Usted está aquí

Vivir en paz, un imposible en Colombia

El irrespeto e intolerancia reinan nuestras calles. Ya no es solo en el Congreso en donde se observan comúnmente estas conductas, sino también en nuestras instituciones educativas.  

Octubre 16, 2018

Vivir en paz es vivir en armonía con uno mismo, con los demás y con todos los seres vivos que hay alrededor, es un proceso interno como externo, con esta definición vemos que, en Colombia, la posibilidad de vivir en paz es lejana y lo que es peor es que la siguiente generación tampoco lo va a lograr.

El Acuerdo Final de Paz, firmado en el teatro Colón de Bogotá el 24 de noviembre del 2016 por el presidente Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño, es apenas un paso para lograrlo, pero evitar lo que viven a diario nuestros niños y jóvenes requiere mucho más que la firma de un acuerdo.

Para poder vivir en armonía con uno mismo y con los demás en Colombia, se requiere de un cambio cultural que no se está dando, ya que el irrespeto e intolerancia reinan nuestras calles, ya no es solo en el Congreso donde se observan comúnmente estas conductas, sino también en nuestras instituciones educativas oficiales y seguramente en las privadas.

Las cifras de la Encuesta de Clima Escolar y Victimización, que se aplicó en el año 2015 en Bogotá, evidencian las siguientes situaciones en las instituciones oficiales de las localidades de Bosa, Kennedy, Ciudad Bolívar y Usme:

  • El 7% de los estudiantes perciben que los docentes son amenazados o agredidos frecuentemente por los estudiantes
  • El 42% considera que es frecuente que algunos alumnos dañen las instalaciones o dotaciones del colegio.
  • El 53% afirma que se hace matoneo a por lo menos un compañero de su curso.
  • El 29% afirma que tuvo por lo menos una pelea física con otra persona dentro del colegio el mes anterior.
  • El 18,9% afirma que ha pertenecido a una pandilla.
  • El 25,5% afirma que se venden drogas en su colegio y el 35% ha visto a alguien consumiendo drogas dentro del establecimiento educativo.
  • El 11,3% consume alcohol por lo menos una vez al mes.
  • El 21,3% lo atracaron el último año en el camino de ida o vuelta de su casa al colegio.
  • El 24,8% ha recibido insinuaciones sexuales en el camino de ida o vuelta de la casa al colegio
  • El 14,9% fue tocado de manera sexual sin su consentimiento en el camino de ida o vuelta de la casa al colegio.
  • El 15,4% afirma que dejo de asistir alguna vez al colegio porque le tenía miedo a un estudiante, profesor o funcionario de la institución.

Mientras nuestros niños, jóvenes y maestros sigan padeciendo conductas como las descritas, es impensable poder vivir en paz, es por esto que las habilidades blandas que tienen que ver con la puesta en práctica integrada de aptitudes, rasgos de personalidad, conocimientos y valores adquiridos, deberían hacer parte del currículo colombiano.

Nuevamente, hago un llamado urgente para que las autoridades educativas en Colombia revisen, evalúen y ajusten la ley general de Educación de 1994, mientras no cambiemos los factores del sistema educativo no podemos hablar de revolución educativa.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Director de Innovación Educativa de la Fundación Compartir
No hay votos aun
Estadísticas: .
Ángel Yesid Torres Bohórquez
Gran Maestro Premio Compartir 2014
Diseñando artefactos para resolver problemas de la vida cotidiana los estudiantes desarrollan su creatividad, su pensamiento tecnológico y aprenden el valor del trabajo en equipo.