Usted está aquí

Valorar el ser y la vida: un primer paso para construir esperanza

El proyecto sobre manejo de diversidad, etnoeducación, interculturalidad y valores a partir de la promoción del auto reconocimiento.

Febrero 2, 2015

Lucelly Palacio Nagupe es maestra de Lengua Castellana y Ética de la Institución Educativa América, durante 15 años ha trabajado con población desplazada y es líder en proyectos de afrocolombianidad en la universidad de Antioquia.

En esta entrevista relata cómo maneja uno de los mayores retos de su vida como docente: motivar, orientar y proveer de esperanza a los niños de las Comunas 12 y 13 de Medellín.

La institución Educativa américa está ubicada en la comuna 12 de Medellín, por su cercanía a la comuna 13 también alberga a los estudiantes de este sector, conformado por barrios de los estratos 0 a 3.

Entre los barrios de donde proceden los estudiantes se encuentran: San Javier, Veinte de Julio, Belencito, Betania, El corazón, Las Independencias y El Salado, entre otros, la mayoría de sus habitantes provienen de Urabá y Chocó las comunas 12 y 13, durante años, se han configurado como áreas conflictivas, prosperan desde grupos insurgentes como las farc, el ELN y los paramilitares, hasta bandas criminales que luchan por el control del territorio. Varias operaciones militares se han llevado a cabo (operación Mariscal- operación orión) para restablecer la autoridad, pero todavía estos lugares se perfilan como zonas inestables, persisten guerras internas entre mafias por el tráfico de drogas y siguen latentes los enfrentamientos entre pandillas.

El actual conflicto que afronta la Comuna 13 incide en la forma como los estudiantes se relacionan con el entorno y exige del maestro mucha sensibilidad ante sus necesidades. En ese orden de ideas, ¿cómo se aproxima usted a sus estudiantes?
Durante 15 años he sido maestra de estudiantes de las comunas 12 y 13, zonas muy conflictivas de Medellín. por la coyuntura y el contexto que se vive en este sector, he tenido que ser muy creativa como docente. Me aproximo a los estudiantes escuchando sus problemas y soy sensible frente a sus vivencias para crear aprendizajes significativos que estimulen sus deseos de superación y sus ganas de salir adelante, la mayoría de mis alumnos son víctimas de la violencia en sus barrios y en sus hogares; otros, forman parte de algunas pandillas y corren el riesgo de abandonar la institución.

Es allí donde el espacio escolar se convierte, para los jóvenes, en un laboratorio de ideas y estrategias que contribuyen a la realización personal y al logro de sus sueños. otro elemento fundamental que pongo en práctica dentro de las aulas es la creación de un ambiente de confianza que permita a los jóvenes sentirse cómodos en los diferentes espacios académicos. Este escenario les ayuda a superar el miedo y a tener una vida esperanzadora desde una lectura crítica y un análisis de su realidad. de esta manera la educación se convierte ante ellos en una prioridad para su superación.

¿Cómo trabaja con ellos su autoestima?
Yo promuevo y fortalezco la autoestima en mis estudiantes de manera permanente, porque pienso que es un punto esencial para su desarrollo académico y personal. El proyecto que manejo de diversidad, etno educación, interculturalidad y valores promueve el autoreconocimiento; ayuda a crear personas más seguras de sí mismas y a aceptar las diferencias como parte de la convivencia entre seres diversos que gozan de los mismos derechos. En otras ocasiones, cuando los estudiantes requieren mayor atención, hago uso de los convenios interinstitucionales para la remisión de aquellos casos que ameriten atención especializada en piscología o gestión de salud.

¿De qué manera les recuerda a sus estudiantes que son seres valiosos?
Para mí es muy importante trabajar en la construcción de sentido que los estudiantes hacen sobre su propia existencia y sobre la misión que tienen desde el momento mismo de su concepción en el vientre materno, lo cual va materializándose mediante su proceso de desarrollo y madurez académica. En este punto quiero destacar mi proyecto “Etnoeducación en Zonas de conflicto”. Es una propuesta que está dirigida a la población negra e indígena. a través de este enfoque busco el reconocimiento, la inclusión y la participación de todas las personas en los diversos es- pacios en igualdad de condiciones. Es decir, pretendo que se valore a la persona en todas sus dimensiones para mí fue de vital importancia poner en marcha este proyecto en un lugar como la comuna 13, debido a la cantidad de episodios de violencia que han dejado su marca en los estudiantes.  

¿Cuál ha sido el reto más difícil que ha afrontado como docente en esta zona?
lo más difícil que he tenido que pasar como maestra en esta zona, y que me recuerda el valor de la existencia del ser humano, fue el estado de tensión ocasionado por la operación orión en el 2002. En ese año cinco batallones del ejército, un Grupo de fuerzas Especiales urbanas (fudra), la contraguerrilla, la policía y el das sobrevolaron el colegio en helicópteros con un solo objetivo: el control de la comuna 13 para contrarrestar los grupos al margen de la ley tras la operación, los jóvenes se ausentaron de las aulas. sin embargo, lo más difícil de esa situación fue la manera como los docentes tuvimos que trabajar con a la memoria desde la cual cada estudiante registró los acontecimientos de ese día.

