Usted está aquí

Asaltos sexuales: un problema recurrente de las universidades estadounidenses

La controversial condena al ex estudiante de Standford Brock Turner, puso en la mesa el tema de las violaciones a jóvenes estadounidenses en campus universitarios.

Junio 11, 2016

Los abusos sexuales en los campus universitarios de las más prestigiosas instituciones de Estados Unidos siguen siendo un problema tristemente frecuente. Según la organización End Rape Campus, 28 de las universidades del país que figuran en la lista de los 50 mejores centros de estudios del mundo están bajo investigación federal por algún tipo de agresión sexual cometida en sus instalaciones[1]. Una estadística preocupante, en una nación cuyas instituciones se caracterizan por su alto prestigio educativo y por ocupar los mejores lugares en diversos rankings internacionales.

Por estos días la controversia revive de nuevo gracias a la baja condena que un juez de California le cedió a Brock Turner. El estudiante de Stanford de 20 años, de una familia de élite y que además fue campeón de natación, fue condenado a tan solo 6 meses de cárcel con posibilidad de reducir su pena a 3 meses y solo 3 años en período de prueba. Se trata de una condena mucho menor a las impuestas por crímenes similares en el estado de California.

Las reacciones no se hicieron esperar y una petición en el portal Change.org lleva ya más de 700.000 firmas, que buscan endurecer la condena contra Brock. Asimismo, el portal de Buzzfeed publicó la impactante carta de la víctima donde narra los detalles de cómo se enteró de lo sucedido y su percepción ante el veredicto.

La joven, cuyo nombre se ha mantenido en el anonimato, asistió a una fiesta universitaria en Stanford junto con su hermana. Dice que luego de estar en el festejo y beber quizás demasiado rápido, se despertó en una camilla en un hospital, sin saber con certeza qué le había sucedido. Con sangre, agujas y heridas en su piel, la víctima decidió dejar atrás el incidente solo para darse cuenta de qué había pasado en una noticia en línea. Fue encontrada detrás de un basurero por dos estudiantes suecos de Stanford, quienes llamaron a la policía para que se hiciera cargo de la situación. Carl-Fredrik Arndt y Peter Jonsson hallaron inconsciente a la víctima y trataron de perseguir a su atacante, que luego fue reconocido e identificado como Brock Turner.

Los argumentos de Turner para justificar su ataque son los clásicos lugares comunes de este tipo de incidentes. Culpó al alcohol, a la fuerte cultura de violación y a la aparente normalidad de este tipo de situaciones entre su círculo social[2]. Por otro lado, el padre del victimario aseguró que era un “alto precio por 20 minutos de acción en sus 20 años de vida”[3].

La víctima asegura en su misiva que el estar en estado de ebriedad no le da derecho a nadie a tocarla y maltratarla de esa manera para luego dejarla abandonada y sin consciencia detrás de un basurero. También detalla los devastadores efectos del incidente en su bienestar emocional.

Este caso ilustra una controversia frecuente en Estados Unidos, donde la “cultura de violación sexual” de la que habla Brock Turner parece presentarse. Además, aún existe confusión sobre lo que significa el consentimiento sexual y cómo no es correcto tener relaciones sexuales con personas que no están totalmente conscientes de sus actos. El estar alcoholizado no es el pretexto para que otro sienta que tiene derecho en decidir e imponer su voluntad sobre otra persona.

La condena del juez de tan solo 6 meses, muestra además lo ‘normalizados’ que están este tipo de incidentes en la esfera de las universidades de élite de los Estados Unidos. La víctima afirma en su carta que, si el crimen hubiera sido perpetrado por alguien de otra clase social o de otro origen, quizás la condena hubiese sido otra.

Este problema no es solo visible y recurrente en Estados Unidos. En Colombia, por ejemplo, una cultura machista lleva constantemente a culpar a la víctima por su propia violación, como si no tuviera suficiente con lo que está atravesando. Esto sucedió hace poco, con el caso de Rosa Elvira Cely[4] que según la Secretaría de Gobierno de Bogotá fue la única culpable de su violación y asesinato.

Por lo pronto, los ojos están en el juez de California y en Estados Unidos, el tema ha estado presente en las últimas semanas en varios medios estadounidenses. Sin embargo, está claro que países como Colombia y Estados Unidos, necesitan cambiar su percepción sobre el asalto sexual y la profunda huella que deja en sus víctimas. Por eso, legislaciones y condenas más fuertes se hacen vitales para que la violación sea vista como un crimen, y no como unos simples “minutos de acción”.

Fuentes

en.wikipedia.org/wiki/Brock_Turner http://www.independent.co.uk/news/world/americas/stanford-rape-case-hero-swedish-students-who-stopped-brock-turners-attack-describe-what-they-saw-a7070226.html

www.vox.com/2016/6/8/11887330/brock-turner-stanford-letter-sexual-assault-alcohol-party-culture

internacional.elpais.com/internacional/2016/06/07/estados_unidos/1465318550_812678.html?rel=lom

www.sccgov.org/sites/da/newsroom/newsreleases/Documents/B-Turner%20VIS.pdf

www.elespectador.com/noticias/judicial/secretaria-de-gobierno-de-bogota-culpa-rosa-elvira-cely-articulo-632350

[1] internacional.elpais.com/internacional/2016/06/07/estados_unidos/1465318550_812678.html?rel=lom

[2] www.vox.com/2016/6/8/11887330/brock-turner-stanford-letter-sexual-assault-alcohol-party-culture

[3] internacional.elpais.com/internacional/2016/06/07/estados_unidos/1465318550_812678.html?rel=lom

[4] www.elespectador.com/noticias/judicial/secretaria-de-gobierno-de-bogota-culpa-rosa-elvira-cely-articulo-632350

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Comunicadora social y periodista
No hay votos aun
Estadísticas: .
Carlos Enrique Sánchez Santamaria
Gran Maestro Premio Compartir 2011
Con el apoyo de las tecnologías logré que los estudiantes convirtieran el pasado de exclusión que vivió éste municipio lazareto en un pretexto para investigar, conocer la historia y conectarnos con el mundo.