Usted está aquí

Nuevas realidades laborales (II)

En algunas partes del mundo se busca reducir el desempleo juvenil por la vía de optimizar el talento a través de plataformas virtuales que les permita a los jóvenes formarse y actualizarse en forma efectiva.

Junio 26, 2015

La tasa de desempleo correspondiente a los jóvenes es mayor que la tasa promedio de todos los grupos de edad que componen la oferta laboral. En Colombia, las mujeres jóvenes (entre 14 y 28 años)  son las principales afectadas: 22% buscan trabajo y no lo encuentran. Ello, sin hacer referencia a las situaciones de subempleo.

En forma paralela, el número de  personas que están matriculadas en instituciones de educación superior se ha duplicado en lo que va del siglo XXI, a un total de alrededor de dos millones estudiantes. Uno de lo saldos negativos consiste en la frustración de técnicos, tecnólogos y profesionales egresados de tales instituciones que no encuentran empleo o que devengan bajos salarios en caso de estar ocupados laboralmente.

La preocupación es mayor si se tiene en cuenta que la economía colombiana ha crecido por encima del promedio latinoamericano (así como el ingreso per cápita) durante el siglo XXI. A las relativas altas tasas de crecimiento no deberían corresponder los altos índices de desempleo de los jóvenes.

Hay diversos factores que pueden explicar las altas tasas de desempleo, algunos de tipo estructural. Por ejemplo, hay debate alrededor del énfasis en la producción y exportación de hidrocarburos y productos mineros que, aunque  tiene efectos positivos en las cuentas macroeconómicas (al menos hasta 2014), no genera empleo en forma significativa.

Más allá de los temas de estructura hay, también,  aspectos de cultura organizacional que inciden de manera negativa en el empleo. Uno de ellos consiste en el valor que, desde el punto de vista de las empresas y organizaciones, se le confiere a los títulos obtenidos en la educación superior como condición para el ejercicio de ocupaciones  que podrían catalogarse de complejidad media

Sin embargo, más allá de los temas de estructura hay, también,  aspectos de cultura organizacional que inciden de manera negativa en el empleo. Uno de ellos consiste en el valor que, desde el punto de vista de las empresas y organizaciones, se le confiere a los títulos obtenidos en la educación superior como condición para el ejercicio de ocupaciones  que podrían catalogarse de complejidad media.

Así, en las secciones virtuales de ofertas de empleos aparecen, con frecuencia, solicitudes para cargos en taticas. Del diario El Tiempo (Junio 25 de 2015):. $1.500.000 orden cultural que inceiden de manera negativa en el empleo.

En otros ámbitos, como el de la educación, las características de las ofertas de empleo son dramáticas. Del diario El Tiempo (Bogotá, Junio 25 de 2015) se extrae el ejemplo siguiente para docentes que percibirán entre $ 1 millón y $1.5 millones mensuales:

Convergen dos fenómenos que tienen impacto en el mercado laboral: de un lado, la exigencia de títulos profesionales para trabajos que, en la práctica, no los requieren; por otro, la baja remuneración a labores que, como la docente, deberían tener un justo reconocimiento económico.

El común denominador en ambos casos es el de historias de vida de jóvenes que invierten cuantiosos recursos y tiempo en su formación superior, sin la retribución esperada. Sobre-calificación, salarios deficientes, desempleo, son algunas de las situaciones frecuentes de la vida laboral de los jóvenes.

Un tema en discusión* en economías avanzadas se refiere a la búsqueda de formas alternativas de formación y actualización a través de las plataformas en línea, tanto para aquellos que buscan trabajo, como para quienes, ya ocupados, puedan aprender o desarrollar competencias en aspectos específicos. El propósito central consiste en la optimización de los talentos a través de la aceleración de procesos de aprendizaje que, en la actualidad, pueden ser enfocados en ámbitos específicos.

Otro tema, que merece discusión aparte, es el de la llamada economía de la demanda que, en la actualidad, tiende a la generación de nuevos empresarios, jóvenes, que, a través de las plataformas virtuales buscan que oferta y demanda de miles y miles de posibles servicios se encuentren. La tendencia de pasadas décadas de parte de jóvenes egresados de las universidades que aspiraban a  enrolarse en organizaciones que los acogerían por veinte o treinta años es, hoy por hoy, impracticable.

*Friedman Thomas, How to beat the Bots, The New York Times, Junio 10 de 2015.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Consultor en educación
Promedio: 4.5 (2 votos)
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.