Usted está aquí

Carl Jung y la necesidad de darle espacio al mundo interior

Un texto elaborado para aplicar en la educación tradicional al desarrollo emocional de los niños y adolescentes.

Septiembre 13, 2018

Uno de avances más importantes de la filosofía moderna lo realizaron los autores del psicoanálisis, el psicoanálisis en 1896, pero ¿qué es el mundo interior?, ¿De qué manera el mundo moderno se encarga cada día de hacer del ser humano un ser distorsionado, más ajeno a la realidad? Uno de los seguidores más importantes de Sigmund Freud fue Carl Jung, nacido en Suiza seguidor de la escuela del psicoanálisis quien se dedicó a estudiar el inconsciente y la manera como este se desenvolvía en el actuar de los seres humanos, a diferencia de Sigmund Freud Jung le dio un lugar al espacio femenino en el accionar de nuestro mundo.

El mundo interior. Cerca del 90% de la manera de nuestro actuar está decidido por nuestro inconsciente, de manera irracional nuestras acciones atropellan nuestro día a día y direccionan el actuar de las personas. Carl Jung que además de ser psicólogo fue también filosofo de la época observo como a través del tiempo los seres humanos tienen diferente formas de comunicación una de ellas es el dibujo, y la pintura. La pintura de todos los tiempos tiene características culturales y representan los principios y valores de cada época. La pintura oriental, los símbolos, las figuras representan formas y maneras de ver el mundo muy diferente a las del mundo occidental. Jung XXX observo como las mándalas del medioevo realizadas por los monjes de los monasterios representaban expresiones de un mundo mágico, denominado el mundo interior. Para Carl Jung el mundo interior es el medidor entre lo biológico y nuestro pensamiento consciente.

Estos mismos símbolos se observan en la pictografía de los monjes orientales, sin un sentido estrictamente racional y ordenado. Uno de los escritos más interesante realizados sobre este autor lo realizó Alejandra Elbaba en su tesis “Los mándalas en El libro rojo de Carl Gustav Jung. Para un acercamiento al simbolismo del centro interior”. En él, la autora realiza un acercamiento a los trabajos realizados por Jung, estudios que le dan cabida a la parte irracional y simbólica por medio de la cual nuestro subconsciente hace llamados de existencia al “mundo racional”.

La “visión racionalista” fue pensada con profundidad por Arthur Schopenhauer durante el siglo XVIII, quien en uno de sus escritos observa lo siguiente:

Para Schopenhauer la razón es comparable al recadero de una tienda: va a donde la Envía su dueño, es decir, “la voluntad”. La voluntad no es espíritu, ni moralidad, ni razón histórica. Voluntad es al mismo tiempo la fuente de la vida y el sustrato en el que anida toda desventura: la muerte, la corrupción de lo existente y el fondo de la lucha universal. (13)

La visión tradicional de la educación basada en el racionalismo en muchos casos parece que cree que educar con la “razón” es suficiente para formar y que apela al acopio de información como estrategia en educación. La elaboración del inconsciente por otro lado, como lo demuestran los estudios e investigaciones realizados por los psicoanalistas actúa como forma de liberar las tensiones internas y estas finalmente terminan dominando a las informaciones racionales obtenidas en la educación desde el racionalismo. Las pruebas de ellas son innumerables en el ámbito escolar: deserción, jóvenes con alto riesgo psicosocial (delincuencia, violencia, drogas, embarazos en adolescentes) y complejos problemas cognitivos que nos acompañan hasta la edad adulta. En la educación tradicional sabemos mucho, algo o poco de muchas cosas, y nada de nosotros mismos.

Un informe de la Universidad Nacional revela por ejemplo que entre el 3 y 4 por ciento de los estudiantes sufre de TDAH Déficit de Atención Cognitiva, este TDAH persiste durante todo el proceso y aprendizaje del individuo

Para muchos autores, el TDAH es el trastorno más frecuente en la infancia (2,20-22), y todo indica que persiste en la adolescencia y la edad adulta (3,21-23). La prevalencia del TDAH oscila entre 3 % y el 7 %, en población general (APA, 2002) y entre el 10 % y el 15 % en población clínica (24).

Otros de los problemas más comunes en nuestro medio, son los problemas psicológicos. El informe de la revista semana de 2016 revela que de 100 estudiantes 44 padecen algún tipo de trastorno psicológico. Bulimia, Drogas, Violencia y propensión a diferentes tipos de riesgos psicosociales demuestras que la educación actual debe abrir un espacio para la auto-curación.

