Usted está aquí

Docentes de la ruralidad bogotana se formaron en realidad virtual y aumentada

39 profes sumaron esfuerzos para crear proyectos que vinculen las nuevas tecnologías en las aulas y beneficien a toda la comunidad educativa.

Octubre 12, 2018

“Es un recorrido virtual por épocas literarias y hechos históricos de Colombia y el mundo, que se transforma en cuestión de segundos a través de la manipulación de una tableta e incluye personajes que dan datos curiosos y desafían a los estudiantes para que resuelvan sus dudas sobre los temas que les están contado”.

De esta manera, Andrea Suavita Ramírez, docente de español del colegio El Destino de Usme, explica de qué trata el proyecto de realidad aumentada que creó junto con los profesores de sociales y con el que espera generar más interactividad en el aula para motivar a sus niñas y niños.

La idea de Suavita y sus colegas fue una de las que 39 maestras y maestros de la Bogotá rural llevaron a la práctica gracias al piloto de ‘Innovadores pedagógicos’, un programa de formación liderado por la Secretaría de Educación del Distrito que busca resignificar las experiencias de aula mediante la implementación de las Tecnologías de Empatía (realidad virtual, realidad aumentada, contenido 360º, programación tangible, dispositivos conectados y programación web).

Por primera vez, los docentes que le apuestan a la educación en la ruralidad, en pleno corazón de los cerros orientales de la ciudad, se capacitaron en realidad aumentada durante cuatro meses. Con la orientación de un capacitador de la empresa Critertec crearon múltiples experiencias que hacen posible que un entorno físico-real sea amplificado mediante un artefacto digital y muestre imágenes, videos, audios y hasta animaciones.

Innovar en la escuela rural, “hombro a hombro” sí es posible

‘Innovadores pedagógicos’ se desarrolla en el marco del Ecosistema Distrital de Innovación, una apuesta del gobierno ‘Bogotá Mejor para Todos’ para reconocer a maestras, maestros y directivos docentes como líderes de la transformación educativa.

De acuerdo con María Dolores Cáceres, directora (e) de Formación de Docentes e Innovaciones Pedagógicas, entre 2017 y 2018 este proceso ha beneficiado a 403 participantes. Y, sin duda, continuará llegando a más instituciones del Distrito.

“La Secretaría de Educación del Distrito se ha propuesto el reto de avanzar en el desarrollo de estrategias de formación permanente para atender a las instituciones educativas rurales, a partir del reconocimiento de sus contextos y necesidades particulares.  Es muy alentador ver que entre ustedes hay un compromiso de equipo: tutores, rectores, coordinadores y docentes pusieron todo de su parte para que ahora se vean los resultados. La idea es continuar con más fases de este proceso y seguir abriendo oportunidades en la ruralidad”, aseguró antes de entregar los certificados de participación.

El proceso de capacitación en el colegio El Destino inició con un acercamiento a las experiencias que han vivido otras ciudades y países con estas tecnologías. Luego, los docentes de áreas como matemáticas, ciencias, sociales y español usaron herramientas como ‘Euforia’ y ‘Unity’, sus aliados para construir nuevos ambientes de aprendizaje.

“Varias áreas de la institución nos articulamos para mostrar el trabajo de explotación ovina que desarrollamos. Creamos personajes que cuentan cómo funciona y cómo nos beneficia en el sector. El estar trabajando con solidaridad, hombro a hombro, nos hizo aumentar nuestros conocimientos para hacer realidad nuestras ideas en conjunto”, señaló Miguel Villamil sobre su proyecto ‘Granja Pedagógica’.

‘Innovadores pedagógicos’ también involucró a los estudiantes. Edison Vargas, de grado 8°, es monitor del Plan Saber Digital en El Destino. Junto con uno de sus mejores amigos, tuvo la oportunidad de crear el juego ‘Salvando el páramo’.

“Comencé ayudándole a la profe de informática con los computadores, tabletas y cables. Me generó interés y quise profundizar con un proyecto que les enseña a los habitantes de esta zona de la ciudad cuál es la importancia del páramo de Sumapaz”, cuenta Edison.

Lo ideal, es que el tipo de experiencias que vivieron los docentes y estudiantes sean un referente para otros colegios del Distrito. Así lo agrega Carol Mondragón Sierra, directora de Ciencias, Tecnologías y Medios Educativos de la entidad.

“Entendiendo que los colegios tienen sus propias identidades y proyectos, queremos ser facilitadores para que cada institución cuente con los pilares de calidad por los que trabaja la Secretaría de Educación del Distrito. Aquí aprendemos más de ustedes, hay docentes empoderados que transforman sus colegios, que son el centro de la comunidad. Eso es precisamente lo que queremos ver en todas nuestras instituciones educativas, un lugar en el que no solo las niñas y niños aprenden, sino un centro que incide en las familias y los entornos”.

Este fue un pequeño paso de los muchos que le esperan al colegio El Destino. Su comunidad está segura de que la formación docente les abre puertas a los jóvenes que quieren prepararse para brindarles nuevos conocimientos a su territorio.

“Esperamos que surjan nuevos espacios de capacitación, para hacer nuestra labor cada vez más placentera para los docentes y los estudiantes. ‘Innovadores pedagógicos’ es una oportunidad para demostrarles a los muchachos que vale la pena soñar. Además, seguramente otros colegios van a decir, si se puedo en El Destino aquí también se podrá”, concluye Hermes Reina, rector de la institución educativa.

Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Nancy Palacios Mena
Gran Maestra 2015
Quienes hemos estado cerca de procesos educativos somos conscientes de la importancia de la innovación y de la necesidad imperiosa de dejar atrás la forma tradicional de enseñar