Usted está aquí

Las semanas de desarrollo institucional

El año escolar inicia con un espacio dedicado a la planeación, discusión y evaluación de las estrategias pedagógicas y las actividades de cada uno de los establecimientos educativos del país.

Enero 18, 2016

Las semanas de desarrollo institucional han dado inicio a un nuevo año escolar en Colombia. Es muy afortunado para la educación del país que se hayan mantenido dichas semanas, ese espacio dedicado a planear, organizar, evaluar, debatir, consensar y reflexionar sobre el quehacer de cada uno de los establecimientos educativos de primaria y secundaria. Es igualmente valioso que si bien el Ministerio de Educación y las Secretarías de Educación emiten recomendaciones sobre las agendas a abordar en el marco del desarrollo institucional, los colegios conservan autonomía para dar tratamiento a temáticas internas y adoptar las metodologías que consideren más convenientes para incluir las recomendaciones dadas.

Las posibilidades de éxito de las semanas de desarrollo institucional y las probabilidades que estas cumplan la finalidad para la cual fueron creadas dependen de los directivos y de los docentes. De la capacidad de liderazgo, de organización, de convocatoria y de la apertura democrática de los primeros, depende en gran medida que los docentes se vinculen con entusiasmo y compromiso en las actividades planeadas.

Las posibilidades de éxito de las semanas de desarrollo institucional y las probabilidades que estas cumplan la finalidad para la cual fueron creadas dependen de los directivos y de los docentes. De la capacidad de liderazgo, de organización, de convocatoria y de la apertura democrática de los primeros, depende en gran medida que los docentes se vinculen con entusiasmo y compromiso en las actividades planeadas. Asimismo, de la buena disposición, la dedicación, el esfuerzo, el orden y la participación activa de los docentes depende que se cumplan los objetivos propuestos.

Lo ideal sería que las metas de calidad, las mejoras en la convivencia, el análisis de los resultados académicos, la reducción de la deserción escolar, la socialización de estrategias pedagógicas exitosas, los proyectos y las actividades para implementar en año, la adecuación de espacios físicos para recibir a los estudiantes en ambientes de aprendizaje agradables y acogedores sean temas de la semana de desarrollo institucional. Por el contrario, sería muy triste que al final de este espacio privilegiado no se hayan cumplido los propósitos del mismo, y tanto los directivos como los docentes queden con la impresión que se perdió el tiempo y se desperdició un escenario ideal para alistar baterías para que el 2016 sea un año exitoso en materia educativa.

El éxito o el fracaso de las semanas de desarrollo institucional, al igual que todos los ámbitos de la vida escolar, depende de la capacidad de los actores educativos para organizarse, consensar y trabajar en pro de un objetivo común el mejoramiento continuo del establecimiento del cual hacen parte, ojala que al finalizar estas semanas de desarrollo institucional todos y cada uno de los directivos docentes y de los docentes del país sientan la satisfacción del deber cumplido.

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Escrito por
Gran Maestra – Premio Compartir (2015)
Promedio: 2.3 (3 votos)
Estadísticas: .
Luis Fernando Burgos
Gran Maestro Premio Compartir 2001
Revivo los mitos y leyendas para invitar a los duendes a guiar procesos de investigación.