Usted está aquí

‘Ecología, Turismo y Aventura’, un proyecto educativo extremo en Usme

Lo que comenzó como un complemento educativo, es ahora una cultura de vida para los estudiantes en esta localidad de Bogotá.

Diciembre 22, 2015

En medio de las calles y los edificios de cemento, los trancones diarios y las vías congestionadas de Bogotá, existe una ciudad diferente: con ríos cristalinos, montañas espesas y escenarios de ensueño para practicar deportes extremos y experimentar altas dosis de adrenalina. De la mano de 75 estudiantes del colegio Las Violetas - Gabriel García Márquez, se puede conocer la otra cara de la capital colombiana.

Con sus cascos bien puestos, los invitados de esta jornada siguen todas las indicaciones. Ordenadamente, el grupo comienza su recorrido subiendo por el camino que los lleva a la carretera principal, conocida por todos los del barrio como la antigua vía Villavicencio. Conforme se va subiendo, el punto de partida se va convirtiendo en un pequeño punto de cemento enclavado en lo bajo de la montaña.

De esto se trata ‘Ecología, Turismo y Aventura’, un proyecto que desde el 2006 les ha enseñado a los estudiantes del colegio Las Violetas – Gabriel García Márquez a apropiarse de su territorio, y de paso invita a niños y jóvenes de la capital a descubrir ‘la otra Bogotá. (Lea: Ecología desde el aire)

Una ‘eco pedagogía’ para vivir mejor

Hace ya nueve años aquí en el colegio durante el desarrollo de una de las clases de ciencias naturales con el grado noveno, le pregunté a los estudiantes ‘¿qué tenemos?’, y ellos me dijeron, ‘nada, aquí solo hay matas, montañas y agua’. Fue en ese momento que vi la necesidad de que ellos aprendieran a conocer su entorno para que empezaran a valorarlo”, expresa Gustavo Moreno, docente creador del proyecto.

Con más ganas que recursos, este licenciado en biología y química empezó a explorar con sus estudiantes el territorio que los rodea y, mientras lo iban descubriendo, él aprovechaba para enseñarles sobre medio ambiente, geología de los cerros orientales e historia de los barrios aledaños al colegio.

De este ejercicio, que él llama “una eco pedagogía para vivir mejor”, todos sus estudiantes se contagiaron, y empezaron a entender desde la práctica, lo afortunados que eran de vivir en un lugar como Las Violetas. (Lea: El ‘chip’ ecológico desde el aula de clase)

“A veces uno piensa que el sur solo tiene cosas malas, pero los profesores del proyecto nos han enseñado a mirar de una manera diferente todo lo que nos rodea. Lo más importante es que descubrimos la importancia de cuidar el medio ambiente, en especial el agua, que aquí tenemos por montones, pero que no cuidamos. Eso es lo que trato de mostrarles a los chicos que vienen a hacer estos recorridos”, comenta Talía, una de las 75 estudiantes que hace parte de la última camada de este proyecto, que en lo largo de toda su historia ha vinculado a más de 450 alumnos de grado sexto a grado once.

Gracias al gran impacto que ‘Ecología, Turismo y Aventura’ ha tenido dentro de esta comunidad educativa, ahora es parte vital del Proyecto Ambiental Escolar – PRAE-, de esta institución educativa, y se ha convertido en uno de los centros de interés de profundización de los aprendizajes de la Jornada Completa de Bogotá.

“Me involucré en el proyecto porque vi en la propuesta muchas potencialidades para el desarrollo de mi área, particularmente por el contexto social y geográfico que envuelve esta comunidad. Desde que ingresé a la institución tenía la idea de desarrollar actividades en la naturaleza, deportes de aventura y otros relacionados, y este proyecto me ha dado esta oportunidad, que es única”, comenta el docente Fredy, quien enseña a los estudiantes todo lo relacionado con la quinestésica, normas de seguridad, nudos y manejo de los equipos para realizar rappel.

De esta forma, la educación y el entretenimiento se mezclan en un vaivén formativo en el que los niños y jóvenes no solo encuentran un espacio para desatar la adrenalina, sino que cuentan con una enseñanza experiencial.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Comunicador social y periodista.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Henry Alberto Berrio Zapata
Gran Maestro Premio Compartir 2007
Empaqué en el equipaje de viaje de los estudiantes la herramienta más importante para cualquier destino: los argumentos.