En efecto, no podemos pretender una sociedad mejor simplemente con sujetos más inteligentes y colmados de información y, emocionalmente huraños. Una sociedad así conduce como lo vemos en la actualidad a aumentar las acciones para el beneficio individual y desconocer lo común como medio garantista del progreso individual a la vez que grupal. Un individuo que se encuentra en dificultades con su emocionalidad proyectará endemismo estado en sus acciones hacia su entorno comunitario.

¿Cómo transformamos? ¿Cómo nos educamos? ¿Cómo nuestro cerebro juega y procesa y ordena nuestras realidades en nuestro mundo interior? De un lado para otro el verdadero trasmutar de nuestros pensamientos y sentimientos lo realiza el hombre a través del arte simbólico; En él se pinta y se expresa la fuerza vital de los seres humanos, sus miedos, angustias, frustraciones, alegrías y tristezas. En ese mundo inaccesible a nuestros sentidos la energía vital se trasforma en imaginación y la imaginación posee un carácter sanador por sí mismo. Otra cualidad muy interesante de la imaginación como creadora de mundos es la de convertirse en una especie de fuerza regenerativa, estos mundos son más positivos y mejores.

En las llamadas Conferencias de Tavistock, de 1935 (catorce años después de Tipos Psicológicos) Jung habla por primera vez de “imaginación activa”10 para referirse a su método de trabajo con las imágenes de lo inconsciente, expresando que prefiere el término “imaginación activa” al de “fantasía”, pues hay una diferencia entre ambas. Mientras la fantasía es algo absurdo, una impresión efímera, la imaginación es activa, creación intencional (2009: 164)

Las creaciones fantásticas, son aquellas que salen de una imagen a otra, como en los sueños el inconsciente se manifiesta de un lugar a otro con imagen cuyo enlace desordenado parecen desembocar en una sin razón. Las imágenes fantásticas son trabajadas por Carl Jung en una categoría especial llamada mándala. Las mándalas una representación superior del yo, súper yo y el ello encierran una sinfonía de colores, que transmuta la energía vital de un trabajo a otro de manera que el resultado final es la búsqueda de un ser renovado y cada vez más completo.

El ser trascendente, aquel que le da cavidad a nuestra individualidad, a la valoración de quienes somos en función de nosotros mismos y no de la uniformidad o el ser social, se manifiesta en el trazo y el color que cada uno damos a nuestro trabajo personal, es un sello único e irrepetible producto de nuestro desenvolvimiento y desarrollo en la sociedad, en el espacio y tiempo que corresponde y que obedece a una serie de circunstancias particulares del entorno cercano. ¿Cómo vemos el mundo? ¿Cómo cuadriculamos el mundo? No es una cuestión de fórmulas es algo muy personal en la que no hay cabida para nadie más que para nuestro propio ser, nuestro ser interior.

Actualmente diferentes experiencias han demostrado que la utilización y trabajos con mándalas contribuyen al mejoramiento de diferentes tipos de problemas cognitivos y emocionales en niños adolescentes. La investigación realizada por María José Cuéllar, María Francisca González y Camila Silva, estudiantes de Psicología Visión Humanista Transpersonal de la Universidad del Pacífico. Demostró que al utilizar dos veces por semana este tipo de recurso, se logró que “Entre los principales resultados, se observó que mientras se realizaba la actividad, los estudiantes se concentraban y estaban en silencio. Además, hubo indicadores en relación al autoconocimiento, en donde los alumnos expresaron sentir relajo, diversión, comodidad, concentración y felicidad.”

Otro tipo de estudios con referencia a este tipo de hallazgos que se señalan que indistintamente el área en que se trabaje, este tipo de ejercicios mejoraría en mucho la calidad de la enseñanza tradicional cuya principal función debe ser el formar hombres nuevos, sensibles, alertas a las problemáticas tradicionales y guardianes de su propio orden.

En el año 2007 Patti Henderson y David Rosen de la Universidad Texas A & M escribió un artículo llamado “La psicología de la estética, la creatividad y las artes” para la Asociación Americana de Psicología. Este estudio empírico sobre la curación natural con mándalas, midió el efecto de la utilización de este tipo de ejercicios, evidencio un alivio y mejoría en los problemas de ansiedad.

Jennifer E. Drake en el año 2012 de Boston College público para la misma asociación un trabajo titulado “Hacer frente a la tristeza a través del arte: La distracción es más beneficiosa que la indagación”. La psicología de la estética, la creatividad y las artes. Este, señala que la utilización de dibujos en especial aquellos que son dirigidos hacia algo positivo puede mejorar inmediatamente los síntomas de tristeza. La investigación también señala que en especial para los niños y adolescentes que han sufrido experiencias traumáticas, la utilización de ejercicios de dibujo permite la expresión de sentimientos y mejoramiento de los síntomas posteriores.

