Usted está aquí

Saber pedagógico Vs. Teoría pedagógica

 Así como no existe consenso sobre la pedagogía en sí tampoco lo hay acerca del saber pedagógico.

Mayo 27, 2019

En el desempeño de un maestro es pertinente diferenciar entre lo que se conoce como el saber pedagógico y la teoría pedagógica, pues son conceptos distintos que en ocasiones se complementan.

La teoría pedagógica es un tipo de saber de carácter académico-disciplinar con pretensiones de cientificidad construido en el intento de teorizar y aportar a la comprensión del hecho educativo y pedagógico. Al respecto Restrepo (2004: 46) nos dice que "si bien es cierto que no hay una sola concepción acerca de la naturaleza de la pedagogía. Se puede concebir la teoría pedagógica como un sistema de ideas, conceptos, hipótesis, generalizaciones y postulados, relacionados con la ejecución de la educación en tanto la enseñanza y formación, es decir, las mejores estrategias de impartir la instrucción y la formación personal y social. Estos sistemas se han ido construyendo desde la investigación acerca de la experiencia explicativa y a partir de la reflexión filosófica y el análisis lógico, por pedagogos y otros profesionales que se han interesado en la educación y en sistematizar su objeto y método".

El saber pedagógico, que no hace referencia a un conjunto de conocimientos con pretensión de cientificidad sino de un saber de carácter más subjetivo, individual y práctico que surge del hacer y actuar mismo del maestro en medio de las realidades educativas que caracterizan su labor.

En este sentido, el saber no remite necesariamente a la teoría pedagógica — aun cuando no es ajeno totalmente a ella - pero su preocupación principal se centra en el terreno de la praxis reflexiva toda vez que es en medio de ella que el maestro actúa y aporta para la construcción de sujetos y sociedad.

De una manera enfática, Restrepo afirma que "así como no existe consenso sobre la pedagogía en sí tampoco lo hay acerca del saber pedagógico. No obstante, cuando se hace referencia a este último se alude a un saber profesional práctico que tiene que ver con la formalización del "saber hacer pedagógico" construido por docentes individuales. No basta saber de la pedagogía para ser exitoso en la educación, para ser un maestro efectivo. En este sentido ese saber pedagógico es la adaptación de la teoría pedagógica a la actuación profesional de acuerdo con las circunstancias particulares de personalidad del docente y del medio en que él debe actuar es más individual más personal y relacionado profundamente con las competencias que llevan a la práctica efectiva y aunque basado en la teoría pedagógica muchas veces debe romper con esta y distanciarse del discurso pedagógico oficial, esto es de la teoría vigente impulsada por la entidades formadoras de educadores y por la política oficial".

Aunque estemos ante dos cuerpos claramente diferenciados, es necesario señalar que no son extraños entre sí mismos y que, por el contrario, entre ellos se establece un conjunto de relaciones que llegan a enriquecer las prácticas de los docentes. Estas relaciones sin lugar a duda se dan en los espacios de la práctica cotidiana del docente pues es allí donde encuentran un espacio para objetivarse.

Es en el día a día del trabajo del docente, en donde el diálogo entre estas dos formas de saber encuentra un escenario, pues "este saber - hacer se construye desde el trabajo cotidiano que los docentes realizan para enfrentar y transformar su práctica de manera que responda en forma adecuada a las condiciones del medio, a las necesidades de aprendizaje de los estudiantes y a la agenda sociocultural de estos últimos. Es por ello más subjetivo, más ajustado al que hacer de cada docente, y se va construyendo mediante la reflexión acerca de la propia práctica en la acción de todos los días y en la transformación permanente de aquella y de su relación con los componentes disciplinares que la determinan".

Como puede evidenciarse, la construcción del saber pedagógico no es un proceso que pueda comprenderse fácilmente o que suceda sin generar una cantidad de implicaciones significativas de distinto orden. Habría que decir que para que exista realmente este saber debe mediar algún tipo de reflexión que le permita a su portador tener conciencia mínima de él, sus características, alcances y potencialidades. Una reflexión que no solo está en el orden puramente racional, sino que involucra otros órdenes de la conciencia, la acción y la emoción.

Pese a esta complejidad, la construcción de saber pedagógico encierra un gran valor para las comunidades profesionales en el campo de la educación. pues las desplaza del lugar en que están situadas como consumidoras y transferentes de conocimiento producido desde la teoría pedagógica y el saber disciplinar a un lugar más potente, el de constructoras de su propio conocimiento. Un conocimiento que, aunque tiene una gran potencia - pues ha surgido y sido probado en el campo mismo de la acción educativa - casi siempre termina invisibilizado dado su carácter puramente individual y en muy pocas situaciones puede impactar positivamente a otros docentes.

En tal sentido, Tatiana Arce sostiene que el currículo de formación de profesores debiera replantear los mecanismos de articulación hasta ahora desplegados, no sólo incorporando la mirada de distintas disciplinas auxiliares a la pedagogía o introduciendo tempranamente actividades prácticas, como lo ha hecho hasta ahora, sino que concibiendo la construcción del saber pedagógico como un proceso cognitivo complejo que requiere de un abordaje metodológico visto desde la teoría de la complejidad para lograr un conocimiento profesional articulado.

Bibliografía.

  • Restrepo, B. (2004) La investigación, acción educativa y la construcción de saber pedagógico. En Revista Educación y educadores. Universidad de la Sabana. Vol. 7 Págs. 45-56.
  • Díaz Arce, Tatiana, La construcción del saber pedagógico y la formación de profesores. Investigación y Postgrado [en línea] 2014, 29 [Fecha de consulta: 20 de mayo de 2019] Disponible en: www.redalyc.org/articulo.oa?id=65848281008 ISSN 1316-0087 
  • Universidad de la Salle, Apropiación de los docentes investigadores del DFL en torno a la categoría Saber Pedagógico y la metodología de Investigación Acción Educativa.

Imagen

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Abogado, con especialización en opinión pública y mercadeo político y Magíster en Educación.
Promedio: 5 (5 votos)
Estadísticas: .
María Del Rosario Cubides Reyes
Gran Maestra Premio Compartir 2006
Desarrollé una fórmula química que permitió a los alumnos combinar los elementos claves para fundir la ciencia con su vida cotidiana sin confundir los enlaces para su futuro.