Usted está aquí

El foro, espacio público de diálogo filosófico

Centrar los esfuerzos pedagógicos en busca de reivindicar el espacio de la filosofía en los currículos educativos y especialmente en la formación personal de sus alumnos

Mayo 5, 2015

 

César Oswaldo Huérfano Guevara
Filosofía, grado 9° a 11°
Institución Educativa Comfandi Yumbo
Yumbo, Cauca

“Para mí no hay mayor motivación que ver a mis estudiantes entusiasmados por hacer filosofía, sobre todo en un país como Colombia”. Este testimonio resume la intención de la propuesta pedagógica del maestro César Huérfano, quien buscó reivindicar el espacio de la filosofía en los currículos educativos y especialmente en la formación personal de sus alumnos. Consternado con que los procesos de estandarización han relegado esta disciplina a un segundo plano, el maestro se propuso crear espacios para abrir el ejercicio filosófico en sus justas dimensiones y renovar su valor pedagógico.

La iniciativa se gestó en las aulas de los cursos de filosofía, donde propuso a sus alumnos temas de reflexión relacionados con la temática curricular, pero cercanos a sus necesidades particulares. Viendo la rápida acogida del ejercicio, el maestro entendió la disposición de los jóvenes de comunicarse en la esfera pública y de apropiarse de la reflexión de sus temas de interés. Esto lo llevó a enfocarse en la subjetivación del ejercicio filosófico, instaurando el foro como espacio de encuentro con el saber del otro. Pronto, los foros locales se tornaron en interinstitucionales donde participaron estudiantes de diversos colegios de la región, coordinados conjuntamente con autoridades de Comfandi, el municipio de Yumbo y la Universidad del Valle, entre otras entidades.

"Aquí, los estudiantes desarrollaron un conjunto de habilidades, ajenas a la práctica pedagógica usual, que abarcaron, entre otras cosas, la moderación de las mesas, el diálogo argumentativo con otros interlocutores igual de preparados, la formulación de síntesis sobre las discusiones, la revisión bibliográfica, relatoría de debates, etc.”.

La metodología del proyecto se basó, en un principio, en acompañar el proceso de lectoescritura de los estudiantes y en la implementación de las TIC para fomentar la sustentación y retroalimentación conjunta en el aula. Ahora bien, el maestro luego recopiló las cuestiones problematizantes más arraigadas a nivel vital y extracurricular presentes en sus textos y las postuló para su discusión en los foros interinstitucionales. Aquí, los estudiantes desarrollaron un conjunto de habilidades, ajenas a la práctica pedagógica usual, que abarcaron, entre otras cosas, la moderación de las mesas, el diálogo argumentativo con otros interlocutores igual de preparados, la formulación de síntesis sobre las discusiones, la revisión bibliográfica, relatoría de debates, etc. Aún más, terminado el foro, los estudiantes llevaron a cabo una autoevaluación, reafirmando su autonomía y apropiación del proceso, no solo a nivel exclusivamente filosófico, sino metodológico.

Dentro de los logros de la estrategia, el docente rescata la expansión y apropiación de su propuesta en otras instituciones educativas del municipio, que en un periodo de cinco años han aumentado de cinco a diez y ocho instituciones, y su incorporación en la política de calidad de la Secretaria de Educación Distrital. También, la formación de semilleros filosóficos y el compromiso participativo de los egresados del colegio en el proyecto. Ahora bien, lo que más atesora es ver que las semillas de reflexión sembradas en sus alumnos han germinado, convirtiéndolos hoy en “pares filosóficos”.

 

 

 

 

Escrito por
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Nancy Palacios Mena
Gran Maestra 2015
Quienes hemos estado cerca de procesos educativos somos conscientes de la importancia de la innovación y de la necesidad imperiosa de dejar atrás la forma tradicional de enseñar