Usted está aquí

Familia y género: las transformaciones en la familia y la trama invisible del género

Una breve síntesis de la historia del concepto de Familia y las transformaciones que el sistema familiar ha sufrido, en especial en estos últimos 50 años.

Noviembre 9, 2017

Describe diferentes configuraciones familiares actuales y relaciona las crisis sociales y las crisis familiares, para luego plantear reflexiones acerca del futuro de la/s familia/s.

Aborda luego el tema de género, al que llama “la trama invisible”, conceptualizando el feminismo, y analizando premisas y supuestos patriarcales. Abre, a partir de reflexiones en torno de estos supuestos, nuevas posibilidades para deconstruir y re-construir conceptos sobre género. El cierre del artículo presenta la conexión entre el género y la escuela y deja abiertos interrogantes y propuestas.

Estamos inmersos en lo que ya, en 1980, Alvin Toffler en su “Tercera Ola” llamaba Familias del Futuro. Aquel capítulo tan inquietante -para mí al menos- fue tal vez el primer cristal con el que comencé a mirar a mi alrededor los cambios, todavía sutiles en aquella Época, que se vislumbraban en el sistema familiar.

Ya no se trataba de una pequeña minoría de fracasos personales que terminaban en un quiebre familiar. Divorcios, separaciones, nuevos casamientos, familias ensambladas – “los míos, los tuyos y los nuestros” - el texto de David Cooper (1975) “La muerte de la familia”, hacían patente la disgregación que estaba ocurriendo en el seno de muchas familias.

Me lleva tiempo comprender que el término “familia” no incluía toda la exuberante variedad de formas familiares posibles. Se refería a un tipo particular de familia: la familia nuclear (padre, madre e hijos), el tipo familiar que había sido el modelo social aceptable, clásico, que separaba claramente la vida hogareña y la vida familiar.

Como ocurre frente a estos cambios disruptivos, se diagnosticaba el problema, desde distintos ámbitos surgían explicaciones varias, medidas a tomar o soluciones posibles. Se culpaba a los medios de comunicación, a la música rock, al feminismo, a la falta de educación familiar, etc.

Fue necesario ir paulatinamente tomando contacto con la transformación radical del mundo en el que estábamos inmersos. Esto implicó una revisión a fondo del escenario cambiante en el que ya estamos plenamente instalados.

Aquella familia nuclear de padre, madre e hijos, se correspondía mejor con una sociedad centralizada, con más certidumbres, menos diversa y globalizada. No era la muerte de la familia lo que presenciábamos, sino la muerte de lo que suponíamos era la ˙nica manera de entenderla, un modelo idealizado en el cual cada vez cabían menos familias, a veces ni la propia.

Es muy comprometido, aún hoy, dar una definición de familia, pues ante fenómenos tan complejos como Éste, siempre el recorte que se haga deja demasiado afuera. No obstante, en términos muy sencillos podemos conceptualizar a la familia funcional -por no usar la palabra “normal”- como aquella que pueda atender a sus miembros, contenerlos y organizarse de una manera eficiente y razonable.

Lea el contenido completo en el Portal de Revistas Académicas y Científicas.

* Publicado bajo licencia Creative Commons-Reconocimiento-No comercial-4.0 International (CC BY-NC 4.0)

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Publicación cuatrimestral del Instituto de Ciencias de la Educación para la Investigación Interdisciplinaria de la Facultad de Ciencias Humanas, UNLPam, que integra el Núcleo Básico de Revistas Científicas Argentinas.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Martial Heriberto Rosado Acosta
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Sembré una semilla en la tierra de cada estudiante para que florecieran los frutos del trabajo campesino en el campo que los vio nacer