Usted está aquí

Investigar en ciencias naturales, retos desde la pedagogía crítica

Es así como estoy convencida que el conocimiento es posible, que en el aula se está en continua investigación. En este caso, mis estudiantes están en capacidad de construir conocimiento. 

Junio 22, 2017

Resumen

Este documento da cuenta de la experiencia pedagógica de aula Investigar en Ciencias Naturales, Retos desde la Pedagogía Crítica, en el colegio Técnico Menorah J.M. El sentido e intencionalidad de la propuesta se enfoca en reflexionar y construir un saber pedagógico que polemice, discuta y cuestione con argumentos acerca de diversas concepciones desde la enseñanza de las ciencias naturales y la dinámica del aula, con miras a dialogar con el saber cotidiano.

Para lo anterior, se parte de una ruta metodológica en la que se pone en circulación el saber cotidiano, pedagógico y académico, y cuyo fin último es facilitar la construcción de conocimiento mediante el diálogo, el trabajo en equipo, la reinvención de las relaciones de respeto por el saber del otro y la construcción de la confianza en un ambiente favorable a la exploración, la curiosidad, y los procesos de meta-cognición. Se trata de aprender, desaprender y reinventar el saber en el aula.

Cómo inicia la experiencia en el colegio

El proyecto inició en el 2006 en el Colegio Técnico Menorah JM. Cuando llegué al colegio, mi primera reacción fue la de salir corriendo. No lo hice ya que venía de un proceso largo y doloroso de cambio de colegio por ser considerada docente “sin carga académica” en la institución anterior. Era totalmente incierto a donde había llegado.

Aunque mi experiencia en otras instituciones era de más de diez años, no era habitual un colegio distrital tan agradable a la vista, donde se evidenciaba respeto por las persona y menos una institución de solo niñas donde todas estaban dispuestas a trabajar, a colaborar y a dar lo mejor de sí en cada momento.

En la medida en que pasaron los días y luego de muchas inquietudes y expectativas, empecé a encontrarme con ciertos hallazgos organizacionales, de convivencia y académicos que me han permitido reflexionar y reconstruir mis prácticas pedagógicas.

El colegio tiene un objetivo claro: ser una obra social que tiene como finalidad contribuir a la educación de la mujer de escasos recursos económicos, en un ambiente que le permita a las niñas el desarrollo de sus potencialidades, capacidades, habilidades y su proyección, para la construcción de una sociedad más humana, solidaria y justa.

Lo anterior ha permitido replantear la concepción que tenía de una educación de género como una educación más sumisa y desventajosa para las mujeres. Sin embargo, y a través de la práctica, esta visión cambió. He encontrado que esta educación permite, en el caso de las niñas con las que interactuó constantemente, “una nueva forma de concebir el papel de la mujer en la sociedad, de su protagonismo en el empoderamiento de sí mismas” (Arana y Díaz, 2006).

Lea la experiencia completa en este enlace.

 

Escrito por
Licenciada en Biología de la Universidad Pedagógica Nacional
No hay votos aun
Estadísticas: .
Hoguer Alfredo Cruz Bueno
Gran Maestro Premio Compartir 2009
Logré vincular el aula y la comunidad rural a través de expediciones que marchaban tras la huella de la cultura local en tertulias de lectura que se convirtieron en lugares de encuentro entre los padres, los hijos, los textos y la escuela.