Usted está aquí

Maestra Vida

Para Alejandra Borrero los maestros han dejado más que conocimientos, su forma delirante de ver la vida; la manera en que muchos de ellos, con amor, compartieron su experiencia; puliendo poco a poco el inmenso talento que tiene, haciendo que la pasión por el teatro se haya transformado en su estilo de vida. Sin embargo, para Alejandra, como para muchos, su mejor y más grande maestra fue su mamá a quien le debe todo lo que es

Mayo 7, 2015

Cuando pienso en mis maestros, se me cruzan muchas, muchísimas imágenes. No sólo las del liceo, las del colegio, sino también las de los maestros de la vida.
 

Tengo recuerdos maravillosos de mi profesora de segundo de primaria, Alicia, por su buen corazón. Aparecen en mi cabeza personajes como miss Adela y mis primeras actuaciones en clase de inglés. Pocón de inglés, pero mucho amor por la actuación…
De Raquel Rey podría escribir todo un libro: profesora de sociales, historia y geografía, nos entregó el mundo con su imaginación y despertó la nuestra con su vestuario.

No puedo olvidar a mi maestro Enrique Buenaventura, con quien hice mis cuatro años de carrera. Maestro de maestros. Viejo maravilloso que nos contaba historias increíbles sobre el nacimiento de nuestro teatro.

Sin embargo, el maestro más importante para mí fue Carlos Mayolo. Generoso con su conocimiento y su experiencia. Generoso con su amor. Gran director, genio, amigo, hermano. En medio de su delirio aprendí a vivir, a actuar y a amar.

Pero sería injusta si no reconociera a mi gran maestra, a mi madre: “La más”. Con ella recibí la vida, y todo lo que soy se lo debo a ese templo de la alegría que fue mi casa.

Estoy esperando a los nuevos maestros que seguirán en mi vida.

Alejandra Borrero

 

 

Escrito por
Promedio: 5 (2 votos)
Estadísticas: .
Nancy Palacios Mena
Gran Maestra 2015
Quienes hemos estado cerca de procesos educativos somos conscientes de la importancia de la innovación y de la necesidad imperiosa de dejar atrás la forma tradicional de enseñar