Otra experiencia muy valiosa en el ámbito nacional lo mencionan Nancy Mireya Díaz Ballesteros et al. (2015), de la Fundación Universitaria Los Libertadores, en su tesis de especialización con el título de Los Mándalas Como Herramienta Para Fortalecer La Atención En La Asignatura De Matemáticas En Los Niños De Primero A Del Colegio Venecia Sede B Jornada Tarde En Bogotá, el cual señala como la realización de este tipo de ejercicios motivan y mejoran el comportamiento de los estudiantes en el aprendizaje de las matemáticas.

En su consultorio Carl Jung quien entendió que nuestro cerebro no es capaz de manifestarse totalmente a través del lenguaje hablado o escrito sentaba a sus pacientes y los ponía a representar aquello que sentían, aquello que había soñado, luego finalizaba su sesión complementándola con el discurso hablado de sus pacientes. Como educadores somos conscientes de que el tiempo, el número de estudiantes por salón y nuestra formación, no nos permitiría sumergirnos en el mundo inconsciente de cada uno de nuestros estudiantes; sin embargo, las nuevas tecnologías nos abren de posibilidad de buscar nuevos recursos a través de la red: audios, imágenes gratuitas, y archivos diferentes pueden ser utilizados durante 60 minutos de clase algunas veces por semana, si el estudiante no termina el ejercicio puede quedar para casa.

Este tipo de ejercicios mezclados con nuestras prácticas cotidianas de enseñanza puede abrir espacio a la meditación consiente. No se necesita saber nada, no necesitas poner a investigar el significado de los colores solo permitir que el estudiante complete sus ejercicios en la medida de lo posible en silencio. Cada uno selecciona el color que quiere y lo aplica de la manera que desea, de un lado al otro, de un mándala a otro se observa en el desplazamiento de los colores como se realiza una reacomodación de los pensamientos y sentimientos que no necesita ser explicado, ya que es quien lo realiza quien recibe una sanación inmediata. Existen diferentes tipo de mándalas, los que van de una complejidad menos a otra mayor. Para los niños de preescolar y básica primaria son recomendables los libros escritos por Marie Pré. El tamaño del mándala también puede ser adaptado al tiempo de trabajo.

Por último, me gustaría señalar algunas cosas y traer a colación algunos apuntes de la filosofía de expuesta por Carl Jung. La experiencia con este tipo de trabajos es bastante enriquecedora, el haber encontrado a Carl Jung a través de Alejandra Elbaba me ha permitido desenredar parte del caos que ha generado la vida moderna en nuestra sociedad dice Jung en alguno de sus apartes que solo “en la medida que le demos espacio a lo inconsciente llegaremos a tener una aproximación más precisa de la realidad”. Así mismo, este autor también menciona que una de las causas de la violencia en la sociedad actual es el desconocimiento del lado femenino en el ser humano en nuestra sociedad, la cultura actual se empeña en desconocer esta parte vital que constituye nuestro yo interior motivo por el cual ella se hace manifiesta a través de formas cada vez más violentas.

La invitación es a considerar la realización de este tipo de actividades que permitan que nuestros estudiantes puedan hablar de quienes son, de esta manera el ejercicio de la enseñanza se realizara naturalmente y de forma más humana, solo en la medida en que se reconozca nuestra individualidad, que reconozcamos a nuestros estudiantes como seres en desarrollo cuyo principal propósito es la evolución como seres multidimensionales les devolveremos la dignidad que la sociedad moderna se empeña en quitarle al ser humano. No somos solamente una nota en la planilla sino personas con el afán de ser escuchados de manera que cabe recordar que la palabra o el lenguaje hablado o escrito no nos puede expresar totalmente sino que como lo ha enseñado Jung existen otras formas en las cuales el inconsciente habla, permitamos que esto pueda ser expresado para mejorar la vida de nuestros aprendices, la creatividad, el simbolismo dará luces a unas nuevas maneras de pensar que no sean simplemente la repetición de conceptos delegados por autores de la historia.

 

Bibliografia

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Especialista en Nuevas Tecnologías aplicadas a la educación. [email protected]
No hay votos aun
Estadísticas: .
Luis Fernando Burgos
Gran Maestro Premio Compartir 2001
Revivo los mitos y leyendas para invitar a los duendes a guiar procesos de investigación.