Usted está aquí

Identidad, ayer, hoy y mañana: autorretrato

El arte es hacer del sentimiento y del pensamiento algo, crear algo… El arte para nosotros es una vivencia cultural de nuestro trabajo colectivo. El arte es todo, uno solo.

Enero 22, 2018

Soy una convencida de que el arte es un camino para la construcción de la identidad individual de las personas y colectiva de los pueblos. Cuando acepté el reto de ser maestra de artes plásticas en primaria lo primero que me pregunté fue cómo traducir esa convicción en una propuesta pedagógica.

Y luego vinieron más y más preguntas. ¿Cómo mostrarles a mis estudiantes que el acto creativo cumple un papel trascendental en la configuración de las diversas colectividades y en la de ellos mismos? ¿Cómo revelarles que nuestro pasado se traslada constantemente al presente, a través de la manifestación de las culturas vivas de los pueblos y comunidades que existen en el territorio colombiano? Y ¿qué herramientas proporcionarles para que desde su presente se proyecten hacia un futuro que reconozca nuestro devenir como seres humanos?

Estos interrogantes me ayudaron a perfilar una propuesta para los tres primeros grados de primaria, que me llevaría a recorrer con ellos el origen y la evolución de diversas manifestaciones culturales que configuran lo que hoy en día es nuestra identidad como colombianos, gracias al legado africano, europeo e indígena. Se trataría de un trabajo enriquecido, además, con los proyectos pedagógicos integrados de cada grado que se adelantan en el Gimnasio Campestre –escenario de esta propuesta– y en los cuales intervienen los docentes de las demás áreas.

Tras la identidad en los primeros grados

Es así como en el grado primero hemos ido tras las pistas del vigoroso continente de creación de nuestra raigambre negra africana que se percibe claramente en diferentes regiones de nuestro territorio.

En particular hemos centrado la atención en su religiosidad vinculada a prácticas y expresiones tales como la iconografía santoral, las danzas, las máscaras, la pintura, la expresión corporal, los atuendos y la música. Gracias a las narrativas culturales afro y de la mano de los lenguajes artísticos propios de este pueblo, los niños en este grado empiezan a relacionarse con sus orígenes y a disponer de ese legado para dar pie a sus propias creaciones artísticas.

En el grado segundo hemos abocado las adversidades de los tiempos de la Conquista y la Colonia y las expresiones del arte español y europeo, que trascendieron y transformaron para siempre nuestra cultura autóctona.

El estudio de la arquitectura, las techumbres, la pintura mural, las tallas de los templos doctrineros de esas épocas, los temas histórico-religiosos, el simbolismo de sus formas mitológicas, religiosas y emblemáticas, su rico colorido y con ello todo el arte ornamental de flora y fauna que las acompaña, ofrecen a los estudiantes un universo de creación caracterizado por un sincretismo expresivo de culturas sustancialmente diferentes. Así empiezan a ver cómo nuestra identidad colombiana es el resultado de este fenómeno.

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Gustavo González Palencia
Gran Maestro Premio Compartir 2008
ogré incentivar en niños y jóvenes el gusto por la música y la ejecución de instrumentos musicales.