Usted está aquí

Contralores estudiantiles: jóvenes que aportan al control social en la ciudad

La Secretaria de Educación en Bogotá destacó la importancia de que los estudiantes de los establecimientos educativos sean líderes y promuevan el buen uso de recursos y bienes públicos.

Julio 11, 2019

El pasado 5 de junio, los contralores estudiantiles elegidos gracias al mecanismo del Gobierno Escolar, tomaron posesión de sus cargos frente a la Secretaría de Educación del Distrito (SED), el Instituto Distrital de Participación y Acción Comunal (IDPAC) y la Contraloría Distrital de Bogotá en el Salón Presidente del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD).

El contralor estudiantil es un cargo de representación que solo se ejerce en los colegios del sistema educativo oficial de Bogotá, ya que entre sus funciones está la de ejercer control social con la institución educativa y la comunidad a la que pertenece, a través de mecanismos como la rendición de cuentas.

Adicionalmente, quien desempeñe este cargo deberá garantizar la vinculación de los estudiantes de una institución en su funcionamiento, mediante la conformación del Comité Estudiantil de Control Social que se integra por un representante de cado grado comprendido entre sexto y undécimo, para así realizar la auditoría pública de las decisiones que allí se toman.

En el acto de posesión, también se instaló la Red Distrital de Contralores Estudiantiles, conformada por estudiantes de las veinte localidades de la ciudad; por tanto, se resaltó la importancia de trabajar en equipo con la Contraloría de Bogotá, el IDPAC y la SED para brindar el acompañamiento a esta instancia creada por el Acuerdo 401 de 2009. En este espacio, la secretaria Claudia Puentes destacó la importancia de que los jóvenes tomen parte en el ejercicio de control social, apuntando que “quienes participan son las personas que saben que pueden cambiar su entorno”.

Para la contralora auxiliar, María Anayme Barón Durán, “es importante para la Contraloría fortalecer alianzas con sus pares, los estudiantes, con el fin de cambiar una conciencia colectiva para cuidar lo que es público”.

Por su parte, la secretaria Puentes instó a los estudiantes a valorar el progreso que ha logrado la ciudad en los últimos cuatro años, resaltando logros como, por ejemplo, que la edad promedio del primer hijo de los jóvenes haya aumentado a 24 años, y que el Programa de Alimentación Escolar (PAE) de Bogotá cubre el ciento por ciento del tiempo que los estudiantes asisten a clases, entre otros.

“El trabajo del control requiere valorar lo que se va avanzando; a veces las personas confunden controlar con señalar y eso le hace daño a la democracia porque hace que la gente no quiera participar. Es tan fácil señalar a alguien de corrupto y, en cambio, es tan difícil construir para el beneficio de todos”, afirmó la secretaria al referirse a la inmediatez y superficialidad de los señalamientos que se dan a través de las redes sociales.

Brenda Rubiano, contralora del Colegio Luis Carlos Galán (IED) dirigió unas palabras a los estudiantes, señalando la importancia de este cargo y de priorizar durante su ejecución.

“Siempre pensamos que el colegio no hace nada por nosotros, pero no es verdad. Como contralores en este caso tenemos responsabilidades, más que con los entes directivos con los estudiantes, es la satisfacción de ver que lo que ellos piden no es por vanidad sino porque se necesita. Entonces la responsabilidad más importante es la del deber cumplido con los estudiantes; responder con los problemas que se presentan para ejercer el cargo de control social”, concluyó la estudiante.

De esta manera, se da inicio oficialmente al trabajo adelantado por la Contraloría Estudiantil y la Red Distrital, la cual contará con jornadas de formación y, además, participará en Simonu Bogotá 2019 debatiendo el tema de las estrategias pedagógicas para el cuidado de lo público y la cultura de la participación estudiantil.

 


 Imagen www.educacionbogota.edu.co

Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Belkis Briceño Ruíz
Maestra del Colegio Antonio Nariño IED
Cuando uno quiere enseñarle algo a alguien, el que aprende es uno. Eso sucede en la escuela. Eso es lo que buscamos los maestros a diario