Usted está aquí

La investigación como estrategia pedagógica en el aula

El uso de la investigación en el aula, desde temprana edad, es una estrategia pedagógica acertada para estimular la producción de conocimiento.

Abril 22, 2016

“Yo investigo…tu investigas…nosotros investigamos…”, esa es la dinámica que ha generado en Transición y básica Primaria de la I.E.D. Escuela Normal Superior María Auxiliadora de Santa Marta, para lograr la construcción de un currículo integrado y contextualizado. Se busca entonces, la implementación de nuevos enfoques, didácticas y metodologías, para dar repuestas a las exigencias y requerimientos que estas innovaciones implican en el quehacer pedagógico.

El proceso de reconstrucción curricular en esta escuela hacia la construcción de un currículo integrado y contextualizado, ha hecho evidente la discusión pedagógica sobre el problema de la articulación: práctica pedagógica e investigación, específicamente en la función que le corresponde a la investigación en el aula de clase y en la distinción entre dos procesos pedagógicos con identidad propia: investigación y enseñanza.

El maestro como mediador es el responsable de introducir a las estudiantes en el mundo de los científicos, buscando que esta llegue a la comprensión del mundo y del lenguaje científico. La concepción que tiene el maestro de la ciencia ligada a la pedagogía genera campos de saber, esto conlleva un cambio en la idea del maestro y su rol.

La investigación como estrategia pedagógica ejerce un impacto vinculante entre la práctica pedagógica  y la investigación, se le  brinda a las niñas la posibilidad de apropiarse de la lógica del conocimiento y de herramientas propias de la ciencia con la mirada puesta en la sociedad y sus necesidades, proyectándonos al conocimiento significativo al que se refiere Ausubel (2001): para atribuir significado al material objeto de aprendizaje no  sólo se deben actualizar sus esquemas de conocimiento sino también revisar, modificar y enriquecer este conocimiento.

De esta manera la metodología del proyecto de investigación se construye no sólo en función del proceso de indagación, sino en una dinámica en la que los grupos por edad  y por intereses convierten sus preguntas de sentido común en problemas de investigación. El proyecto de aula investigativo aporta claridades de tipo pedagógico sobre el vínculo de la investigación con el currículo, el plan de estudios, temas de evaluación y la actividad pedagógica. Se apoya en un enfoque holístico que resalta la necesidad de desarrollar metodologías que tengan en cuenta los contextos, la vida y los intereses de los participantes en la actividad escolar y a su vez, es propositivo en el ámbito de la metodología para los procesos de aprendizaje y la integración de las diferentes dimensiones del desarrollo humano en el proceso educativo. De este modo el  proyecto de aula  investigativo que articula el plan de estudios del grado funciona como un puente entre la pedagogía, la investigación y la vida.

En el ámbito de la educación en esta escuela, va cambiando el modo de entender la actividad científica desde tres espacios en permanente interacción: la innovación, su justificación y aplicación - enseñanza. Esto construye una estructura del conocimiento escolar con cuatro componentes: El mundo  de los estudiantes, los fines de la escuela (su proyecto), la ciencia para este contexto y el método para lograr este resultado.

El maestro como mediador es el responsable de introducir a las estudiantes en el mundo de los científicos, buscando que esta llegue a la comprensión del mundo y del lenguaje científico. La concepción que tiene el maestro de la ciencia ligada a la pedagogía genera campos de saber, esto conlleva un cambio en la idea del maestro y su rol. Schon (1991), lo reconoce más como productor de saber que como implementador de procesos prediseñados, los denomina, profesionales reflexivos.

Cochran Lythe y Martin (2006) plantearon la existencia de conocimientos y reflexiones en la acción, lo que permite integrar en las actuaciones explícitas e implícitas lo cognitivo, lo emocional, la teoría y la práctica. Reconociendo que tanto quien enseña como quien aprende dentro de una comunidad trabajan para generar conocimiento local, prever su práctica y teorizar sobre ella, interpretando las conclusiones de otros.

En esta escuela es relevante el uso de la investigación o indagación como metodología para construir un espíritu científico en las niñas, se proponen múltiples caminos con diversos procesos para desarrollar. Es una experiencia de disfrute y goce de la indagación,  observación y diálogo permanente sobre inquietudes, hallazgos, descubrimientos, construcción de saberes que involucran procesos de investigación en el desarrollo curricular en el aula.

En el marco de la propuesta “Escuelas para enseñar vida”, surge la propuesta de la investigación como estrategia pedagógica en el aula; una experiencia que dinamiza el proceso educativo, que busca aportar una herramienta pedagógica, didáctica, que apoya la comunicación desde  los procesos vitales en el espacio educativo. En esta experiencia significativa, el proceso de enseñanza es ante todo comunicación. La constatación de que la enseñanza de actitudes y estrategias de aprendizaje, corren paralelos al aprendizaje de contenidos y procedimientos es la voz que llama al cambio de perspectiva para vivir la  escuela como escenario para la socialización de las personas; y especialmente para las niñas la escuela es escenario principal de su construcción como persona, siendo el aula de clase,  un espacio vital, un espacio para  el encuentro y la comunicación.

Idealmente el aula es ese espacio común para el entendimiento mutuo, para cierta negociación de conocimientos y para la formación de significados compartidos. En este sentido enseñar es comunicar, según lo afirma Edward Mercer (1987).  En esta escuela al enfocar la enseñanza desde este punto de vista comunicativo recurrimos a la investigación como estrategia pedagógica que nos sugiere muchas posibilidades para orientar las actividades educativas, recrear el aula y renovar las didácticas.

 

BIBLIOGRAFÍA

AUSUBEL,  David, Adquisición y retención del conocimiento Ed. Paidós. Madrid 2001

BEDOYA, José. Pedagogía ¿Enseñar a pensar? Reflexión filosófica sobre el proceso de enseñar. Ecoediciones. Bogotá 2008

CERDA, Gutiérrez, Hugo. La investigación formativa en el aula. Ed. Magisterio. Bogotá. 2007.

CONVENIO Andrés Bello. La investigación como práctica pedagógica. Santa fe de Bogotá

COCHRAN, M. Litle, S. Más allá de la certidumbre adoptar una actitud indagadora sobre la práctica. Ed. Optaedro. Barcelona 2003

DUGUA, Colette. La cultura en el aprendizaje escolar. Elementos para una pedagogía dentro y fuera del aula. Ed. Trillas. Meéxico. 2007

ELLIOT, Jhon. La docencia como aprendizaje. En: “Pedagogía del siglo XX”. Ed. CISSPRAXIS, Barcelona 2000.

HUERTA, Antonio. El saber hacer en la profesión docente. Ed. Trillas. México 2001

MEJIA, M.R. Los movimientos pedagógicos en tiempos de globalización. Ed, Desde abajo. Bogotá. 2006

SCHON, D. La formación de profesionales reflexivos. Hacia un nuevo diseño de la enseñanza y el aprendizaje en las profesiones. Ed. Paidos. Madrid. 1991

www.expedicionpedagógica.org

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Escrito por
Licenciada en Filosofía y letras
Promedio: 4.6 (15 votos)
Estadísticas: .
Carlos Enrique Sánchez Santamaria
Gran Maestro Premio Compartir 2011
Con el apoyo de las tecnologías logré que los estudiantes convirtieran el pasado de exclusión que vivió éste municipio lazareto en un pretexto para investigar, conocer la historia y conectarnos con el mundo.