Usted está aquí

La historia de éxito del colegio Compartir

Hace 18 años empezó la historia de éxito del Colegio Compartir, llena de aprendizajes e innovación educativa. Su historia está íntimamente ligada a la Fundación que lleva el mismo nombre.

Febrero 3, 2015

El 4 de febrero de 2015, será un día significativo para la Fundación Compartir: corresponde al nacimiento de un nuevo programa que entrará a formar parte de la historia de la organización.

Pero antes, es importante realizar una retrospectiva hacia el 1 de enero del 1997, cuando empezó oficialmente el programa de instituciones por parte de la Fundación Compartir y a partir del cual se asumió por completo el control de la Institución Educativa Compartir Suba, entregada a los padres de familia para su administración en 1994.

Posteriormente, estando la Fundación bajo el liderazgo del doctor Gustavo Pulecio Gómez (q.e.p.d.) el programa de prestación del servicio educativo en los niveles de preescolar, básica y media, se amplió al pasar de un solo colegio a tres y de 2.530 estudiantes matriculados en 1997 a 6.122 en el 2007, cifras que reflejan la convicción que tenía su fundador sobre la educación como motor de desarrollo del país.

Sin embargo, por políticas ajenas a la Fundación se tomó la decisión de cerrar dos planteles: Bochica en el 2011 y Tintal en el 2013. En el primer caso los estudiantes fueron reubicados en un colegio distrital que construyeron al frente del de Bochica y en el segundo continuaron en la misma planta física pues la misma fue adquirida por la Secretaría de Educación. Actualmente se administra la Institución Educativa Compartir Suba que cuenta con cerca de 1.300 estudiantes matriculados para este año, los cuales son atendidos en jornada única en dos plantas físicas.

Durante estos 18 años el programa ha beneficiado a miles de estudiantes ubicados en zonas deficitarias en donde la Secretaría de Educación Distrital, no ha contado con suficiente cobertura para atender la demanda de cupos, garantizándoles una formación académica y humana de calidad que les ha facilitado a los egresados desenvolverse con éxito en la educación superior técnica, tecnológica y profesional y/o en el mercado laboral, contribuyendo de esta manera al desarrollo social del país.

Gracias al concurso de nuestros maestros y directivos, se ha desarrollado un ambiente de sana convivencia construido a partir de la capacidad de los miembros de la comunidad educativa de realizar proyectos comunes que respetan los valores del pluralismo y la comprensión mutua, y a través de la participación de los diferentes estamentos de la comunidad educativa en ambientes de equidad e igualdad. Este ambiente escolar ha facilitado obtener logros significativos en las pruebas SABER 11 donde la institución educativa Compartir Suba se clasificó en el 2014 en categoría A. También se ha puesto en marcha el concurso de los padres de familia el programa de lectura y escritura LEO, COMPRENDO y COMPARTO, en el cual nuestros estudiantes leen al año nueve libros en español y uno en inglés.

La institución cuenta también con el programa de orientación profesional que  coordina la exploración vocacional y el seguimiento oportuno de las aptitudes de los estudiantes hacia la búsqueda de la escogencia de proyecto de vida una vez finalicen sus estudios en el colegio. Lo anterior ha contribuido a un sustancial cambio de mentalidad tanto en los estudiantes como en sus familias, dando como resultado que más del 65 % del total de nuestros graduandos adelantan estudios superiores.

Los logros anteriores no hubieran sido posibles sin el concurso de maestros, padres de familia, estudiantes, personal de servicios generales, administrativos y directivos que con su compromiso, abnegación y servicio han contribuido de manera significativa en la realización y puesta en práctica del que se conoce hoy en día como el “modelo de las Instituciones Educativas Compartir”. Por eso es importante aprovechar este espacio, para agradecer a todas las personas que una u otra manera han recorrido  los salones, patios y pasillos del colegio en procura de acompañar el proceso de brindarles educación de calidad a los estudiantes.

Los retos para este año escolar 2015 apenas comienzan, ya que se tiene la esperanza de tener un país en el que se logre vivir en paz y así poderle entregar a las futuras generaciones una Colombia mucho mejor. 

Escrito por
Promedio: 5 (2 votos)
Estadísticas: .
María Del Rosario Cubides Reyes
Gran Maestra Premio Compartir 2006
Desarrollé una fórmula química que permitió a los alumnos combinar los elementos claves para fundir la ciencia con su vida cotidiana sin confundir los enlaces para su futuro.