Usted está aquí

Tejiendo mi propia historia

Para despertar la capacidad de narrar es necesario que los niños y adolescentes puedan leer narraciones a través de toda su vida escolar.

 

Marzo 2, 2017

Las narrativas son vitales en la construcción del sujeto y en la resignificación del Yo, porque a través de ellas se logra compartir significados que nos ayudan a entender el mundo y a encontrar nuestro lugar en él. Narrar y narrarnos nos permite disfrutar de un encuentro con el pasado pero también con el futuro, permite elucubrar, divagar y fantasear, ayuda a recuperar la coherencia de aquel que se enfrenta a un evento impactante o traumático porque relatar lo acaecido,  descifrar los sucesos, conferirle intencionalidad y encontrarse con los personajes e historias que pueblan las diferentes tipologías textuales permite reconocernos e identificarnos con sus dramas, con sus penas y también con sus sueños y deseos.(Bruner, 2003)  

Para despertar la capacidad de narrar es necesario que los niños y adolescentes puedan leer narraciones a través de toda su vida escolar, que se comience en el preescolar y que a través de toda su formación académica en las diferentes asignaturas se les entusiasme, se les incite, se les ofrezcan diversas narraciones desde cuentos, mitos, leyendas, crónicas, novelas, obras teatrales, artículos periodísticos, ensayos y que se les anime y se les ayude a escribir, a narrar sus acontecimientos cotidianos por más sencillos que sean en pequeños diarios, en memorias y luego en autobiografías. (Álvarez, 2015)

Como parte del proyecto En Castilla Tejiendo Sueños,  que utiliza la literatura y la producción textual para generar un disfrute y un impacto en la subjetividad que logre afianzar la autoestima de sus participantes, incursionamos en el mundo de las biografías y las autobiografías, ya que ésta es una forma elemental mediante   la cual  los seres humanos  pueden objetivar su vida artísticamente. (Bajtín, 2.000)   En una  labor de seducción se intenta llevar  a los estudiantes a  aprender gozando a través  de cada uno de los pasos que se realizan,  que concluirán con la producción de su autobiografía.

  • Todos los integrantes de la clase, incluyendo a la maestra, traen la biografía de un personaje que admiren.
  • Se reúnen en  sub grupos de cuatro estudiantes y cada uno lee  en voz alta  la biografía que trajo   y comenta por qué escogió  ese personaje.
  • De las biografías  se  escoge una  para ser leída en plenaria.
  • En la plenaria un integrante de cada  sub grupo la lee en voz alta y explica por qué la seleccionaron.
  • Posteriormente se plantean preguntas para que todo el grupo participe. ¿Para qué sirven las biografías?  ¿Qué nos aportan las biografías? ¿Cuál es el valor de la biografía?
  • Con la orientación de la maestra se identifica la estructura de la biografía y  ésta solicita que para  la próxima clase cada integrante del salón, incluyendo a  la maestra, redacte un primer borrador de la  biografía de uno de sus familiares. (Abuelos, tíos,  padres, hermanos.)
  • Al llegar a clase se retoma el tema permitiendo a los estudiantes que comenten sobre los  avances de la sesión  anterior.
  • Nuevamente se conforman sub grupos de cuatro estudiantes y se les solicita que compartan con sus compañeros el trabajo realizado.  Entre ellos se ofrecen sugerencias y se corrigen errores de construcción.
  •  Finalmente la maestra  trabaja con cada estudiante, lee la biografía que éste redactó, hace   correcciones y sugerencias y le solicita una próxima entrega para la siguiente clase.
  •  Cuando el escrito cumple con los mecanismos  de coherencia, cohesión y progresión temática se pasa en limpio, se ilustra y se guarda en la carpeta de trabajos esperando ser publicado.

Después de leer biografías y escribir una, entonces iniciamos el trabajo con la autobiografía.

