Usted está aquí

Estudiantes de Bosa llevarán su robot velocista a México y Rumania

Tras ganarle a Japón en Bogotá, Sneider y Santiago se preparan para representar al colegio Fernando Mazuera Villegas y al Sena. ¡Estos pilos de la educación oficial van por mucho más!

Mayo 21, 2019

Sneider Contreras Escobar y Santiago Neuta Jaspe siempre han sacado las mejores calificaciones en matemáticas, de hecho, quieren estudiar Mecatrónica y Electricidad, respectivamente. Lo que nunca se imaginaron estos estudiantes del colegio Fernando Mazuera Villegas, de Bosa, es que esta habilidad, sumada a su creatividad y paciencia, los llevaría a ganarle a Japón en un torneo de robótica y, posteriormente, a empacar maletas para salir por primera vez de Colombia.

“Ninguno de mis familiares ha viajado a otro país, es una sensación muy bonita saber que voy a ser el primero. Espero representar muy bien a mi colegio, al Sena, a la localidad y a Colombia”, expresa este Sneider, de 16 años.

La sonrisa que esboza este estudiante al hablar de esta experiencia no es para menos. Junto a su compañero Santiago, viajará el próximo 19 de septiembre a Morelos (México), para participar en el Robotic Rumble Fest, y el 31 de octubre a Rumania, para el RoboChallenge, en la universidad Politehnica.

Estos viajes son fruto de un trabajo comprometido y constante, que se desarrolló en jornada extendida, un proyecto creado con el objetivo de impulsar mayores oportunidades de aprendizaje para los niños y jóvenes de la ciudad mediante ambientes de aprendizaje innovadores. Cabe destacar que esta estrategia del uso del tiempo escolar beneficia en la actualidad a 281.691 estudiantes de 305 colegios oficiales de las 20 localidades.

Santiago, por su parte, dice sin titubear lo siguiente: “Hasta el momento, esta es la experiencia más importante de mi vida, porque me ha llenado de felicidad y he tenido la oportunidad de explotar mi ingenio y mi inteligencia”.

El contacto de estos estudiantes de 9.º con la robótica inició hace más o menos un año, cuando ingresaron a un semillero en el Tecnoparque del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) de Cazucá, en Soacha. Allí fue donde empezaron a diseñar e implementar un robot velocista a través de la plataforma Arduino.

Después de unos cinco meses, Sneider y Santiago crearon un prototipo que recorre una pista de línea negra sobre fondo blanco gracias a sensores y al programador Pololu Orangutan, y es capaz de trasladar un pimpón en una caja y depositarlo al final del trayecto.

Con esta idea, los adolescentes participaron en el VI Megatorneo Internacional de Robótica —Runibot—, en el cual vencieron a Japón, obtuvieron el primer lugar de la competencia y se llevaron a casa una invitación para llevar su idea a otras latitudes.

“Hubo momentos frustrantes, pero nuestra convicción y el amor por la robótica nos llevaron a solucionar cada problema que se presentaba. Mi mensaje para mis compañeros es que estudien, que siempre piensen en el futuro y busquen oportunidades”, señala Santiago, de 15 años.

La educación oficial de Bogotá es cuna de talentos

Félix Édinson Ángel es el rector del colegio Fernando Mazuera Villegas. Más allá del orgullo que siente porque sus dos estudiantes crucen fronteras para exponer sus habilidades, asegura que la institución educativa distrital que lidera está cada vez más unida y en función de la formación de calidad de todos sus niños y jóvenes.

“Aunque el colegio no había recibido ningún reconocimiento en robótica, forjamos bases sólidas en pensamiento lógico-matemático, para que los estudiantes desarrollen habilidades como las de Sneider y Santiago. Además, creemos que, si un niño está ocupado en su tiempo libre, será un niño menos en la calle y, en cambio, un niño que conseguirá mejores resultados académicos”, subraya el rector.

La anterior afirmación se evidencia en buenos resultados. El colegio Fernando Mazuera Villegas cuenta con 6500 estudiantes distribuidos en siete sedes de la localidad y en tres jornadas. Aunque hace tres años la deserción escolar era alta, el rector recuerda que, junto con su equipo de maestros, diseñó un plan de mejoramiento y reestructuración. 

Esto llevó a la institución a ser reconocida en 2018, durante la Noche de los Mejores de la Secretaría de Educación del Distrito, como el segundo colegio en bajar a cero su deserción escolar, es decir que los estudiantes que inician el año escolar permanecen en las aulas cuando este finaliza.

En el plano deportivo y musical, este colegio también ha ganado puntos. La oficina del rector Ángel conserva un espacio para los grandes trofeos dorados y plateados que estudiantes y docentes han conseguido en diversos torneos y campeonatos. Además, cuatro de estos estudiantes han sido convocados a participar en la Orquesta Filarmónica de Bogotá.

El mayor orgullo de una madre

Carolina Jaspe, mamá de Santiago Neuta, había notado “gustos” en su hijo por la robótica. Sin embargo, nunca pensó que llegaría tan lejos. Ahora, la emoción y el orgullo la llenan.

“Estos viajes son una experiencia nueva para todos, no nos esperábamos este gran logro. Este es el mayor orgullo de una madre, que sus hijos hagan lo que uno no pudo hacer”, apunta.

Para esta madre, la educación aflora todos los dones y talentos de los niños y jóvenes.No obstante, es enfática en decir que el respaldo de la familia es primordial. 

“A veces pecamos al no darles todo el apoyo que necesitan. Aunque no haya mucho tiempo, por el trabajo, hay que acompañar a nuestros hijos y brindarles tiempo de calidad”, continúa Carolina.

Faltan cuatro meses para que Sneider y Santiago vuelen alto, vuelen con un robot velocista que esperan corra más rápido que sus sueños. Están contando los días. Por ahora, estos estudiantes leen en internet sobre México y Rumania, estudian inglés y mejoran su prototipo. Quieren aprovechar la experiencia al máximo.

“Estamos reestructurando el robot. Le vamos a agregar turbinas y sensores. También será desplegable y tendrá más velocidad”, anuncia Sneider. Su mensaje para los adolescentes de su edad: “Que no se rindan. Que se esfuercen por conseguir lo que quieren, aunque haya problemas. Que le tengan amor y dedicación a todo lo que hacen”, concluye.

 

Imagen www.educacionbogota.edu.co

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Carlos Enrique Sánchez Santamaria
Gran Maestro Premio Compartir 2011
Con el apoyo de las tecnologías logré que los estudiantes convirtieran el pasado de exclusión que vivió éste municipio lazareto en un pretexto para investigar, conocer la historia y conectarnos con el mundo.