Usted está aquí

El colegio que enfrentó riñas, adicciones y otros problemas de convivencia a través de las relaciones humanas

El proyecto ReHuSa, del colegio Jorge Eliécer Gaitán, nació en el 2015 y ha permitido resolver riñas, problemas de adicción, embarazos adolescentes y enfermedades físicas y mentales.

Mayo 17, 2022

Karen Ximena Gómez, actual estudiante de ingeniería química de la Universidad Nacional de Colombia y egresada en el 2019 del colegio Jorge Eliécer Gaitán, sufrió de depresión crónica por alrededor de 3 años. Rehusa y su institución educativa en aquel entonces se convirtieron en sus aliados para superar esta difícil situación de salud mental. 

Cristian David Ospina, sufre de fibrosis quística e ingresó al programa de Aulas Hospitalarias hace unos años. Gracias al programa Aulas Hospitalarias y al proyecto Rehusa ha podido continuar con su escolaridad y ha aprendido a manejar sus medicamentos de una manera más efectiva.

Y es que precisamente de eso se trata Rehusa. De ser una mano amiga y un importante refugio para los estudiantes, docentes y padres de familia que atraviesan difíciles momentos, tanto de salud mental, como física y emocional.

Sin embargo, Rehusa comenzó con un objetivo diferente. En el 2015, debido a la unión de las jornadas en el colegio Jorge Eliécer Gaitán, las riñas y los malentendidos entre los estudiantes se empezaron a incrementar. Fue ahí donde coordinadores y docentes decidieron buscar un programa y una forma de canalizar las energías de los estudiantes que en aquel momento se encontraban a flor de piel.

Con el pasar del tiempo, quienes tomaron la batuta de llevar a cabo el proyecto notaron que también era fundamental poner la lupa en problemáticas como el embarazo adolescente, hablar del tratamiento de adicciones y generar un diálogo al rededor de las enfermedades físicas y mentales. 

Para los jóvenes y adultos, siempre será elemental tener conocimiento de cuál es el centro de desintoxicación al que puede asistir, qué información le brindan allí y es óptimo que el alumnado conozca que tiene un espacio en el cual buscar ayuda. Por ejemplo, existen varios centros desintoxicación España y en Colombia igual. 

Han sido 3 años de mucho esfuerzo, trabajo, momentos difíciles, pero también de enormes satisfacciones y alegría al ver que estudiantes que han tenido que atravesar duras situaciones han podido, a través del proyecto y del acompañamiento de docentes, solventar sus duras situaciones. La institución ha podido disminuir los casos de embarazo adolescente, el consumo de drogas en estudiantes e, incluso, la comunidad educativa se ha convertido en un importante apoyo para estudiantes que hacen parte de las aulas hospitalarias.

Los estudiantes carecían de apoyo de sus familias. “Había mucho consumo de sustancias psicoactivas, mucha pérdida académica y llegamos a tener hasta 15 embarazos en un año”, comenta Genoveva, una de las orientadoras de grados 8º y 9º. Y fue precisamente ella, junto a otros orientadores quienes se reunieron para buscar solución a dichas problemáticas. Ahí que nació el proyecto ReHuSa (Relaciones Humanas Saludables), el oasis de la institución en el que podrían refugiarse estudiantes, docentes y padres de familia.

“Creamos el proyecto para desarrollar habilidades que favorecieran esas relaciones humanas saludables y que fueran armónicas y funcionales para promover el plan de vida y la prevención de problemáticas sociales relevantes. El colegio nos acogió el proyecto. Generamos varias estrategias para trabajar la prevención y la mitigación”, explica Genoveva.

Y el proyecto ha sido realmente efectivo. Han logrado sacar 3 ediciones de la revista escolar En familia, un espacio de crecimiento y amor donde se han plasmado historias escritas por padres de familia y por los mismos estudiantes que retratan las duras situaciones que han tenido que vivir y cómo, gracias al proyecto y a la unión escolar, han podido salir adelante.

La primera edición de la revista tenía un enfoque en las drogas y adicciones, pues la problemática se encontraba desbordada en aquel entonces. Una de las madres de familia que en el 2017 atravesaba por un difícil momento con su hijo decidió, a través de la escritura, expresar lo complejo que era lidiar con la adicción de su adolescente hijo y el dolor que esto había causado, no solo en ella, sino en quienes rodeaban a su hijo en aquel entonces.

En la segunda edición se relata, de boca de una de las estudiantes, los duros momentos que tuvo que atravesar al convertirse en mamá adolescente y el fuerte impacto que esto generó en su familia y en la de su novio en aquel entonces. De igual forma, explica que en el colegio se le dieron los elementos necesarios para saber sobrellevar las dificultades de un embarazo adolescente y cómo hoy su hija es lo más preciado que tiene.

El proyecto Rehusa busca abarcar diversas aristas con el fin de dar una solución y lograr un trabajo integral frente a las problemáticas que penden sobre las niñas, niños y jóvenes, no solo del colegio Jorge Eliécer Gaitán.

Tanto Rehusa como el colegio Jorge Eliécer Gaitán quieren dejar claro que siempre habrá soluciones, una mano amiga y un importante refugio dentro de la institución, en momentos en que el pánico puede nublar cualquier posible salida.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Comunicador social y periodista.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Martial Heriberto Rosado Acosta
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Sembré una semilla en la tierra de cada estudiante para que florecieran los frutos del trabajo campesino en el campo que los vio nacer