  • Se lee en voz alta  una autobiografía escogida por la maestra y proyectada en el video bean, ella  propone que el grupo identifique similitudes y diferencias con la biografía, así como los elementos claves de ésta.
  • Se reúnen en sub grupos de cuatro estudiantes.  Cada grupo recibe  una autobiografía de un personaje y hacen la respectiva lectura de ésta  en voz alta; posteriormente comentan entre ellos  los aspectos que más los impactaron de la vida de éstos.
  • En plenaria cada grupo sintetiza la vida del personaje y cuenta el impacto que tuvo en ellos esta autobiografía.
  • La maestra comparte con el grupo su propia autobiografía y propicia el comentario de la misma.
  • La maestra solicita a los estudiantes traer para la próxima clase el primer borrador de su autobiografía y  sugiere tener en cuenta aspectos tales como:
  1. Nombre y quiénes de tu familia lo escogieron,
  2. Datos relacionados con tu nacimiento (fecha, lugar, anécdotas sobre tu nacimiento si las hay)
  3. Tus ancestros, la vida de tus abuelos, la de tus padres
  4. Personas y sucesos que han marcado tu vida (familia, amigos, maestros)
  5. Tránsitos geográficos (lugares en los que has vivido)
  6. Tránsitos académicos y las asignaturas de tu predilección
  7. Consumos culturales: libros, películas, t.v. revistas, internet, periódicos
  8. Aficiones
  9. Proyecciones
  • En grupos de tres estudiantes comparten sus autobiografías, se hacen comentarios  y entre ellos hacen correcciones relacionadas con la coherencia, cohesión  y ortografía .
  • Se respeta a aquel estudiante que no quiera compartir con el grupo su autobiografía
  • Posteriormente la maestra las lee y hace las respectivas sugerencias y correcciones en busca de la coherencia y la cohesión del texto. Cuando se logra este objetivo el estudiante  entrega en limpio la autobiografía ilustrada según el gusto de su autor, lista para publicar, si éste así conviene.

Los  estudiantes que han participado en el proyecto  afirman que  la  elaboración de autobiografías les ha  permitido rememorar aquellos sucesos de su vida que los han marcado negativa o positivamente pero que también les ha permitido proyectarse, soñar, imaginar,  para acercarse a otras realidades y escribir como nunca lo habían  imaginado. Al narrar sus vidas a través de sus  autobiografías  se hace  un ejercicio de catarsis que permite confrontarse con situaciones impactantes vividas en sus hogares,  pero también de  fantasía y de magia,  de incitación a la creación literaria. Estas narraciones lograron darle sentido a la vida de cada uno de estos adolescentes, Bruner nos dice que somos fabricantes de historias y que nuestras narraciones tienen por objeto darle sentido a nuestras vidas, y nos ayudan a entender lo insólito del ser humano (Brunner, 2003)

El maestro tiene en la narración  la posibilidad de conseguir que logren una excelente producción textual sin recurrir a las extenuantes clases apartadas de la vida y situadas exclusivamente en aspectos gramaticales y ortográficos,  más allá de un gran cantidad de conocimientos a los que pueden llegar a través de la web, requieren  palabras,  relatos, que los haga sentir que en alguna parte hay otros y otras que han sentido como ellos, que han sufrido como ellos y que han soñado como ellos.

Su primera autobiografía la escriben en el grado noveno y continúan escribiéndola hasta el grado once, en el que  se puede apreciar los avances que se hacen visibles en  una  narración coherente, uso apropiado de  conectores lógicos, signos de puntuación,  utilización de metáforas,  de intertextos,  hipérboles,  del símil. Es evidente un enriquecimiento en el léxico.

La invitación es a desbordar los lugares comunes de la clase tradicional y a encontrarnos con la maravilla de esos niños, niñas y jóvenes que llegan a las aulas con profundas heridas en sus núcleos afectivos, jóvenes vulnerables, que cargan con la herencia de toda la violencia histórica que esta Colombia amada ha arrastrado por décadas, seres que requieren una palabra, muchas palabras, cuentos, mitos leyendas, biografías, autobiografías,  novelas que les posibiliten soñar con otros mundos posibles.

Referencias

Álvarez, Yolanda. (2015) Las narrativas en la resignificación del Yo. Caracterización en adolescentes de una institución educativa del municipio de Ibagué Tolima. Trabajo de grado para obtener el título de Magister en Educación.

Bruner, (2003). La fábrica de historias. Fondo de cultura económica de España.

Bajtín, citado por Rodríguez C. en El género autobiográfico y la construcción del sujeto autorreferencial, recuperado de revistas.ucr.ac.cr › Inicio › Volumen 26, Número 2 › Rodríguez Cascante
Camps, Anna. 2003. Secuencias didácticas para aprender a escribir.  Editorial  Graó. Barcelona

Nussbaum, M. (2011) Sin fines de lucro. Katz, Editores. Buenos Aires.

Petit, M. (2001). Del espacio íntimo al espacio público. Fondo de cultura económica.

Stenhouse. L. 1998. La investigación como base de la enseñanza. Ediciones Morata.

 

Escrito por
usuario
No hay votos aun
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.