Usted está aquí

Alcaldes y gobernadores: ¡apoyen a sus maestros destacados!

El ejemplo de la Fundación Compartir deberían seguirlo las autoridades locales y regionales del país.

Abril 8, 2016

Se acerca la fecha en que la Fundación Compartir reconocerá a rectores y profesores que han emprendido la labor de hacer constantes reflexiones sobre su papel y su aporte en el aula para tener una sociedad más justa.

Estas fechas deberían ser de gran importancia no solo para nominados y finalistas del premio Compartir sino para los docentes y directivos docentes del país. Pero, para todas las autoridades municipales, departamentales y nacionales lamentablemente no es así, probablemente porque la educación no da votos.

Los maestros nominados y finalistas son gente comprometida con su trabajo, conscientes de su papel transformador en la sociedad, cuya labor trasciende muchas veces los salones de clase y se extiende hasta sus comunidades; estos héroes de la educación sacan tiempo de sus espacios personales para detenerse a examinar de qué manera pueden ser más efectivos en la transmisión del mensaje que quieren presentar, son las caras visibles de miles de profesores conscientes del esfuerzo que requieren las regiones para superarse todos los días.

Por eso se convierten en pieza fundamental del engranaje de desarrollo sobre todo en regiones apartadas y barrios marginales de las ciudades, donde niños y jóvenes están en riesgo de desertar de sus estudios y ser vinculados a grupos armados y delincuenciales.

Me alegra que la Fundación Compartir haya comprendido la necesidad de descentralizar el premio en los capítulos regionales que se celebran por estos días, pero que, además, la empresa privada también haya querido sumarse, le añade un gran componente de compromiso social que debe exaltarse.

Alcaldes, gobernadores, concejales: ¡Apoyen a sus profesores exitosos! ¡Reconozcan su trabajo! ¡Reproduzcan esas experiencias! Y verán, como en un incendio, miles de ideas creativas, poderosas, constructivas y críticas encendiendo las mentes de docentes y estudiantes para bien de sus comunidades.

En contraste, hay que decir, con tristeza, que el magisterio mismo no ha sido consciente de la necesidad de visibilizar estas experiencias exitosas. La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) ha descuidado inexplicablemente esa obligación que tiene de destacar a sus docentes como forma de cualificar las prácticas pedagógicas, espero que no sea porque ven estos reconocimientos una actitud servil al ministerio.

Algunos entes territoriales se han hecho cargo y han comprendido la necesidad de reconocer a sus rectores y profesores destacados. En otros, lamentablemente, ni siquiera se enteran de que tienen a un coterráneo representándolos en un evento de alcance nacional. Generalmente esto ocurre porque los funcionarios de las secretarías de Educación son gente que no tiene nada que ver con el magisterio, pero, además, porque es un aspecto de poca representación electoral (¿o electorera?). De modo pues que el dinero para estos reconocimientos se emplea en otros asuntos que generarán más adeptos al partido o al mandatario de turno.

Los reconocimientos son importantes porque motivan al profesor a continuar con un proceso exitoso, pero además porque abre las puertas para que otros docentes reflexionen sobre el trabajo que han venido haciendo y de esta manera se dé esa necesaria retroalimentación que permita mejorar la calidad de la educación en las instituciones educativas.

De manera que alcaldes, gobernadores, concejales: ¡Apoyen a sus profesores exitosos! ¡Reconozcan su trabajo! ¡Reproduzcan esas experiencias! Y verán, como en un incendio, miles de ideas creativas, poderosas, constructivas y críticas encendiendo las mentes de docentes y estudiantes para bien de sus comunidades.

Adendo: Que la justicia investigue y castigue a los culpables del despilfarro de dineros de la educación en lo que ha dado en llamarse “profesores y estudiantes fantasmas”. Con la plata de la educación no se juega.

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Bloguero invitado
No hay votos aun
Estadísticas: .
Diego Fernando Barragán Giraldo
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Invitó a sus estudiantes a armar pieza por pieza un rompecabezas mental cuya imagen final dejaba ver la realidad del país.