Ellos recordaban las balaceras, las personas y los familiares que fueron a la cárcel; los fallecidos y las viviendas afectadas por los enfrentamientos. En los días siguientes, los estudiantes recogieron los casquillos de las balas que quedaron sobre las calles, con el fin de mostrárselos a sus compañeros. prácticamente no hubo otro tema de conversación en varios días. otro de los episodios que más me ha impresionado ha sido la muerte de algunos de mis estudiantes que viven en medio de las llamadas “fronteras invisibles”. En la actualidad todavía me afecta ver sus pupitres vacíos.

Sabemos que en un contexto de guerra a veces per- sisten discursos que reafirman al sujeto como una víctima del conflicto. En ese sentido, ¿cómo lleva usted a sus estudiantes un mensaje de esperanza, sin caer en falsas promesas e ingenuidades?
En este aspecto destaco la educación como uno de los derechos más importantes para la vida y la superación personal por esta razón, el estudio se convierte en el principal generador de posibilidades y oportunidades que empoderan a los estudiantes. En otras palabras: a través del conocimiento se evita caer en la desesperanza.

Mi estrategia es llevar a cabo diversas actividades como lectura, consulta y conversatorio de historias de vida que sirvan como modelos para la superación de los estudiantes. se desarrolla también el “festival de la diversidad, identidad y talento en Valores”, el cual exalta el auto-reconocimiento, fomenta el talento de los estudiantes, promueve la confianza, estimula la sana convivencia y fortalece el reconocimiento de valores. los estudiantes en los tiempos actuales ven en la educación una salida; una forma de superación y de resistencia al conflicto.

En varias ocasiones, los enfrentamientos entre los diversos grupos armados los han obligado a irse temprano a sus camas o a refugiarse bajo ellas, con lo cual se pierden varios momentos importantes con la familia se podrían mencionar diferentes componentes de la vida familiar que se han perdido por culpa de la violencia que se vive en la comuna 13 de Medellín son momentos que todos añoran, pero el temor los ha reducido a nada más que buenos deseos.

En este punto la educación basada en valores juega un papel importante, donde la persona y la vida se convierten en los ejes fundamentales, motivacionales y esperanzadores para los estudiantes.

“Yo promuevo y fortalezco la autoestima en mis estudiantes de manera permanente, porque pienso que es un punto esencial para su desarrollo académico y personal. El proyecto que manejo de diversidad, etnoeducación, interculturalidad y valores promueve el auto reconocimiento; ayuda a crear personas más seguras de sí mismas y a aceptar las diferencias como parte de la convivencia entre seres diversos que gozan de los mismos derechos”.

¿Cuál es su mayor propósito con los estudiantes de la Comuna 13?
Mi reto como docente es ser lo suficientemente sensible frente a la problemática que viven los jóvenes. Entiendo que son personas con necesidades motivacionales que requieren de alguien que los oriente hacia un camino esperanzador, hacia una vida con sentido y hacia el logro de sus metas aunque a diario conviven con situaciones conflictivas, la idea es que los estudiantes encuentren otras posibilidades de vida que no les impida soñar.

Ellos mismos deben trazarse una ruta que les permita avanzar hacia su realización personal a través de su misión como personas, de la importancia de su proyecto de vida y de las alternativas que tienen para lograrlo.

Esto, desde luego, con el apoyo que le ofrecen sus padres, familiares y maestros. de esta manera, podrán superar los retos desde la educación tengo el ejemplo de un estudiante que está en noveno grado; es hijo de madre soltera que tiene problemas por el consumo de drogas y además ha estado presa en la cárcel.

Este alumno ha sobrevivido a enfrentamientos entre pandillas y es uno de los que considera que la educación brinda la posibilidad de romper el círculo vicioso en el que vive.

El hecho de que su mamá consuma o haya consumido sustancias psicoactivas no quiere decir que él deba correr con la misma suerte: “yo soy yo y debo superarme”, dice.

Quiero que mis estudiantes valoren la vida como principio fundamental, debido a que en este lugar, en ocasiones, no hay respeto por ella. Que pongan también en alto el lema de la institución: “ser personas nuevas, responsables y libres”. persona “nueva” con una identidad y valoración de sí mismo y de los demás; “responsable”, porque está comprometida con la práctica de valores sociales, culturales y de todos aquellos que permitan una comprensión de la diferencia, la sana convivencia y buen desempeño profesional. Y, finalmente, “libre” de todas las presiones externas y ajenas a su formación de principios y valores.

 

 


Lucelly Palacio Nagupe
Docente Institución Educativa América de Medellín.

Estudiante de Doctorado en Ciencias de la Educación:
Pedagogía, Currículo y Didáctica de la Universidad del Cauca.

Magíster en: Pedagogía, Sistema Simbólico y Diversidad Cultural de la Universidad de Antioquia.
Especialista en: Orientación y Educación Sexual de la Universidad de San Buenaventura.

Licenciada en Español y Literatura de la Universidad de Antioquía.

Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
María Del Rosario Cubides Reyes
Gran Maestra Premio Compartir 2006
Desarrollé una fórmula química que permitió a los alumnos combinar los elementos claves para fundir la ciencia con su vida cotidiana sin confundir los enlaces para su futuro.