Usted está aquí

Cómo abordar un tema con títeres en el aula

Cuando recurrimos al teatro se abren enormes posibilidades que permiten el desarrollo de la creatividad y el estímulo de los talentos del niño.

Julio 17, 2018

La magia del títere es un medio maravilloso para abordar la difusión de valores, tradiciones, mitos, cuentos, poesía, historia, ecología, comunidad, salud, ciencia. Una pequeña historia o diálogo entre varios personajes puede sumergirnos en cualquier temática y es la excusa para el aprendizaje. Sobre todo que el títere tiene el poder de atrapar la atención de los más pequeños y su versatilidad consiste en que se puede representar en cualquier lugar incluyendo por supuesto el aula.
En las estrategias de instrucción los temas se abordan desde la producción escrita, el libro, el dibujo o una exposición. Sucede que en muchas ocasiones el niño se cansa de realizar las mismas rutinas y entonces se pone a prueba la creatividad del docente para hallar estrategias en la planificación de la instrucción. Cuando recurrimos al teatro se abren enormes posibilidades que permiten el desarrollo de la creatividad y el estímulo de los talentos del niño.

Tomaremos como ejemplo el tema de “la importancia del libro”, a propósito que cada año tenemos una fecha para destacar su valor y trascendencia en todos los aspectos de la vida humana. Lo primero que tenemos que hacer es un pequeño guión.

Para ello por lo menos debemos tener la experiencia de haber leído algunos textos teatrales para identificar la estructura de una composición de carácter dramático cuyo elemento de expresión es el diálogo. Hay que tomar en cuenta que la estructura de un guión de teatro escolar debe ser corta, en un lenguaje sencillo, adecuado a los recursos de la escuela y con una finalidad eminentemente didáctica, cuyo propósito sea complementar un tema ya tratado mediante las estrategias tradicionales del proceso de enseñanza y aprendizaje
Una vez hecho el guión debemos leer con detenimiento los diálogos y practicarlos con imitación de voces haciendo énfasis en los signos de puntuación, las pausas, las entonaciones y el ritmo. También comentando la importancia del tema que se está tratando y que se va a representar.
Podemos elaborar títeres con cualquier material. Los más comunes son los que los niños elaboran en su casa con calcetines. Pero también podemos elaborar títeres con platos de cartón, con botellas plásticas de refresco, con cucharas de madera, con cajas de cartón u otros materiales de reciclaje.
Con las cajas de cartón es sencillo de hacer. Simplemente tomamos cajas de leche o cereal y las recubrimos con servilleta. Para adherirlas emplearemos una mezcla de pega blanca con agua, procurando que no quede tan diluida. Una vez se seca la caja adquiere una textura y luego se procede a pintar de acuerdo a las características del personaje. Este proceso resulta sumamente divertido para los niños.

En el caso de la obra de los libros debemos de acuerdo al guión, representar un libro nuevo, un libro viejo, un libro maltratado, un libro olvidado. Cada personaje debe tener una expresión de acuerdo a su estado de ánimo.

Y una vez listo tenemos el espacio para representarlo en el aula, en el patio de la escuela o en un espacio de la comunidad. Seguramente los niños que participen en este proyecto no lo olvidarán y además tendrán siempre presente la importancia del libro sin importar sus características.
En este tipo de ejemplos podemos evidenciar cómo con el teatro podemos llevar a cabo una experiencia didáctica, divertida. El contenido que se halla en el libro de manera plana, silenciosa, adquiere una dimensión socializadora, significativa en la cual interactúan valores, talento, creatividad explorando las potencialidades tanto del niño como del maestro.
 

Lea el contenido original en la página web de la Editorial Magisterio. 

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Carlos Enrique Sánchez Santamaria
Gran Maestro Premio Compartir 2011
Con el apoyo de las tecnologías logré que los estudiantes convirtieran el pasado de exclusión que vivió éste municipio lazareto en un pretexto para investigar, conocer la historia y conectarnos con el mundo.