cuentos y leyendas de su cultura indígena.