Usted está aquí

Centros Literarios: oralidad en los jóvenes, espacio de imaginación y creación colectiva

Una experiencia que ha permitido generar en los estudiantes mundos de sueños en los cuales la lectura es ese viaje maravilloso que los lleva por caminos insospechados hacia la apropiación del mundo.

Agosto 4, 2016

Abordar el lenguaje desde el discurso permite romper la dicotomía entre la significación y  postular que la función esencial es la de establecer una comunicación con sentido, desarrollando y demostrando las habilidades adquiridas, tanto en la competencia discursiva, como en la declamación, cuentería y dramatización en la cual participan abiertamente los estudiantes, haciendo que el lenguaje sea un instrumento organizado cultural y socialmente, que a su vez permite expresar todos los conceptos, opiniones, sensaciones y sentimientos de quien los está ejecutando.

Esta oralidad se centra en propiciar el desarrollo de estrategias cognitivas que permitan de forma ágil, buscar y ubicar la información que se necesite, de acuerdo a las habilidades y gustos de los estudiantes apropiándose de ellos en un momento cultural.

Además, mostrar y desarrollar las habilidades comunicativas frente a su grupo, en donde interviene fundamentalmente el valor del respeto a la intervención propia y del otro, así como el reconocimiento de los diversos  códigos sociales y culturales lingüísticos que circulan en el mundo.

Busco que la comunicación se constituya en un espacio de reconstrucción y transformación social, en una perspectiva de fortalecer el discurso argumentativo del aprendizaje en el aula, y reconocer la diversidad de las culturas y las lenguas. Es despertar en los estudiantes la sensibilización hacia la literatura, la oratoria, el teatro y diversas piezas musicales que nos permita tener un momento de esparcimiento cultural agradable para todos viajando en un espacio de sueños y creación colectiva.

Se crean espacios de expresión, momentos de oralidad de disfrute literario conocidos como encuentros o centros Literarios, es aquí donde los estudiantes muestran otra faceta de su cotidianidad con diversos contextos para representaciones teatrales, monólogos, cuentería, expresiones artísticas, personificaciones, canto, mimos, videos, crítica oral - escrita de la obra y el autor.

Estos encuentros literarios  genera en  los estudiantes  la búsqueda de técnicas escriturales en redacción y producción textual frente a una situación determinada, para fortalecer los conocimientos teóricos adquiridos, permitido obtener logros positivos en los estudiantes que acrecientan el amor y entrega a la asignatura, la motivación permanente en la preparación y ejecución de los centros literarios.

Estos encuentros han generado un compromiso por las personas que dirigen el centro literario. Los tres estudiantes cumplen con diferentes roles, son quienes organizan la ambientación, frases relacionadas a la obra y posteriormente establecen las actividades a realizar. Durante el desarrollo de las clases se presentan las propuestas (actividades)  y se hacen las inscripciones. Los estudiantes presentan a su maestra su producción frente al contexto de la obra literaria, se realizan correcciones de escritos y  posteriormente se vuelven a revisar  hasta obtener el texto final de presentación.

El moderador es aquel que dirige todo el  proceso, va presentando cada integrante con su actividad. El relator es el estudiante encargado de evaluar aspectos positivos y negativos de la actividad literaria, resaltando las observaciones en forma individual o grupal y el secretario recopila los documentos escritos, evidencias fotográficas, videos y elabora el acta  (soporte escrito  guardado en carpeta).                                          

Los encuentros literarios los  he trabajado con estudiantes de grado noveno, décimo y undécimo teniendo en cuenta las obras literarias trabajadas en literatura latinoamericana, española y universal. Son estudiantes que se apropien de la literatura  indagando más allá de la explicación, lo que les permite crear momentos de oralidad y participación colectiva. Lo satisfactorio es que la actividad ha sido tomada por otras asignaturas del conocimiento.

El estudiante apropia el contenido literario de cada obra trabajada, se relaciona con la temática actual, su cotidianidad, sus puntos de vista, lo bueno, lo malo del libro o de los datos que han averiguado y su aplicación a la cotidianidad; el manejo de diversas técnicas escriturales, la argumentación de la obra, su expresión corporal, sus opiniones y críticas generando en ellos una oralidad clara y bien argumentada.

Los centros literarios brindan a las prácticas docentes mayor gusto por la lectura y que los profesionales del  lenguaje edifiquen excelentes oradores críticos. Los estudiantes leen por placer y no por obligación, disfrutan de las obras literarias y comparten sus vivencias con estudiantes de otros grados.

Esta experiencia ha permitido generar en los estudiantes mundos de sueños, de exquisitez literaria donde la lectura es ese viaje maravilloso que nos lleva por caminos insospechados hacia la apropiación del mundo, cabalgando sobre la imaginación y la fantasía.

Escrito por
Docente de la Institución Educativa Compartir Suba
Promedio: 5 (2 votos)
Estadísticas: .
Martial Heriberto Rosado Acosta
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Sembré una semilla en la tierra de cada estudiante para que florecieran los frutos del trabajo campesino en el campo que los vio nacer