Usted está aquí

¿Y de la salud de los maestros qué?

Se hace necesario que la sociedad en general haga valer y respetar la salud como principio universal. 

Abril 7, 2018

Hoy, 7 de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS), sensibiliza y advierte al mundo la necesidad del cuidado, del saneamiento y de todos los aspectos que incluyen la protección del derecho fundamental de la salud. En este sentido, parte del desarrollo de un país se mide precisamente en la calidad, el cubrimiento y las políticas que amparan este derecho, es por esto que se hace necesario que la sociedad en general haga valer y respetar la salud como principio universal. 

En el caso de los maestros en Colombia, la salud no es más que el reflejo de lo que a nivel nacional y en todos los sectores se presenta; el bajo cubrimiento, la escasez de especialistas, la saturación de las agendas, el hacinamientos en las urgencias y el mal que sobrepasa todas las problemáticas: "haber convertido la salud como un negocio", donde en muchos casos lo menos importante es el trato y la salud integral de los pacientes.

¿Qué pasa entonces con el dinero que se asigna para el sector salud? Para nadie es un secreto que la corrupción también ha tocado este importante sector, parte de los recursos no se quedan como tal en las prioridades, por el contrario, pasan a ser el fortalecimiento de empresas y consorcios privados que se están enriqueciendo a costas de la muerte y la calidad de vida de los colombianos.

Ante el presente panorama, y desde la situación que le atañe al común de los maestros en este país, es muy importante que el derecho se reclame y se exija, que se generen canales donde la denuncia sea parte del rechazo a la precariedad y abandono del servicio médico para los docentes y sus familias. 

Entre algunos de los pasos que se recomiendan para exigir el cumplimiento de los servicios están: 1) Recurrir a los entes de control como la defensoría del pueblo o la procuraduría para la reclamación del derecho fundamental. 2) Los sindicatos de los maestros y trabajadores en general tiene asesores y formatos que facilitan la reclamación o petición. 3) Es muy importante que en primera instancia se recurra a la Supersalud (https://www.supersalud.gov.co/es-co) para informar y exigir el trámite del servicio. 4) Además cada EPS  tiene una oficina de atención al usuario, un coordinador de servicio que debe conocer las anomalías (siempre por escrito) del mal servicio, de la negligencia o la negación de un medicamento. 

Son éstos algunos de los canales para permitir que se visibilice una problemática que está ahí, latente para cualquier ciudadano que de una u otra manera puede resultar afectado por aquello que debe ser un derecho universal y no un privilegio de pocos.

En esta reflexión del día mundial de la salud, también hay unas recomendaciones que atañen a la persona en particular, se trata de una serie de pasos sencillos que pueden ser claves en aquello que tanto se pregona pero que poco se hace; es precisamente la prevención que apunta al bienestar y la calidad de vida de las personas. Aquí algunas sugerencias.

  1. Una dieta rica y saludable: lee y aprende de los alimentos que te permiten una vida sana, come a horas y consume agua de manera regular.
  2. Haz deporte: una vida activa o por lo menos de la mano de una actividad deportiva mantiene tu cerebro oxigenado y con altos niveles de concentración, el deporte es alud. 
  3. Manejo de estrés y las emociones: realiza actividades recreativas y de disfrute, visita amigos y familiares que te generen empatía, mantén una actitud positiva o por lo menos alentadora frente a las adversidades. Si el problema tiene solución no te preocupes y si el problema se sale de tus manos y de tu solución,  nada sacas preocupándote tanto. 
  4. Descansa, duerme lo necesario: el descanso te permite reparar tus energías, es muy importante que comprendas que el trabajo y las ocupaciones son prioritarias, también lo  debe ser también el descanso y el sueño. 
  5. Si el trabajo es un servicio, éste será menos tedioso, nuestra  labor debe ser el resultado de una oportunidad para dignificarnos y para aportarle a la sociedad, mantén buenas relaciones con tu equipo de trabajo, ellos pueden ser fortaleza en la fatiga y diversión en la fraternidad. 
  6. No abuses de drogas y alcohol: ciertas dependencias o exageración en asuntos como el alcohol pueden generar problemas de salud y en el peor de los casos problemas sociales y familiares. 
  7. Manejo de una sexualidad responsable: somos seres sexuados y de la responsabilidad de nuestras relaciones depende la salud reproductiva y la misma condición que desde la convivencia sexual puede afectar o aportar a  la sociedad. 
  8. La salud debe ser prioritaria en la prevención: Tanto las visitas periódicas al médico, como las vacunas y el mismo llamado auto-examen, son fundamentales en la medida que pueden detectar anomalías a tiempo. 
  9. Somos responsables de nuestros hábitos: las acciones repetitivas y decisiones   son personales, cada persona inicialmente debe cuidarse a sí misma, después y con buena salud podrá cuidar a los demás. 

Como podemos ver el panorama de la salud es bastante amplio, hay responsabilidad de los otros y también de nosotros mismos. Los dejamos a continuación con un mensaje de la Organización Panamericana de la salud y la OMS  que nos refuerza precisamente el valor del preciado tesoro de la salud como valor universal. 

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Maestro Ilustre del Premio Compartir 2017.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Jaqueline Cruz Huertas
Gran Maestra Premio Compartir 2000
Es necesario entablar una amistad verdadera entre los números y los alumnos, presentando las matemáticas como parte importante de sus vidas.