Usted está aquí

TIC en la escuela: deseo Vs. realidad

Algunas de las limitaciones más frecuentes que enfrentan los maestros a la hora de incorporar la tecnología en su práctica pedagógica cotidiana

Marzo 6, 2015

Los maestros deben incorporar las Tecnologías de Información y Comunicación- TIC,  para innovar en sus prácticas pedagógicas. La anterior es una de las máximas que desde años recientes se pregona en al campo educativo desde muy diferentes instancias: organismos multilaterales, Ministerios de Educación, áreas de responsabilidad social de empresas de tecnología, universidades, centros de investigación educativa, entre otros.

Para lo anterior se han formulado orientaciones, programas de capacitación docente, entrega de mayor número de dispositivos de acceso a Internet a colegios, creación de portales web de repositorios de contenidos digitales y realización de eventos de socialización de experiencias. Ahora desde la mirada del maestro ¿cuál es la realidad?  

En conversaciones con maestros emergen aspectos que resultan cruciales para que en la práctica cotidiana se haga realidad un mayor uso de TIC orientado a desarrollar métodos más pertinentes de enseñanza con sus estudiantes.  He aquí algunos de ellos:

  1. Tiempo para explorar, ensayar y planear:la mayoría del tiempo los maestros en su jornada de trabajo no cuentan con tiempo que puedan dedicar para buscar y probar recursos digitales que puedan ayudarles en el tratamiento de un determinado tema. Así mismo es nulo o muy limitado el tiempo para formación sin dejar de “dar” clase  a sus estudiantes.
  1. Oportunidad de acceso a los recursos TIC de la institución: por lo general las instituciones han dispuesto de salas de informática en dónde se ubican los computadores y por lo tanto el acceso a Internet, lugares que por lo general están ocupados en la clase de tecnología con muy poca posibilidad de uso por docentes de otras áreas, y aun cuando existe la posibilidad de acceso a otras áreas se depende de la posibilidad que se encuentren las salas disponibles cuando se ha planeado una actividad pedagógica que involucra el uso de TIC.

Para agregar, los maestros manifiestan que el desplazamiento de estudiantes al aula de sistemas lleva un tiempo que dependiendo de la disciplina del grupo implica un tiempo adicional en organización para el inicio de la clase.

Si bien es cierto que se avanza en la disposición de dispositivos móviles para que sean estos los que se desplacen al aula donde están los estudiantes, aun la proporción es mínima entre el total de instituciones educativas del país, y también implica aspectos logísticos de tiempo y organización para solicitar los recursos, llevarlos al salón, garantizar las conexiones necesarias para su carga, la asignación a estudiantes y la posterior recolección y devolución de los mismos a la dependencia de la institución encargada de administrarlos.

  1. Cantidad y calidad de los recursos:  el uso de medios tecnológicos en una clase puede verse limitado por no contar con el cable adecuado para conectar un dispositivo, o por la velocidad de acceso a Internet que impide que pueda verse un video o consultar una página interactiva. Por otro lado, en la mayoría de instituciones los estudiantes deben compartir el computador con uno o 2 compañeros más limitando la posibilidad individual de interactuar directamente con los recursos propuestos por el maestro.

Los anteriores aspectos no son menores y deben ser considerados en las estrategias de planeación y organización escolar para que las políticas y en general los propósitos y esfuerzos en renovar el cómo se enseña y el cómo se aprende no queden sólo en buenos deseos sino que sean realidades en las prácticas cotidianas de los colegios de hoy.

*Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad estricta del autor.
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Docente investigador y consultor en cultura del aprendizaje
Promedio: 5 (2 votos)
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.