Usted está aquí

Tião Rocha: Profesor no. Educador

En todos los lugares del mundo existen personas excepcionales capaces de gestar cambios, proponer soluciones innovadoras e inspirar la vida de miles de personas. Tião Rocha, es una de ellas.

Febrero 6, 2016

En todos los lugares del mundo existen personas excepcionales capaces de gestar cambios, proponer soluciones innovadoras e inspirar la vida de miles de personas. Tião Rocha, es una de ellas. Brasileño, antropólogo por formación académica, educador popular por opción política y folclorista por necesidad.  Es el creador de la “pedagogía de la rueda” y el fundador  del Centro Popular de Cultura y Desarrollo (CDPCD). Ha sido reconocido en su país como el Personaje más sorprendente del año en el 2009 y como Emprendedor social en el 2007 entre otros reconocimientos.

Por eso pienso que la formación de un educador debería preparar al individuo para ser un aprendiz permanente, con una capacidad de oír y de aprender de una forma generosa e intensa. Cuando conseguimos despertar en las personas que todos tenemos ese potencial de educador, percibimos que es posible hacer esto en escala mayor.

A partir de la entrevista realizada por el Portal Pro Niño de Fundación Telefónica Brasil a continuación se destacan apartes de la misma que dan visión de su enfoque y mirada sobre la educación.

Concepción de educación

“Para que exista educación de verdad e integral, tenemos que pensar más allá de los muros de la escuela, más allá de las necesidades del mercado y más allá del contenido preformateado. Tenemos que pensar en otras formas de aprendizaje y no sólo en “enseñanza”, por eso la llamada educación no formal está fuera del molde, pues se aprende y se enseña otras “cosas” relacionadas al día-día, a la ciudadanía, a la ética, a la calle, a la casa, a la solidaridad al trabajo, a la iglesia, a las relaciones sociales, a la vida social activa. Si pensamos en la educación integral en el sentido pleno, va más allá de la escuela, ya que esta sola no consigue, ni puede y ni debería querer dar cuenta de todo, de la complejidad que es la vida de hoy. Necesitamos construir más espacios y tiempos de aprendizajes y de humanidad, y por tanto, de educación”.

De profesor a educador

“Tengo formación en historia y antropología. Fui profesor durante mucho tiempo. (…) En determinado momento, alrededor de 1982, era profesor en la Universidad Federal de Ouro Preto (UFOP-MG) y me di cuenta que no quería más ser profesor. “Ahora quiero ser educador” decía y comencé a hablar con mis colegas, mas ellos respondían que los dos eran la misma cosa, sinónimos, con el mismo salario y la misma resistencia. Pero yo decía que no, que eran cosas diferentes. Ellos preguntaban cual era la diferencia y yo hablaba: “Profesor es aquel que enseña y el educador es aquel que aprende”.

La formación deseada para un educador

Ser educados es uno de los fines de nuestra vida, ya que vinimos al mundo y tenemos poco tiempo aquí (…). Somos inquilinos (no propietarios del mundo) y estamos aquí de paso y ¿para qué? Ser educados para ser libres, felices y estar sanos, pienso. Por eso creo que la educación es el fin (y no el medio) y el educador es aquel que crea las condiciones para que las personas aprendan todo y en todo momento. Educador es aquel que posibilita a las personas el aprendizaje para la realización plena de todo el potencial humano que traemos y construimos. … Por eso pienso que la formación de un educador debería preparar al individuo para ser un aprendiz permanente, con una capacidad de oír y de aprender de una forma generosa e intensa. Cuando conseguimos despertar en las personas que todos tenemos ese potencial de educador, percibimos que es posible hacer esto en escala mayor.

La tecnología y el Internet

Cualquiera que sea la tecnología, ella será siempre un instrumento al servicio de nuestra humanidad y si es bien utilizada puede ser muy provechosa. El acceso a la información por Internet posibilita la transformación de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) en tecnologías del aprendizaje y convivencia (TAC). Esto es que es la persona quien lo hace y no el computador. El niño con la capacidad de transformar lo que lee, y eso sirve para todos y para cualquier medio, como la televisión, el Internet, otras lenguajes, los libros y todas las pedagogías. Las TIC deben estar siempre a disposición de las TAC.

*  Lea la entrevista completa en: www.cpcd.org.br/portfolio/educador-e-aquele-que-aprende/

Escrito por
Asesor Fundación Compartir
Promedio: 5 (2 votos)
Estadísticas: .
Irma María Arévalo González
Gran Maestro Premio Compartir 2002
Ofrezco a cada uno de los alumnos un lápiz mágico y los invito a escribir su propia historia enmarcada en los cuentos y leyendas de su cultura indígena.