Usted está aquí

Docentes de educación inicial ya implementan sistema de valoración del desarrollo infantil

Esta herramienta fue diseñada para ampliar el conocimiento que tiene Bogotá sobre el desarrollo de los niños menores de 8 años. 

Diciembre 23, 2017

La profesora Ana María Chequemarca comparte su experiencia durante la primera fase de implementación de este sistema, pionero en el país. La clase de educación física ha terminado y los 23 estudiantes de transición de la profe Ana María regresan a su salón. Después de una ronda infantil, es hora de la actividad planeada para este día.

Mientras los colores y la creatividad de las niñas y los niños salen a flote, Ana María organiza la información que ha reunido de sus estudiantes y la ingresa a la plataforma virtual del Sistema de Valoración del Desarrollo Infantil (SVDI), herramienta diseñada e implementada por el gobierno del alcalde Enrique Peñalosa para ampliar el conocimiento que tiene la ciudad sobre el desarrollo individual, familiar y comunitario de las niñas y niños menores de 8 años.

“Como docentes, debemos tener claro que no todos los niños de un salón de clase son iguales. Es por eso que el sistema ha cambiado la forma de trabajar en mis clases”, asegura esta maestra del colegio Paulo VI, de la localidad de Bosa, quien parte del grupo de 580 docentes para la primera infancia de la Secretaría de Educación del Distritoque ya suman sus aportes a este sistema pionero en el país que se implementa en el marco de la política de atención a la primera infancia en Bogotá: la Ruta Integral de Atenciones (RIA).

Para Ana María, la docencia es una pasión cuya magia radica en “hacer del colegio un espacio donde los niños puedan ser felices” y, en ese sentido, el Sistema de Valoración del Desarrollo Infantil se ha convertido en un aliado de los docentes para afianzar esta idea, pues justamente se diseñó para generar una mirada integral de la valoración del desarrollo infantil más coherente con su multidimensionalidad y complejidad, así como con el reconocimiento de una pluralidad de desarrollos posibles de acuerdo con los contextos culturales, las interacciones y la perspectiva de derechos.

En la práctica, el sistema permite a docentes como Ana María, brindarles a niñas y niños una educación de calidad y garantizar que sus primeros años escolares se conviertan en una ventana de oportunidades para avanzar en sus procesos comunicativos, cognitivos, corporales, afectivos, sociales y artísticos.

“Muchas veces, por el ajetreo diario, el tiempo se queda corto para mirar las individualidades de las niñas y niños que tenemos a cargo. Pero son precisamente esas diferencias las que permiten a los docentes conocer el porqué de ciertas actitudes o reacciones de los niños. Esa información es muy valiosa porque nos da luces sobre cómo podemos ayudar a nuestros pequeñitos en determinados temas, y es por eso que el SDVI me ha parecido una herramienta tan valiosa”, asegura la profesora Ana María.

Este sistema es alimentado por maestras, maestros y coordinadores de los colegios oficiales para consolidar reportes acerca del proceso de desarrollo de cada niña y cada niño, el grupal y de algunos aspectos contextuales que pueden estar impactando este desarrollo.

“El sistema me hace unas preguntas dependiendo del rango etario de cada niño, donde se establece el nivel desarrollo en el que está. Por ejemplo, si puede hacer dos movimientos al mismo tiempo, si los hace bien, si establece hábitos, si sigue las normas, cómo es la relación con sus papás y más cosas que me permiten entender por qué el niño actúa de determinada manera, por qué se le dificultan algunas cosas o por qué es capaz de hacer otras. A partir de esas diferencias yo establezco mi trabajo”, explica la profesora Ana María.

Los docentes y también los rectores, coordinadores y familias realizan este ejercicio con el fin de conocer la percepción de todos aquellos que participan en el cuidado y educación de las niñas y niños.

En este sentido, Lilias Flórez, líder del proyecto de Educación Inicial de la Secretaría de Educación del Distrito, asegura que “para Bogotá, la atención integral a la primera infancia no solo es una política, es un principio que debe irradiar cada uno de los aspectos y decisiones de gobierno. Por eso, involucrar a todos los actores que hacen parte de los procesos formativos de las niñas y los niños es una prioridad para brindarles un futuro feliz con una educación de calidad que les dote de herramientas para alcanzar sus sueños”.

Involucrar a las familias y hacer uso de las tecnologías de la información para el desarrollo de herramientas como el SVDI, son las características que más destaca la profesora Ana María, para quien estos dos elementos revisten de gran importancia.

“Uno de los grandes aciertos de esta experiencia es el trabajo con las mamitas y los papitos porque la escuela y los docentes no son los únicos responsables de la formación de los niños.

Si los padres de familia no se involucran en estos procesos, es más complejo lograr mejores resultados en los niños – comenta la profe Ana María-. También aplaudo el uso de las tecnologías porque, a diferencia de muchas otras estrategias, el SVDI es una plataforma online, lo que va a permitir que la información no se pierda o quede archivada y olvidada en una carpeta”.

Actualmente el SVDI se encuentra en la primera fase de implementación donde se tomó una muestra de 68 colegios con 580 docentes de educación inicial. Este proceso se viene realizando en convenio con la Fundación Centro Internacional de Educación y Desarrollo Humano (Cinde) y la Universidad de los Andes quienes realizan procesos de sensibilización y cualificación de los agentes educativos, así como la aplicación de la herramienta y los ajustes de la misma.

La información generada será circulada a los diferentes usuarios entre los que se contemplan maestras y maestros, familias, directores y coordinadores de instituciones educativas, diseñadores y operadores de políticas públicas entre otros.

“Para inicios del próximo año tendremos el análisis y resultados de esta primera fase de implementación, con la que esperamos ajustar el instrumento y ampliar la utilización del mismo en las instituciones educativas donde se atiende a la primera infancia para así continuar mejorando y fortaleciendo las prácticas pedagógicas que nos permitan brindar una educación de calidad”, explica Lilias Flórez.

A la par de esta herramienta, también está en marcha el 'Sistema de seguimiento niño a niño’ para verificar el cumplimiento de la Ruta Integral de Atenciones a la Primera Infancia. Política distrital con la que Bogotá es líder en la implementación de la Ley ‘De Cero a Siempre, ofreciendo 28 atenciones priorizadas a las niñas y niños desde su gestación hasta los 5 años y 11 meses en un trabajo intersectorial en el que participan las secretarías de Educación, Integración Social, Salud y Cultura, Recreación y Deporte y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

El timbre para salir a descanso suena con fuerza en el colegio Paulo VI y los pequeños estudiantes de transición salen de prisa para jugar, correr y divertirse. Por su parte, la profesora Ana María termina de subir la información a la plataforma del SVDI, convencida de que este sencillo proceso será de gran ayuda para otras maestras y maestros quienes, como ella, se levantan todos los días para dar lo mejor de sí por sus estudiantes.

Lea el contenido completo en la Secretaría de Educación de Bogotá

Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Ángel Yesid Torres Bohórquez
Gran Maestro Premio Compartir 2014
Diseñando artefactos para resolver problemas de la vida cotidiana los estudiantes desarrollan su creatividad, su pensamiento tecnológico y aprenden el valor del trabajo en equipo.