Usted está aquí

Más vida y menos celular

Aunque la tecnología tiene muchos aspectos positivos, vivir sumidos en ella no es el mejor camino para vivir a plenitud.

Enero 19, 2016

Soy un defensor de la tecnología y un usuario comprometido y asiduo a las múltiples posibilidades que brindan los diferentes dispositivos móviles. Considero de que son muchas las ventajas y beneficios que las TIC brindan a la sociedad en diferentes frentes, pero infortunadamente estamos dejando de lado algunas situaciones que están afectando la vida familiar y social, las costumbres, la cultura y nuestra propia historia. 

Es curioso que ahora nos llame la atención que niños jueguen con trompos en los patios de sus colegios y no estén pegados a su ‘celu’, que en algunos sitios prohíban el uso de este para que la gente se hable y que se pongan reglas de uso en oficinas y reuniones”.

Es llamativo ver a los usuarios de las tecnologías móviles, en los medios de transporte, restaurantes, colegios, alcobas matrimoniales, etc,  pegados a sus móviles todo el tiempo impactando negativamente y obstaculizando la comunicación, haciéndola menos  personalizada, y perdiendo información importante por falta de contacto directo, el desconocimiento de actitudes, gestos, tonos y el contexto de lo que se dice o escribe, lo cual puede dar lugar a malas interpretaciones.

Es curioso que ahora nos llame la atención que niños jueguen con trompos en los patios de sus colegios y no estén pegados a su ‘celu’, que en algunos sitios prohíban el uso de este para que la gente se hable y que se pongan reglas de uso en oficinas y reuniones.

Si hablamos de redes sociales, los problemas son también complicados, ya que cuando abusamos de ellas y dejamos de lado la vida real, pueden afectar nuestras relaciones de pareja y aún más cuando en este tipo de lugares solemos expresar todo, nuestras alegrías, fracasos, relaciones, rupturas, separaciones, etc., lo que hace demasiado pública nuestra vida privada y esto puede ser perjudicial cuando no se sabe manejar.

Es por esto que es importante que la escuela  acepte el reto de abrir espacios para la sensibilización de la cultura digital y el uso apropiado de los dispositivos, que corrijamos nuestras actitudes de uso y que no dejemos de lado la vida, que nos escuchemos y reconozcamos, que recuperemos las cosas simples y análogas de los intereses de los niños, adolescentes, pareja, amigos y gente del común, que se promueva, promocione y adopten lineamientos sobre la utilización de la mismas y sobre todo que se genere conciencia que la premisa debe ser Más vida y menos celular.

Nadie dice que no se use el celular pero sería bueno que fuera el menor tiempo posible: limite la duración y número de llamadas, que no solo se viva pendiente de los innumerables chat y sobre todo que no se pierda en encanto de vivir.

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Bloguero invitado
Promedio: 3 (2 votos)
Estadísticas: .
Martial Heriberto Rosado Acosta
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Sembré una semilla en la tierra de cada estudiante para que florecieran los frutos del trabajo campesino en el campo que los vio nacer