Usted está aquí

¿Qué hace el país con un índice de calidad?

… ”Un llamado al gobierno para que explique qué espera de los colombianos con la publicación de un ranking de las instituciones educativas. ¿Qué espera qué hagamos para evitar la estigmatización y discriminación que se está generando sobre unos niños que no tienen otra opción que estar en los colegios públicos que ocupan los últimos lugares del ranking?”

Marzo 30, 2015

… ”Un llamado al gobierno para que explique qué espera de los colombianos con la publicación de un ranking de las instituciones educativas. ¿Qué espera qué hagamos para evitar la estigmatización y discriminación que se está generando sobre unos niños que no tienen otra opción que estar en los colegios públicos que ocupan los últimos lugares del ranking?”.

La ministra Parody anunció la construcción de un índice de medición de calidad de las instituciones educativas que será entregado a cada una de ellas para que directivos docentes, maestros, estudiantes y padres de familia lo analicen durante una jornada que se ha llamado el día E, el día de la excelencia educativa.

El Ministerio de Educación espera que cada institución educativa diseñe y ejecute un plan de mejoramiento basado en los cuatro aspectos que conforman el índice sintético de calidad educativa: los resultados en las pruebas SABER, el mejoramiento de estos resultados, la tasa de repitencia y el ambiente escolar.

“…el índice está hecho y el ranking publicado.  ¿Qué hacer ahora con esto, además de discutir sobre lo perverso de un ranking que es emitido por el gobierno y que genera desconcierto, inconformismo y decepción entre docentes, estudiantes y padres de familia?.”

La novedad de esta estrategia radica en unir en un índice variables conocidas, en dedicar, vía decreto, un  día del calendario escolar al análisis del índice involucrando a toda la comunidad educativa y en proponer incentivos y estímulos económicos a aquellas instituciones que logren el 100% del mejoramiento propuesto.

Los aciertos de esta estrategia, si existen, se conocerán en el mediano plazo. Por el momento, la comunidad educativa puede discutir sobre la metodología utilizada para construir el índice, sobre la pertinencia de crear un día adicional a las jornadas ya establecidas para el análisis de la calidad educativa de las instituciones, sobre el alcance que el Ministerio le quiere dar al índice y sobre el manejo mediático de la estrategia.

Cualquiera que sea la opinión al respecto, lo cierto es que el índice está hecho y el ranking publicado.  ¿Qué hacer ahora con esto, además de discutir sobre lo perverso de un ranking que es emitido por el gobierno y que genera desconcierto, inconformismo y decepción entre docentes, estudiantes y padres de familia?.

Tal vez debamos empezar por preguntarle al gobierno Santos tres cosas:

  • ¿Cómo le explicará al país que un ranking es relativo y que los puestos no siempre demuestran diferencias sustanciales entre unos y otros? ¿Cómo explicar que cuando todos los colegios son buenos, ser el peor no es grave, y que cuando todos son malos, ser el mejor no necesariamente es motivo de orgullo?.
  • ¿Qué herramientas le va a dar a los maestros y directivos docentes para que el año entrante, en el día E, le puedan contar a sus alumnos y padres de familia el número de puestos que subieron en el ranking nacional? ¿Y qué herramientas les va a dar para mantener el mejoramiento en el largo plazo?
  • ¿Y qué va a hacer en los siguientes años, cuando a pesar del cumplimiento de los planes de mejoramiento, unos colegios, inevitablemente, ocupen puestos inferiores en el ranking nacional?

Mejorar la calidad educativa es una prioridad que requiere de una estrategia integral que trascienda las intenciones plasmadas en un plan de mejoramiento elaborado por cada colegio. La calidad educativa está determinada también por infraestructura, dotación escolar, material pedagógico, currículo, organización escolar y, sobre todo, por la calidad de los maestros y rectores.

“La calidad educativa es una responsabilidad de todos los colombianos y contribuir con su mejoramiento es la misión de la Fundación Compartir. Es por esto que nuestra respuesta al índice sintético de calidad es la continuidad de nuestro trabajo”.

La Fundación Compartir está convencida de que el mejoramiento de la calidad educativa necesita de políticas de Estado que vayan mucho más lejos de lo que está haciendo el actual gobierno. Se necesita una reforma que genere condiciones favorables de formación y de trabajo para los docentes.

Y se necesita, por supuesto, del compromiso de maestros y rectores. La pregunta es entonces también para ellos. ¿Qué van a hacer con los resultados del índice de calidad sintética?

  • ¿Están los maestros dispuestos a sistematizar y evaluar permanentemente su práctica pedagógica?
  • ¿Adaptarán su quehacer pedagógico a las condiciones específicas de cada uno de sus estudiantes y a las necesidades de la sociedad del siglo XXI?
  • ¿Asistirán diariamente al aula de clase?
  • ¿Pondrán los rectores los recursos físicos y financieros al servicio del aprendizaje de los estudiantes?
  • ¿Cómo involucrarán a toda la comunidad educativa en el aprendizaje de sus estudiantes?
  • ¿Cómo establecerán los maestros y rectores un ambiente de respeto, convivencia y aprendizaje en las instituciones educativas?

Y es necesario también que las entidades territoriales asuman la responsabilidad que les corresponde. Aunque el resultado mediático del índice las deja al margen de la discusión, para el sector educativo es claro que son también actores fundamentales. Para ellas también hay preguntas:

  • ¿Le darán prioridad al tema educativo?
  • ¿Los alcaldes y secretarios de educación estarán dispuestos a trabajar por los niños y jóvenes  con criterios técnicos ajenos a los intereses políticos e ideológicos?

La calidad educativa es una responsabilidad de todos los colombianos y contribuir con su mejoramiento es la misión de la Fundación Compartir. Es por esto que nuestra respuesta al índice sintético de calidad es la continuidad de nuestro trabajo.

Mantendremos el acompañamiento a maestros y rectores  con programas como el Premio Compartir y seguiremos entregando al gobierno insumos que contribuyan al diseño y ejecución de la reforma educativa que necesita el país.  Reiteramos nuestra disponibilidad de trabajar con Ministerio de Educación cuando se decida a iniciar la reforma.

Y para finalizar, un llamado al gobierno para que explique qué espera de los colombianos con la publicación de un ranking de las instituciones educativas. ¿Qué espera qué hagamos para evitar la estigmatización y discriminación que se está generando sobre unos niños que no tienen otra opción que estar en los colegios públicos que ocupan los últimos lugares del ranking?

Escrito por
Gerente de Educación Fundación Compartir
Promedio: 5 (2 votos)
Estadísticas: .
Nancy Palacios Mena
Gran Maestra 2015
Quienes hemos estado cerca de procesos educativos somos conscientes de la importancia de la innovación y de la necesidad imperiosa de dejar atrás la forma tradicional de enseñar