Usted está aquí

Educación: Acuerdos de largo plazo

El propósito principal de la Fundación Compartir consiste en contribuir a mejorar la calidad de la educación en Colombia

Abril 24, 2015

La calidad de vida, la equidad y la competitividad de una nación dependen, en el mundo contemporáneo, de la educación de sus habitantes.

No en vano, los países avanzadas en la actualidad, es decir aquellos con mayores índices de equidad y altos ingresos, se denominan sociedades del conocimiento. No es la dotación de recursos naturales la que explica la fuente de sus ventajas competitivas en el contexto del mundo global, sino la capacidad de generar riqueza y prosperidad a partir del conocimiento. Para ello, es necesaria una educación de alta calidad.

La  campaña por mejorar la calidad de la educación en un país como Colombia es de largo aliento. Además de tratarse de un tema estratégico de muy largo plazo, hay un requisito adicional, indispensable para que la educación de buena calidad sea una realidad: el consenso entre los diversos actores alrededor de objetivos y medios para conseguirlos.

Estudiantes, docentes, padres de familia, empresarios, organizaciones sindicales, políticos, legisladores y gobernantes, académicos e investigadores, deben unirse en torno a dicho propósito. No es una tarea fácil, por dos razones básicas.

La Fundación Compartir incluye, dentro de sus prioridades,  la de contribuir a que la calidad de la educación esté en el primer lugar de la agenda pública del país, por un lado; por otro, la de convocar a todos los sectores para que objetivos y medios sean compartidos por maestros, estudiantes, empresarios y gobierno

En primer lugar, porque no todos los actores reconocen el papel de la educación como tema prioritario en la agenda pública. Aunque numerosos políticos lo suelen incluir dentro de sus campañas políticas, no acostumbran ir más allá de la mención de lugares comunes. Hay, sin embargo, dirigentes que, en el pasado y en la actualidad, han contribuido a sentar las bases para un proyecto educativo de calidad de largo plazo.

Segundo, es frecuente no llegar a acuerdos estratégicos por aparentes  motivos ideológicos.  En países como Colombia es fácil, sin que medien debates y análisis, llegar al encasillamiento de quienes realizan propuestas no coincidentes con las propias. La consecuencia es, fatalmente, simple: la carencia de un plan compartido de largo plazo.

En consecuencia, la Fundación Compartir incluye, dentro de sus prioridades,  la de contribuir a que la calidad de la educación esté en el primer lugar de la agenda pública del país, por un lado; por otro, la de convocar a todos los sectores para que objetivos y medios sean compartidos por maestros, estudiantes, empresarios y gobierno, entre otros actores, con una visión de largo plazo. 

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Consultor en educación
No hay votos aun
Estadísticas: .
Fabián Moisés Padilla De la Cerda
Gran Maestro Premio Compartir 2016
Logré que el aprendizaje del inglés se convirtiera en una alternativa para la construcción de un proyecto de vida y el mejor aprovechamiento del tiempo libre