Usted está aquí

Es necesaria la acción en la educación: estudio FSDR

El nuevo Informe sobre el Financiamiento para el Desarrollo Sostenible de 2019 argumenta que “se necesita acción en todos los ámbitos”, incluyendo en la educación

Mayo 28, 2019

El Informe sobre el Financiamiento para el Desarrollo Sostenible de 2019 (FSDR, por sus siglas en inglés) del Grupo de Trabajo Interinstitucional, cuya cuarta edición fue publicada hoy, analiza el panorama de financiamiento mundial para hacerles algunas recomendaciones a los gobiernos. El informe hace especial hincapié en los cinco Objetivos de Desarrollo Sostenible que se revisarán en el Foro Político de Alto Nivel este mes de julio, en el cual se incluye el objetivo educativo, ODS 4.

Antes de las Reuniones de Primavera del Banco Mundial, el FMI (Fondo Monetario Internacional) y el Foro ECOSOC [1] de las Naciones Unidas sobre Financiación para el Desarrollo, el FSDR de 2019 el cual se realizó en la Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el desarrollo en 2015 (conocida como la Agenda de Acción de Addis Abeba) evalúa el contexto macroeconómico global y el progreso hacia el compromiso de establecer marcos nacionales de financiamiento integrado. Discute las siete áreas de acción de la Agenda, que van desde recursos públicos nacionales hasta la cooperación internacional para el desarrollo.

El FSDR de 2019 hace un gran énfasis en la brecha financiera en la educación utilizando nuestro Documento de política de 2015, ya que los países en vía de desarrollo deben aumentar tres veces más su gasto anual en educación para lograr una educación preescolar, primaria y secundaria universal. El FMI utilizó estos cálculos para demostrar que los ODS en educación, salud, vías, electricidad, agua y saneamiento de al menos 155 países en vía de desarrollo requieren un gasto adicional de 2.6 billones de dólares para el 2030.

También nos complace ver que el FSDR de 2019 adopta la perspectiva del Informe GEM respecto al análisis de las tres fuentes de financiamiento que pueden llenar este vacío: los gobiernos, los hogares y los donantes.

Los gobiernos representan ocho de cada diez dólares gastados en educación

El gasto gubernamental en educación es, por mucho, la fuente de financiación más importante, ya que representa aproximadamente 8 de cada 10 dólares gastados. Los países de más bajos ingresos le dan más prioridad a la educación en su gasto público, no obstante, esto aún se traduce a un gasto mucho más pequeño por estudiante: menos de 200 dólares anuales por estudiante de escuela primaria en los países de bajos ingresos, en comparación con alrededor de 8.000 dólares en los países de altos ingresos.

Asimismo, la publicación de hoy retoma el mensaje que hemos estado promoviendo durante muchos años, el cual habla sobre la gran parte de las facturas que los hogares deben recoger por el aporte para la educación. En algunos de los países en vía de desarrollo, los hogares representan más de la mitad de los gastos totales, comparado con menos del 15% en la mayoría de los países desarrollados. En Uganda los hogares representan el 63% del gasto total en educación del país. El gasto de los hogares simboliza una proporción significativa en algunos países de ingresos medios, como El Salvador (50%), Indonesia (49%) y Perú (45%).

Esta barrera de precios puede ser demasiado para las personas de bajos ingresos, por lo que requiere un replanteamiento. El Informe GEM de 2020 analizará la inclusión en la educación, centrando su atención en cómo el financiamiento puede ser más equitativo. La publicación de hoy presenta el caso de Chile, el cual emprendió una amplia reforma de su sistema tributario en el 2014 para aumentar permanentemente el gasto público en educación, especialmente a nivel de educación superior.

El FSDR de 2019 también analiza la importancia de las remesas que envían los trabajadores migrantes a sus hogares como aporte para la educación. Nuestro último Informe demostró el potencial que tienen estas remesas para generar un impacto aún mayor en el financiamiento educativo: reducir los costos de transacción de las remesas del 7.1% al 3% recomendado de los ODS proporcionaría 1.000 millones de dólares para la educación. La recomendación de nuestro informe está alineada a la publicación de hoy, la cual reclama mejores iniciativas de educación financiera para los migrantes y sus familias. Esto podría hacer mucho para mejorar su comprensión sobre los canales y costos de las remesas, incluidos los tipos de cambio y las tarifas. Hasta la fecha, menos de un tercio de los adultos tienen conocimientos financieros en los principales países receptores de remesas.

La proporción de ayuda que va a los países de más bajos recursos decrece

El FSDR de 2019 destaca que el desarrollo para la educación se ha estancado desde el 2009 en aproximadamente 11.000 millones a 13.000 millones de dólares por año, duplicandose así a principios de la década del 2000. La participación asignada a los países en vía de desarrollo se redujo desde un 47% en el 2004 a un 34% en el 2016, citando las cifras del informe GEM. La última versión de este documento de política anual que informa sobre las cifras del 2017 sobre el apoyo a la educación debe presentarse el próximo mes.

El FSDR de 2019 hace referencia a la propuesta: “Facilidad Financiera Internacional para la Educación”, la cual describe que “es difícil para algunos países, especialmente debido al reciente aumento de la carga de la deuda”. Se advierte que un sistema educativo financiado por la deuda puede ser riesgoso para la educación, el cual observa cómo los rendimientos de la inversión se materializan solo a largo plazo. Adicionalmente, pide a los donantes que mejoren la coordinación entre los diferentes mecanismos internacionales de financiación para evitar la duplicación y la fragmentación.

Por último, la publicación analiza el desafío de mejorar la disponibilidad de datos educativos desagregados, nacionales y seguros. El Instituto de Estadísticas de la UNESCO (UIS, por sus siglas en inglés) se destaca por su trabajo relacionado con los sistemas estadísticos nacionales para brindar apoyo en el desarrollo de la capacidad estadística, incluida la definición de una Estrategia Nacional para el Desarrollo de Estadísticas de la Educación en pro de mejorar los datos educativos nacionales. Pero la recopilación de los datos necesarios para la Agenda de Desarrollo Sostenible exige que la proporción actual de estadísticas en la ayuda total se duplique desde 0,33% al 0,70%.

Un financiamiento más efectivo e inclusivo es el nombre del juego para el éxito en el logro de nuestro objetivo educativo. Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, advierte en su prólogo que "La confianza en el propio sistema multilateral se está erosionando, en parte porque no estamos ofreciendo un crecimiento inclusivo y sostenible para todos". Entonces el reto es claro. Y ahora debemos cumplirlo.

 

Fuente: World Education Blog
Traducción: Camila Andrea Martínez
Autor: Informe GEM

 



[1] El Consejo Económico y Social de las naciones unidas

 


Imagen Photo by bill wegener on Unsplash

Escrito por
El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Informe GEM) es un informe anual independiente, acreditado y de base empírica que publica la UNESCO.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Jaqueline Cruz Huertas
Gran Maestra Premio Compartir 2000
Es necesario entablar una amistad verdadera entre los números y los alumnos, presentando las matemáticas como parte importante de sus vidas.